martes 26/1/21
RECICLAJE

Cantabria recicló en 2018 dos millones de litros de aceite industrial

El 57% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos
El 57% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos

El sistema encargado en España de la gestión del aceite industrial usado, SIGAUS, logró recuperar dos millones de litros en Cantabria en 2018, recogidos en casi 700 puntos distintos, que permitirán ahorrar 2.800 toneladas de CO2.

Según SIGAUS, Cantabria dispone de un buen modelo de ese nuevo paradigma económico que están impulsando las autoridades españolas y europeas, la economía circular, que aboga por minimizar la generación de residuos y reintroducir los que se produzcan en nuevas cadenas productivas. En concreto, el año pasado se recogieron en Cantabria 1.920 toneladas brutas de estos residuos peligrosos (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse), lo que equivale a ocho toneladas cada día laborable del año. En la comunidad, 673 establecimientos generaron aceites usados en 2018, de los que el 73% produjeron pequeñas cantidades (un máximo de 2.000 kilogramos al año). Por tipologías, el 57% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos. También se recogió residuo en 117 industrias y miles de instalaciones de diverso tipo, desde construcción a agricultura, hostelería u otros servicios. En total, se realizaron 1.408 recogidas (seis cada día laborable del año), siendo la más frecuente de 869 kilos (aproximadamente cinco bidones de aceite usado).

En cuanto a la dispersión territorial, fue necesario recoger aceite usado en 71 municipios cántabros que abarcan el 97% de la población, 39 de ellos ubicados en el medio rural. La atomizada generación de aceite usado fue tal que se hizo necesaria la recogida de 556 toneladas de este residuo peligroso en 167 establecimientos situados en zonas desfavorecidas de montaña, cuya altitud y/o pendiente conlleva importantes limitaciones a la actividad agraria y, con ella, al mantenimiento de estas poblaciones. Precisamente, es en estos entornos más aislados y despoblados donde existen los más importantes valores naturales que deben ser protegidos.

La gestión de los aceites industriales usados en Cantabria es un buen ejemplo de proyectos de economía circular 

En Cantabria existen numerosos espacios naturales protegidos en los que se ubican 11 establecimientos que el pasado año generaron 22 toneladas de aceites usados. Como ejemplo, se acopiaron 16 toneladas en el Parque Natural Marismas de Santoña, Victoria y Joyel gracias a la recogida en seis establecimientos generadores de aceites usados. Una vez recogido mediante una flota de camiones cisterna, el aceite usado se traslada a las cinco instalaciones de recogida, almacenamiento y tratamiento ubicadas en Cantabria que participan con SIGAUS. De los dos millones de litros gestionados, el 52% se destinó a regeneración, casi un millón de litros de nuevos lubricantes.

Para el director general de SIGAUS, Eduardo de Lecea, la gestión de los aceites industriales usados en Cantabria es "un buen ejemplo de proyectos de economía circular que están funcionando ya de forma eficaz y sostenible".

Comentarios