jueves 02.04.2020
TEMPORAL

Cantabria inundada: ríos desbordados, vecinos evacuados y carreteras y vías de tren cortadas

La Delegación del Gobierno confirma que la UME enviará a Cantabria un dispositivo de 120 efectivos para ayudar en las inundaciones.

Cortados tramos de las N-621, N-611 y N-634 y de varias autonómicas y circulación condicionada en la A-67 en Los Corrales de Buelna.

El río Besaya, a su paso por Solvay, en Barreda (Torrelavega)
El río Besaya, a su paso por Solvay, en Barreda (Torrelavega)

Las intensas lluvias caídas anoche y la crecida de los ríos en Cantabria, sumandos a la pleamar, han provocado la evacuación, a causa de las inundaciones, de 15 vecinos de Santa Olalla –municipio de Molledo, en el valle de Iguña–, que han sido trasladados a un pabellón polideportivo de La Serna, en el municipio de Arenas de Iguña. A lo largo de la madrugada de hoy jueves también han tenido que ser desalojadas de sus viviendas dos personas en Las Fraguas –municipio de Arenas de Iguña–, atendidas por miembros de Cruz Roja; una persona en La Molina –municipio de Mazcuerras–, socorrida por bomberos del Servicio de Emergencias 112 Cantabria, y al menos otras dos han sido sacadas de su vivienda con lancha neumática, por Cruz Roja, en Carranceja, en el municipio de Reocín. Todos ellos han sido realojados con familiares. El pueblo de Barcenillas –municipio de Ruente, en el valle de Cabuérniga– también presenta riesgo de inundación, por lo que se está haciendo un estrecho seguimiento de la situación y se han preparado los medios necesarios por si hubiera que llevar a cabo su evacuación, ha informado el 112 Cantabria.

Los ríos Besaya, Saja, Pas y Asón se encuentran en nivel rojo de alerta

Se está haciendo un especial seguimiento de la evolución de los caudales de los ríos. En estos momentos, el Besaya en las estaciones de medición de Arenas de Iguña y Puente de Torres; el Saja en Puente San Miguel y Puente de Torres; el Pas en Carnadía y el Asón en Ramales y Coterillo se encuentran en nivel rojo de alerta.

Las incidencias por acumulación de agua e inundaciones se han repetido durante toda la tarde de ayer miércoles y anoche. Entre las 18:00 horas del martes y las 06:30 horas de hoy jueves, el 112 Cantabria ha gestionado 105 intervenciones, derivadas de 305 llamadas recibidas en relación con la intensa lluvia caída. Desde el inicio de este fenómeno meteorológico se han registrado 182 intervenciones y 455 llamadas al 112. Las inundaciones también mantienen cortado el tráfico ferroviario entre Cabezón de la Sal y Santander y entre Los Corrales de Buelna y Las Fraguas, trayectos que se está efectuando por carretera, y se han registrado inundaciones en el Polígono Industrial de Marrón, en el municipio de Ampuero. El 112 Cantabria ha recibido avisos de viviendas afectadas en Ruente, Vejorís, Hinojedo, Villanueva de la Peña, Molledo y Arenas de Iguña; locales y negocios inundados en Alceda y Reinosa y garajes anegados en Los Corrales de Buelna, Vega de Pas, Nestares, Molledo y Mazcuerras. Anoche la lluvia también provocó argayos en la CA-182 a su paso por Cabuérniga y Rionansa y en la N-623 a la altura de Corvera de Toranzo.

En Torrelavega “la situación se nos está yendo de las manos”, ha afirmado el concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, y ha habido que suspender el transporte escolar debido a la inundación de la zona donde se encontraban aparcados los autobuses que realizan este servicio. Respecto al estado de los ríos, el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y el concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega, han indicado que el nivel de los mismos requiere “vigilancia” por parte de Bomberos, Protección Civil y Policía Local. En concreto, hay nivel de prealerta en los puntos de medida de Torres y Puente San Miguel, mientras que el de Torrelavega es de seguimiento. De cara a las próximas horas, han indicado que hay que seguir “controlando”.

Tal y como ha avanzado la Delegación del Gobierno español en Cantabria, la UME va a enviar a Cantabria un dispositivo de 120 efectivos para ayudar en las inundaciones que se han producido en las últimas horas en la comunidad autónoma, especialmente en la zona del Saja-Besaya.

Cortada la conexión de tren con Madrid y en varios puntos de la red de Cercanías

El desprendimiento de un muro causado por el temporal que azota Cantabria a la altura de Las Caldas del Besaya ha cortado la conexión ferroviaria con Madrid. El tren afectado es el Alvia Santander-Alicante de las 07:50 horas y los viajeros que transportaba han sido trasladados por carretera entre Los Corrales y Palencia. Desde Palencia a Madrid podrán viajar en tren. Además, se han registrado varios cortes ferroviarios en distintos puntos de la red de Cercanías. Así, se ha suspendido el tráfico ferroviario entre Las Fraguas y Bárcena de Pie de Concha por las inclemencias meteorológicas y el transporte entre ambas localidades se efectúa por carretera. También está interrumpida la circulación entre Las Fraguas y Los Corrales de Buelna debido a una incidencia derivada de las condiciones meteorológicas adversas en la zona. Se ha establecido un plan alternativo de transporte por carretera para los trenes de la línea Santander-Bárcena afectados. Igualmente se ha suspendido el tráfico ferroviario entre Santa Cruz de Bezana y Cabezón de la Sal por las inclemencias meteorológicas y se ha habilitado transporte alternativo por carretera. En estos momentos se encuentra asimismo interrumpida la circulación entre las estaciones de Casar de Periedo y San Pedro de Rudagüera, de la línea de FEVE Santander-Cabezón de la Sal. Y está interrumpida la circulación en Mogro por acumulación de agua. Se ha establecido un plan alternativo de transporte por carretera para los trenes de la línea Santander-Cabezón de la Sal.

Las inundaciones que han provocado las fuertes lluvias registradas en las últimas horas en Cantabria también siguen provocando, a estas horas, circulación condicionada en la autovía A-67 a la altura de Los Corrales de Buelna y cortes totales en algunos tramos de las carreteras N-621, N-611 y N-634 y en varias autonómicas. En concreto, en la A-67, en Los Corrales de Buelna, sigue cortado, a estas horas, el carril derecho desde el kilómetro 170 hasta el 169, en sentido decreciente de la kilometración hacia Palencia, según la información de la Dirección General de Tráfico consultada por Europa Press. Además, en la N-611 las inundaciones han producido el corte total de la vía a la altura de Santa Cruz de Iguña –municipio de Molledo– desde el kilómetro 165 hasta el 168 en ambos sentidos, y también en Jaín –municipio de San Felices de Buelna–, donde la meteorología ha provocado un obstáculo fijo en el kilómetro 167,5. También está cortada al tráfico en ambos sentidos la N-634, a la altura de Casar de Periedo –municipio de Cabezón de la Sal– desde el kilómetro 240 al 242, por inundaciones. Lo mismo ocurre en la N-621 a la altura de Unquera –municipio de Val de San Vicente–, donde las inundaciones han provocado el corte de los carriles en ambos sentidos de la circulación del kilómetro 186,3 al 186,4.

En la red autonómica la meteorología también ha provocado varios cortes totales en tramos de varias carreteras. Así, por ejemplo, hay un corte por desprendimientos en la carretera CA-271, en Castillo Pedroso –municipio de Corvera de Toranzo– (kilómetro 13); por obstáculo fijo por la meteorología en la CA-182 a la altura de Carmona –municipio de Cabuérniga– (de los km 0 al 11, en ambos sentidos) y en el kilómetro 1 de la CA-685 a la altura de Rasines por las inundaciones. Este fenómeno también ha provocado cortes en la CA-283 a la altura de Ibio –municipio de Mazcuerras– entre los kilómetros 11,8 y 12 en ambos sentidos, y en la CA-185 (Potes-Fuente De) en Bárcena –municipio de Camaleño–, en la CA-233 a su paso por Arce –municipio de Piélagos– y en la CA-232 en Mogro, en el municipio de Miengo. También un obstáculo fijo por meteorología adversa mantiene interrumpida la circulación en la CA-709 en Sel de la Carrera –municipio de Luena–, igual que ocurre en la CA-180 a su paso por Ruente.

Comentarios