Miércoles 14.11.2018
EMPLEO

Cantabria lidera el descenso del paro en julio y los sindicatos apuntan a una comunidad “ligada al subsidio, la función pública y la bandeja de un camarero”

Un camarero con una bandeja
Un camarero con una bandeja

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria bajó en 2.031 personas en julio, lo que supone un 5,87% menos que en junio, la mayor caída por comunidades, en las que el desempleo bajó una media del 0,36%. Además, Cantabria fue la segunda comunidad donde más descendió el paro en términos interanuales, un 10,1%, con 3.680 parados menos que en julio de 2017, lo mismo que en Galicia y a una décima de Castilla y León (10,2%). En el conjunto del Estado se redujo un 6%. De este modo, Cantabria ha registrado 32.589 desempleados en el séptimo mes del año, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Por su parte, UGT ha afirmado que el problema del empleo es cada vez más "de calidad" y no solo de su cantidad, CCOO considera que la caída del paro en la comunidad es una "trampa numérica" y "sigue ocultando el problema de la calidad del empleo", y USO ha ido más allá, al manifestar que los datos laborales de Cantabria apuntan a una comunidad futura "ligada al subsidio, la función pública y a la bandeja de un camarero".

El paro descendió en julio en todos los sectores, pero sobre todo en servicios

En Cantabria, el paro descendió en julio en todos los sectores, pero sobre todo en servicios (-1.629), seguido por la construcción (-146), industria (-74) y agricultura (-27), además de reducirse en 155 personas el colectivo sin empleo anterior. Con todo, el sector servicios sigue aglutinando a 23.568 desempleados, seguido del colectivo sin empleo anterior (2.975), la construcción (con 2.859 parados), la industria (2.635) y la agricultura (552). Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el séptimo mes del año eran mujeres, 18.270, frente a 14.319 hombres; y 2.054 son menores de 25 años, frente a 30.535 mayores de dicha edad. Entre los mayores de 25 años, son más numerosas las mujeres (17.312 frente a 13.223 hombres), mientras que entre los menores de 25, hay más hombres (1.096 frente a 958 mujeres). Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en julio en Cantabria, 2.946 son extranjeros, 242 menos que en junio, lo que supone una reducción del -7,59%, la mayor por comunidades y superior a la media del -2,3%. En comparación con igual mes de 2017, el desempleo entre este colectivo se recortó en 224 personas, un -7%, también por encima del conjunto del país donde el descenso fue del -3,9%. La mayor parte de los extranjeros que buscan trabajo en Cantabria son de Estados extracomunitarios, 1.979 frente a 969 que proceden de la Unión Europea. Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (1.834), seguido de la construcción (295), la industria (126), y la agricultura (111). Además, 582 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

En julio se rubricaron en la comunidad 28.133 contratos, 610 más que en junio, lo que se traduce en un crecimiento del 2,2%, superior a la media estatal del 1,5%. Además, se firmaron 1.553 contratos más que en julio del año pasado, lo que supone un repunte del 5,8%, en este caso inferior al conjunto de España (8,2%). De los 28.133 contratos firmados en julio, 1.721 fueron indefinidos, 70 más que en junio (+4,2%) y 337 más que en julio de 2017 (+24,3%). En España los contratos indefinidos se contrajeron un -1,4% en términos mensuales pero se dispararon un 25,1% en el interanual. Mientras tanto, la contratación temporal aumentó en Cantabria un 2% (1,8% de media), con 540 contratos más que en junio, hasta situarse en un total de 26.412. Además, se firmaron 1.216 contratos más que en julio del año pasado (+4,8%), por debajo de la media (6,7%).

En España, el número de parados registrados bajó en julio en 27.141 desempleados respecto al mes anterior

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en julio en 27.141 desempleados respecto al mes anterior. Así, el volumen total de parados alcanzó a finales de julio la cifra de 3.135.021 desempleados, la cifra más baja desde diciembre de 2008. Ello supone que desde máximos registrados en febrero de 2013 (5.040.222), el paro se ha reducido en 1.905.201 personas.

El secretario de Empleo de UGT Cantabria, Julio Ibáñez, ha afirmado hoy que el problema del empleo es cada vez más "de calidad" y no solo de su cantidad. En un comunicado, Ibáñez se ha congratulado de que la comunidad lidere el descenso estatal del paro en el mes de julio, aunque ha precisado que Cantabria también lidera "la contratación temporal y la creación de un empleo muy precario"; además de que no se trata de "algo coyuntural que sólo sucede en estas fechas veraniegas", sino que "viene repitiéndose desde hace tiempo y todos los meses". "No se trata de que el paro descienda más o menos en unas épocas determinadas por el tirón de los servicios, el problema es cada vez más de calidad del empleo, no sólo de su cantidad", ha subrayado tras matizar que en julio un 93,9% de los contratos suscritos en Cantabria fueron temporales (26.412 de 28.133), la cuarta tasa de temporalidad del país sólo superada por Extremadura (96,8%), Andalucía (95,2%) y Navarra (94,9%). En este sentido, ha vinculado esta "predominante" contratación temporal a una de las tasas de cobertura por desempleo más bajas del país porque "con este empleo tan precario, acceder a una prestación se hace cada día más difícil". En Cantabria, el pasado mes de julio la tasa de cobertura de desempleo fue de un 52,29% (porcentaje de desempleados con prestación sin contar los que no tienen experiencia laboral anterior), cinco puntos por debajo de la media española (57,51%), pese a que ésta es una de las más bajas de los últimos años.

"Debemos ser cada día más contundentes en denunciar la caída de la calidad del empleo"

Por su parte, CCOO Cantabria considera que la caída del paro en la región el pasado mes de julio de un 5,8%, la más fuerte del país, es una "trampa numérica" y "sigue ocultando el problema de la calidad del empleo". "Podemos apuntarnos al triunfalismo de los que se quedan en los porcentajes, o apostarle al realismo, señalar lo que ocultan las cifras y trabajar para frenar la precarización del mercado laboral", instado la secretaria de Empleo de Comisiones Obreras de Cantabria, Laura Lombilla. El descenso del paro en 2.031 personas es un dato peor que el de julio 2017, cuando 2.522 salieron de las listas del desempleo (6,5%), ha advertido además Lombilla. Para CCOO, el mercado laboral cántabro sigue dependiendo de la estacionalidad y del sector servicios y genera contratos de baja calidad. "Las autoridades se quedan con la idea del descenso del paro y se aferran a la trampa numérica porque les conviene, pero debemos ser cada día más contundentes en denunciar la caída de la calidad del empleo", ha advertido Lombilla, para quien con el actual modelo productivo es "imposible revertir la situación". De hecho, los datos de julio de 2018 siguen confirmando la dependencia del sector servicios, en el que se ha registrado el 80,43% del total de los contratos celebrados. Eso explica que el 93,88% de los contratos del mes sean temporales. "Todo es servicios y ese es el sector más precario, golpeado e inestable de la economía de Cantabria. Mientras, la industria registra en julio un descenso del 8,59% en la contratación", ha denunciado. CCOO ha recordado que el último estudio sobre el mercado laboral en Cantabria revelaba que 2017 terminó con el 75,6% de los ocupados en el sector servicios (básicamente hostelería y comercio) y una temporalidad "asfixiante" (el 93,34% de los contratos registrados). "No sólo no se aprecian cambios a mejor, sino que las estadísticas han empeorado en estos siete meses", ha lamentado. La caída del paro, además, está agrandando la brecha de género que en julio ha crecido un 0,66% respecto al mes anterior, cuando de las 32.589 personas registradas en el paro un 56,06% correspondía a mujeres y un 43,94% a hombres. Una brecha en que en términos interanuales creció más, un 1,6% entre julio de 2018 y julio de 2017. "El aumento de contrataciones temporales estivales en el sector servicios también favorece a los hombres, lo que muestra un mercado con un claro sesgo de género", ha concluido Lombilla.

Finalmente, USO ha manifestado hoy que los datos laborales de Cantabria apuntan a una comunidad futura "ligada al subsidio, la función pública y a la bandeja de un camarero". "Cantabria es capaz de crear empleo temporal, con jornadas muy recortadas y bajos salarios en sectores precarizados. También es una región donante de mano de obra. Ni una ni la otra es la solución ya que las dos deterioran gravemente la actividad económica", ha advertido en un comunicado de valoración de los datos del paro la secretaria general de USO Cantabria, Mercedes Martínez Zubimendi. En su opinión, las cifras del desempleo de julio dejan en Cantabria "la típica estampa veraniega en área turística", con una "abrumadora" creación de empleo en el sector servicios, con un 80% del total de los contratos firmados, y con "una precariedad casi absoluta". El 94% de los contratos suscritos durante el pasado mes, dos puntos más que el mismo mes del año anterior, fue temporal. El "lado positivo" para USO, una vez desestacionalizadas las cifras, es la mejora del sector de la construcción, no tanto por su cifra –24,2% de reducción del paro en el sector– sino por el número de contrataciones realizadas en el último año. En cuanto a la reducción anual del 10,15%, Martínez considera que podría ser un valor positivo si fuera acompañado de una subida de la población activa, pero ha ocurrido lo contrario, es decir, ha aumentado el número de personas que han desistido de buscar empleo "o han optado por el exilio económico a otros lugares". "Esto maquilla de manera relevante la realidad de nuestro mercado laboral cuyo sector más importante, el industrial, solo supone el 3,6% del total de parados que han causado baja en las oficinas de empleo durante el mes de julio", ha advertido.

Comentarios