lunes 06.07.2020
LEY WERT

Centenares de personas se manifiestan contra la LOMCE

Se reclama la derogación de una ley que politiza y privatiza la educación pública.

Cabecera de la manifestación
Cabecera de la manifestación

Este sábado a las 18:00 centenares de personas- 1.000 según la organización, 300 según la policía- partían de la Consejería de Educación hasta los Jardines de Pereda en una marcha que protestaba contra la implantación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa, también conocida como LOMCE o Ley Wert.

Uno de los principales objetivos es reclamar a los partidos políticos que se presentan a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre que manifiesten su compromiso o no de derogar esta ley.

Los convocantes, la Plataforma en defensa de la Enseñanza Pública en Cantabria, han repartido un tríptico con las “Diez razones (o más) para seguir oponiéndose a la LOMCE”, entre las que destacan que resta importancia a algunas materias mientras que refuerza a la materia denominada Religión Católica, que la comunidad educativa no ha participado en su elaboración o que obliga al cambio íntegro de los libros de texto.

"Ahora no pueden seguir escondiendo la cabeza y continuar actuando como en tiempos pasados: las urnas han hablado y volverán a hablar, la mayoría de personas no queremos su LOMCE", han expresado los convocantes al término de la manifestación, durante la lectura de un manifiesto en el que han exigido a los partidos que "actúen en consecuencia" porque "ya no hay excusas".

"La LOMCE va camino de su autodestrucción y arrastrar con ella a la comunidad educativa sería una gran irresponsabilidad", han advertido, antes de recordar que para derogar la norma hace falta un cambio de gobierno a nivel estatal, de modo que los comicios del 20D serán "clave" para el cambio que reclaman.

 Tras criticar que "no se contó" con la comunidad educativa para la elaboración de la LOMCE, los portavoces de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública han criticado diversos aspectos de la ley, como que, con ella, "los centros educativos se convierten en empresas que compiten entre sí" mediante un mecanismo que "no garantiza la igualdad de oportunidades" y que provoca "segregación temprana" del alumnado, o que su "objetivo no declarado" sea el "desvío de fondos públicos" hacia empresas que conciben la educación como "un negocio" o que desaparezcan también los programas de diversificación curricular.

Los dos títulos de graduado en educación secundaria con sus correspondientes reválidas, la elección a los 13 y 14 años entre el bachillerato o la formación profesional o que los docentes y familias representados en los consejos escolares sean sólo "meros espectadores", son otros aspectos de la LOMCE censurados por los manifestantes cántabros, que también afean que la administración "se reserva la elección" del director, "afín al gobierno de turno", y le otorga poderes como "rechazar o proponer nombramientos de profesores".

El que las empresas ligadas al negocio de los libros conviertan los bancos de libros en "inservibles" y obliguen a un desembolso "innecesario", que se introduzca una versión "interesada" de la formación profesional dual que "afecta negativamente al sistema educativo y al mundo laboral" al proporcionar "mano de obra barata" por sustituir trabajadores por alumnos en prácticas o que se reduzca la importancia de las materias que no aparecen en las pruebas PISA al no considerarse "rentables" desde el punto de vista económico son otros aspectos que han censurado los convocantes.

Participantes

En la manifestación han participado la vicepresidenta cántabra y líder del PSC-PSOE, Eva Díaz Tezanos; el consejero de Educación, Ramón Ruiz; los candidatos de este partido al Congreso y al Senado, Puerto Gallego y Miguel Ángel Gonzalez; el portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, y el portavoz del grupo parlamentario del PRC, Pedro Hernando, entre otras autoridades.

Comentarios