jueves 13/8/20
CORONAVIRUS

Cantabria limita el aforo de bares y restaurantes al 75% en todos los municipios, y permite la apertura completa de terrazas

Los bares y restaurantes solo podrán abrir al 75%
Los bares y restaurantes solo podrán abrir al 75%

Cantabria entra este viernes en la nueva normalidad. Y dado que País Vasco también saldrá del estado de alarma, la circulación entre ambas comunidades autónomas estará permitida desde las 00:00 horas de este 19 de junio. Para muchos municipios turísticos de la región esto supondrá la llegada de miles de visitantes procedentes de Euskadi, muchos de ellos con segunda residencia en localidades como Castro Urdiales, Santoña, Laredo o Noja. Pero la nueva normalidad va a suponer además nuevas normas en materia de aforo y nuevas medidas sanitarias. Una de las que afectará a muchos municipios es la apertura de hostelería y restauración, pues todo el territorio autonómico, sin excepción, limita el aforo al 75% del total.

Esto supone, para los municipios de menos de 5.000 habitantes, un retroceso en la libertad que tenían en la fase 3, donde sus bares, restaurantes y cafeterías podían tener el 100% del aforo. El motivo, según ha explicado el vicepresidente, Pablo Zuloaga, nada tiene que ver con temor a rebrotes, sino por una cuestión normativa. Muchos municipios ven aumentada su población en estos meses, por lo que, para evitar situaciones complicadas, la apertura al público no podrá superar esos tres cuartos del aforo total. Eso sí, el consumo dentro de los locales podrá ser tanto en mesa como en barra, preferentemente mediante reserva previa y siempre manteniendo la distancia física.

La medida, sin embargo, afecta únicamente al interior. Según la Resolución de la Consejería de Sanidad, “podrá procederse a la apertura al público de las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería y restauración, hasta el 100% del aforo autorizado” y siempre que se garantice la distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros entre las mesas o grupos de mesas. También establece un máximo de 25 personas por mesa.

La restricción del 75% del aforo también es aplicable a bares especiales o pubs, pero no a discotecas. Estas últimas no podrán superar un tercio de su aforo, y las pistas de baile tampoco podrán ser utilizadas para ello, destinándose ese espacio, en caso de que así se quiera, a la instalación de mesas.

Lugares de culto, comercios, centros comerciales, bibliotecas, centros culturales y alojamientos también contarán con limitaciones. Todos ellos tendrán, como máximo, un 75% de limitación de aforo, siempre que se garantice la distancia de seguridad. Para  bodas, el máximo de asistentes será de 150 personas al aire libre y 75 en espacios cerrados. Entierros y velatorios, sin embargo, se reducen a un máximo de 50 y 25 personas, respectivamente.

Las visitas culturales, a museos o de cualquier ámbito cultural, se limitan a un máximo de 25 personas. En los gimnasios se limita la participación en actividades de grupo a un máximo de 30 personas, siempre que se garantice un espacio de cuatro metros cuadrados por persona. Para los eventos deportivos con público se autoriza un máximo de 300 personas en ámbitos cerrados y mil al aire libre.

En las piscinas deportivas se autoriza un máximo de 30 personas, y en las piscinas lúdicas comunitarias un aforo máximo del 75%, siempre garantizando la distancia de seguridad de un metro y medio. La orden también regula la apertura de los parques infantiles, con las "pautas" que los ayuntamientos deberán cumplir si quieren "asumir la responsabilidad de abrirlos", como su desinfección diaria y la limpieza al menos dos veces al día de las áreas de mayor contacto.

LIMPIEZA

Respecto a las medidas de higiene, la Resolución del Gobierno autonómico establece que los locales de restauración y hostelería deberán limpiar y desinfectar toda superficie de contacto –mesas, sillas, barra,…- entre cliente y cliente. Deberán priorizar mantelería de un solo uso, y de no ser posible, deberá evitarse su reutilización, lavándola a temperaturas de entre 60 y 90 grados centígrados.

También deberán contar con dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes, situándolos a la entrada del local y a la salida de los baños. Por otro lado, todos los elementos que supongan un uso compartido por clientes, como las cartas, se evitarán, priorizando el uso de pizarras, carteles y dispositivos electrónicos propios. Respecto a otros utensilios como servilletas, palillos, aceite, vinagre, sal o azúcar, se dosificarán de forma individualizada.

Los establecimientos deberán establecer también un itinerario que evite aglomeraciones, y el personal que atienda en mesa y barra garantizará en todo momento la distancia de seguridad y los protocolos de higiene.

En el caso de que se sirvan alimentos, el Gobierno de Cantabria prevé además medidas como facilitar la higiene de manos frecuente al personal, la protección de alimentos listos para consumir con vitrinas con puerta o sistemas que cubran los alimentos en su totalidad, siendo obligatoria la desinfección de los mismos al menos dos veces al día.

Comentarios