Martes 13.11.2018
MEMORIA

Cántabros en el infierno

El Parlamento cántabro acogerá el próximo jueves la presentación del libro ‘Cántabros en los campos de exterminio nazis (1940-1945). Resistencia y deportación’, en el que José Manuel Puente plasma tanto sus investigaciones en archivos como testimonios de diversos familiares de deportados para abordar cómo acabó un centenar de cántabros “en el sistema de exterminio de la Alemania hitleriana”.

Marisol González, delegada de AGE en Cantabria y viuda del guerrillero antifranquista Jesús de Cos –cuyo padre murió en Mauthausen–, reivindica la memoria de unos presos a los que España “negó la nacionalidad” y “nunca ha reconocido oficialmente como víctimas, a pesar de que está demostrada la colaboración necesaria que desempeñó el Gobierno franquista en su deportación y exterminio”.

Campo de concentración y exterminio nazi de Mauthausen-Gusen | Memorial Mauthausen
Campo de concentración y exterminio nazi de Mauthausen-Gusen | Memorial Mauthausen

Entre su apertura en agosto de 1938 y su liberación en mayo de 1945, unas 190.000 personas fueron deportadas al campo de concentración nazi de Mauthausen, en Austria. Unos 190.000 hombres, mujeres y niños de más de cuarenta Estados; la mayoría, polacos, soviéticos y húngaros, pero también alemanes, austriacos, franceses, italianos, yugoslavos y españoles. Miles fueron asesinados mediante inyecciones letales, a tiros o a golpes o murieron congelados. Según datos del Memorial de Mauthausen, al menos 10.200 presos de Mauthausen murieron gaseados en la cámara de gas del campo central, en el subcampo anexo de Gusen, en el vehículo adaptado para ello que realizaba el trayecto entre Mauthausen y Gusen o en el centro de ejecución instalado en el castillo de Hartheim. En total, en Mauthausen y los subcampos de Gusen, Ebensee, Melk y Steyr perdieron la vida más de 90.000 presos, la mitad de ellos en los cuatro meses que precedieron a la liberación del que llegó a ser el único campo nazi clasificado en la Categoría III, reservada para los campos de concentración y exterminio con las condiciones más duras.

Los deportaron a campos de concentración y extermino nazis bajo la acusación de ser 'rotspanier' (rojos españoles)

En las últimas semanas de la Guerra Civil, cerca de medio millón de españoles, entre ellos unos 20.000 cántabros, cruzaron los Pirineos camino del exilio, pero al llegar a Francia fueron recluidos en campos de internamiento y concentración, donde en septiembre de 1939 les sorprendió el inicio de la II Guerra Mundial. Muchos de ellos se incorporaron a las Compañías de Trabajadores y a la Legión Extranjera y en mayo y junio de 1940, durante la Batalla de Francia, fueron apresados por los nazis, que primero los internaron en campos para prisioneros de guerra –primero en Francia y después en Alemania– y después los deportaron a campos de concentración y extermino nazis bajo la acusación de ser rotspanier (rojos españoles).

En su libro Cántabros en los campos de exterminio nazis (1940-1945). Resistencia y deportación (Editorial Librucos) –que será presentado en la Sala Polivalente del Parlamento de Cantabria a las 19:00 horas del próximo jueves, 27 de septiembre–, el historiador José Manuel Puente ha documentado que un total de 110 cántabros, 101 de ellos nacidos en Cantabria y nueve más residentes en esta tierra, fueron deportados a campos de concentración nazis como Buchenwald, Flossenbürg, Neuengamme, Dachau, Ravensbrück, Bergen Belsen, Sachsenhausen y sobre todo Mauthausen. Abordar cómo acabó ese centenar de cántabros “en el sistema de exterminio de la Alemania hitleriana” es el principal objetivo de un libro en el que Puente plasma tanto sus investigaciones en archivos franceses, alemanes y austriacos como testimonios de diversos familiares de deportados.

Puente presentará su libro junto a Marisol González, viuda del guerrillero antifranquista Jesús de Cos y delegada en Cantabria de AGE (Archivo Guerra y Exilio), asociación que reivindica sin descanso la memoria de estos deportados, protagonistas de una historia “siempre olvidada u ocultada en su país de nacimiento, que les negó la nacionalidad y que nunca los ha reconocido oficialmente como víctimas, a pesar de que está demostrada la colaboración necesaria que desempeñó el Gobierno franquista de la época en su deportación y exterminio”.

“Lo que tienen en común es su compromiso político y su conciencia de antifascistas... y precisamente por eso fueron eliminados”

“Lo que tienen en común todos los deportados españoles a campos de exterminio es su compromiso político y su conciencia de antifascistas: entre ellos había socialistas, comunistas, anarquistas... y precisamente por eso fueron eliminados”, asegura Marisol González. “Sus ideas eran consideradas un peligro y no tenían cabida en el nuevo orden que se pretendía imponer, porque no hay que olvidar que los nazis querían no sólo hacer una limpieza étnica sino también eliminar a todo el que se opusiera a su ideología, de hecho también eliminaron a muchos de sus propios compatriotas alemanes por ser comunistas o no demostrar su adhesión al régimen”, añade la delegada de AGE en Cantabria, que por eso considera “tan importante” hoy en día “permanecer alerta y no dejar que avancen esas ideologías racistas, xenófobas y fascistas”, es decir “no caer en la trampa de algunas asociaciones que se dicen culturales y que pretenden atraer a la gente con un discurso excluyente con el pretexto de los españoles primero”.

Donato de Cos, padre del guerrillero antifranquista Jesús de Cos (1924-2012) y del colaborador de la guerrilla antifranquista Manolo de Cos (1920-2017), fue uno de los cántabros muertos en campos de concentración nazis. Miembro del PSOE y de la UGT, Donato de Cos fue teniente de alcalde de Rionansa hasta la toma del municipio por las tropas franquistas. Tras la Guerra Civil se exilió en Francia. Los nazis lo deportaron primero a un campo para prisioneros de guerra y después a Mathausen, donde ingresó el 25 de enero de 1941 y en cuyo campo anexo de Gusen murió el 22 de agosto de 1941 a los 46 años de edad.

mauthausen02Donato de Cos | AGE

Dos de los cántabros presos en campos de concentración nazis aún viven. Ambos son de Laredo y residen en Francia. Se trata de Ramiro Santisteban, de 97 años, y Lázaro Nates, de 95. Santisteban fue internado en Mauthausen a los 18 años el 6 de agosto de 1940. Y Nates, a los 17 el 24 de agosto del mismo año.

“La justicia en España es un mito hoy en día”, me dijo Ramiro Santisteban, que ingresó en Mauthasen a los 18 años en 1940

Hace casi una década entrevisté a Santisteban, que entonces sólo tenía 89 años. En aquella pequeña entrevista –que el diario Alerta publicó el 10 de septiembre de 2010–, el cántabro recordaba que de los “casi diez mil españoles” que pasaron por Mauthausen “murieron ocho mil y pico” y denunciaba que “nunca se han pedido responsabilidades” a quienes permitieron que aquello ocurriera. “¿Qué mal habíamos hecho los republicanos para que se nos mandara a un campo de exterminio?”, se preguntaba antes de responder que “luchar por el Gobierno legítimo y elegido por el pueblo”. Y aseguraba que “la justicia en España es un mito hoy en día”, pues “no se ha hecho nada por aclarar lo que pasó” y “nunca se habló de los culpables”, que “no han pagado nada de todos los crímenes de los que son responsables” tanto en la Guerra Civil como en la II Guerra Mundial.

“Lo que más me duele es que a día de hoy el Estado español nunca ha reconocido oficialmente como víctimas a los deportados españoles a campos nazis ni ha reconocido la colaboración con el régimen nacionalsocialista del III Reich, y eso es algo inadmisible en un país que se dice democrático”, concluye Marisol González, delegada de Archivo Guerra y Exilio en Cantabria.

El pueblo cántabro de Maliaño, en el Valle de Camargo, acoge desde 2001, gracias a la iniciativa y al empeño de Jesús de Cos, un monumento con la lista de los 55 cántabros (identificados) exterminados en el campo nazi de Mauthausen. Son los siguientes:

Prudencio Abascal (Villacarriedo), m. 15/10/1941
Francisco Aguado (San Vicente de Toranzo), m. 22/10/1941
Luis Albo (Santander), m. 17/08/1941
Francisco Alonso (Villafufre), m. 28/07/1941
Adolfo del Amo (Santander), m. 21/02/1943
Julián Amoriaga (Bárcena de Cicero), m. 08/07/1944
Daniel Bueno (Ruiloba), m. 07/07/1941
Fernando Cabeza (Bejes), m. 30/06/1941
Faustino Cagigal (Santander), m. 27/09/1941
Alberto Calvo (Santander), m. 09/01/1942
Lorenzo Calleja (Santander), m. 08/07/1941
Ángel Cano (Cudón), m. 10/02/1942
Feliciano Castillo (Santander), m. 26/02/1941
Manuel Cervera (Laredo), m. 03/12/1941
Donato de Cos (Rionansa), m. 22/08/1941
Félix Díaz (Santander), m. 05/04/1944
Victoriano Estalayo (Las Rozas de Valdearroyo), m. 30/11/1941
Fidel Fernández Fervenza (Santander), m. 15/02/1941
Manuel Fernández Torres (Cóbreces), m. 25/12/1941
Máximo Flores (Santander), m. 22/07/1941
Vicente Fuertes (Santander), m. 09/12/1941
Francisco Galván (Santander), m. 04/12/1941
Emilio García Martínez (Molledo), m. 08/11/1941
Ángel González Argos (Santander), m. 01/02/1941
José Gutiérrez Olavarría (Santander), m. 19/09/1941
Enrique Iñan (Molledo), m. 09/02/1941
Ubaldo Jiménez Vélez (Santander), m. 07/09/1941
Jerónimo José Cicero (Santander), m. 25/09/1941
Manuel Lavilla (Molledo), m. 26/09/1941
Evaristo López San Juan (Colsa), m. 07/02/1942
Antonio López Rivero (Treceño), m. 25/04/1942
Federico Márquez Olivares (Santander), m. 10/12/1941
Celedonio Mier (Ucieda), m. 12/05/1942
Francisco Mirones (Renedo de Piélagos), m. 02/09/1941
Alfonso Montes (Ojébar), m. 10/07/1942
Julián Nieto (Santoña), m. 30/07/1942
Joaquín Pérez Moreno (Santander), m. 03/12/1941
José Prieto (Santander), m. 03/11/1941
Salvador Puente (El Astillero), m. 25/08/1941
Lucas Puente (Santander), m. 26/09/1941
José Riaño (Santa Cruz), m. 26/10/1941
Román Rodríguez López (Villafufre), m. 04/11/1941
Enrique Ruiz Hidalgo (Santander), m. 10/12/1941
Policarpo Sabater (Santander), m. 18/03/1941
Jesús San Emeterio (Solares), m. 24/09/1941
Santiago Sierra (Guarnizo), m. 16/11/1941
Luciano Sierra (Revilla de Camargo), m. 20/12/1941
Pedro Solana (Heras), m. 25/08/1942
Paulino Telechea (Santander), m. 30/04/1942
Sabino Vallejo (Santander), m. 13/12/1943
José de la Verde (Santander), m. 09/02/1941
José Zubillaga (Santander), m. 13/10/1941

mauthausen04Ramiro Santiesteban, Jesús de Cos y Lázaro Nates, en una imagen de archivo | AGE

mauthausen03

Comentarios