miércoles 03.06.2020
TRÁFICO

Cantabria refuerza los controles de tráfico tanto fijos como móviles para evitar desplazamientos a segundas residencias

Control policial durante el estado de alarma por la crisis de coronavirus
Control policial durante el estado de alarma por la crisis de coronavirus

La Guardia Civil, en coordinación con la Dirección General de Tráfico (DGT), está reforzando los controles en las carreteras y los accesos a los municipios de Cantabria para vigilar que personas de otras comunidades autónomas no se desplacen a segundas residencias de la región, ya que está prohibido en la Fase 1 del Plan de desescalada. Durante esta semana, y desde que el lunes Cantabria inició esa fase 1, las Fuerzas de Seguridad del Estado y las policías locales han intensificado estos controles, que principalmente se desarrollan en los límites de Cantabria con País Vasco, Asturias y Castilla y León.

Se centrarán especialmente en las carreteras cántabras que confluyen con las provincias de Castilla y León

Este fin de semana, se centrarán especialmente en las carreteras cántabras que confluyen con las provincias de Castilla y León, al ser el 'puente' de San Isidro en la Comunidad de Madrid, ha informado la Delegación del Gobierno. Así, habrá controles fijos como móviles con el fin de interceptar a quienes traten de realizar desplazamientos indebidos, tanto desde otras comunidades autónomas a Cantabria, como desde aquí a otras regiones. Y es que esos desplazamientos no están permitidos en la fase en la que se encuentra Cantabria, aunque sí está autorizada la movilidad por la provincia y se puede a acudir a segundas residencias dentro de la comunidad.

Según se señala desde la Delegación, en estos momentos, y tras dos meses de Estado de Alarma por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19, hay una mayor movilidad ciudadana, pero hay que recordar que el virus no ha desaparecido y que hay que seguir adoptando medidas de seguridad. Así, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad velan por que la ciudadanía mantenga las medidas de distanciamiento social, como principal mecanismo para seguir frenando la propagación del COVID-19, y actúan ante incumplimientos que pongan en riesgo los avances logrados. Desde que entró en vigor el estado de alarma hasta este jueves, 14 de mayo, se han interpuesto en Cantabria 11.550 propuestas de sanción y han practicado 204 detenciones. Entre el lunes 11 y el jueves 14, se han levantado 241 actas de sanción y se ha detenido a tres personas.

Comentarios