domingo 15.12.2019
URBANISMO

El Centro Botín abre sus puertas tras cinco años de retrasos, sobrecostes y protestas

El edificio, ubicado en pleno muelle de Santander, será inaugurado este viernes con tres años de retraso, 20 millones de euros de sobrecoste y un acto institucional presidido por los reyes de España.

Centro Botín
Centro Botín

El Centro Botín, ubicado en pleno muelle de Santander, abrirá sus puertas este viernes 22 de junio, cinco años después de aquel 19 de junio de 2012 en el que Emilio Botín, entonces presidente del Banco Santander y de la Fundación Botín, y el arquitecto Renzo Piano, autor de la obra, colocaron la primera piedra del edificio. Cinco años marcados por los retrasos, los sobrecostes y las denuncias de colectivos ecologistas y de defensa del patrimonio.

Revilla ha achacado el retraso a “problemas de mucho dinero entre quien paga y quien desarrolla el proyecto”

Aquel 19 de junio de 2012 se anunció que el centro de arte sería inaugurado el 1 de junio de 2014 –coincidiendo con el 50 aniversario de la Fundación Botín y con la celebración del Mundial de Vela en Santander–, por lo que la apertura de sus puertas llega con más de tres años de retraso, una demora que el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha achacado a “problemas de mucho dinero” entre “quien paga”, es decir la Fundación Botín, y “quien desarrolla el proyecto”, es decir Obrascón Huarte Lain (OHL) y Ascan, la constructora del Grupo Empresarial Sadisa. Y es que el Centro Botín tenía un presupuesto inicial de 80 millones de euros y ha tenido un coste final de 100 millones de euros, es decir que ha registrado un sobrecoste de 20 millones de euros, el 25% del presupuesto inicial.

Por otro lado, las obras del centro de arte han sido combatidas por diversos colectivos ecologistas y de defensa del patrimonio, la mayoría de ellas agrupadas en la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Bahía de Santander (Plataforma DeBa). Estos colectivos han denunciado que su ubicación interrumpe la prolongación del mayor paseo marítimo del Cantábrico, cierra las vistas a la bahía y desde la bahía y destruye el patrimonio arqueológico del puerto de Santander, pues aseguran que el muelle derribado para construirlo databa del siglo XVIII. El Centro Botín ha sido objeto de diversas denuncias en los tribunales e incluso el vallado de sus obras fue atacado por desconocidos el 17 de enero de 2014 tras una concentración de protesta contra la especulación urbanística y en apoyo a la lucha de los vecinos del barrio burgalés de Gamonal contra la construcción de un bulevar en la zona.

Javier Botín y Renzo Piano coinciden en que el centro de arte obedece a las directrices impartidas por Emilio Botín

Fallecido el 10 de septiembre de 2014, Emilio Botín no ha podido ver finalizada la obra, aunque su hijo Javier Botín, presidente de la Fundación Botín, ha manifestado este jueves durante la presentación del centro que éste “responde de forma precisa” a lo que su padre encargó en su día al arquitecto italiano Renzo Piano, que también ha reconocido este jueves que las características del edificio obedecen a las directrices que Emilio Botín le impartió en su día.

El Centro Botín será inaugurado a las 12:45 horas de este viernes con un acto institucional presidido por los reyes de España. Junto al edificio, permanece erguida la vieja Grúa de Piedra. Renzo Piano aceptó desplazar cien metros las obras del Centro Botín para que no fuera necesario desubicar este símbolo de la bahía y del pasado industrial y portuario de Santander. Lo hizo tras las protestas de diversos colectivos vecinales y culturales para que la Grúa de Piedra permaneciera en su emplazamiento original.

Comentarios