viernes 10.07.2020
JUEGO

Vecinos de Santander dicen ‘no’ a la apertura de las casas de apuestas que amenazan sus barrios y están dispuestos a "llegar hasta el final"

Vecinos de Cazoña contra las casas de apuestas en su barrio | Foto: IU Cantabria
Vecinos de Cazoña contra las casas de apuestas en su barrio | Foto: IU Cantabria

Con el lema ¡con el barrio no se juega!, organizaciones y vecinos de Cazoña dicen 'no' a las casas de apuestas en una concentración organizada por la Federación Cántabra de Asociaciones de Vecinos (FECAV) y que ha contado con la colaboración de otras asociaciones y colectivos. Padres y vecinos han asegurado que están dispuestos a llegar "hasta el final" para evitar la apertura de salas de juego y apuestas en sus barrios y cerca de los colegios a los que acuden cada día sus hijos. Así lo han manifestado en la concentración protesta celebrada este sábado junto al número 8 de la calle Leonardo Torres Quevedo de Santander, donde está en trámites la apertura de una sala de juego y apuestas, a escasos metros de tres centros educativos de Cazoña: el instituto Leonardo Torres Quevedo, y los colegios Fuente de la Salud y Santa María Micaela, y un centro de salud mental. La respuesta de los santanderinos al llamamiento de la FECAV ha sido enorme, y juntos han denunciando la inacción de los gobernantes municipales, autonómicos y estatales. 

Se instalarán al menos dos establecimientos de juego y apuestas en las cercanías de centros educativos en Santander

La alarma social se generó con el anuncio por parte del Gobierno de Cantabria de la instalación de al menos dos establecimientos de juego y apuestas en las cercanías de centros educativos en Santander a pesar de lo que dicta la Ley de Juego autonómica entrada en vigor el pasado 1 de enero, que prohíbe ubicarlos a menos de 500 metros de colegios. La razón, según indicó la consejera de Presidencia, Paula Fernández (PRC), que la autorización de estas casas de apuestas era previa al reciente endurecimiento de la Ley, y por ello, Santander será víctima de posiblemente tres aperturas en los barrios santanderinos de Cazoña y El Alisal.

"RESQUICIO" LEGAL

Los participantes en la protesta han pedido a las administraciones que busquen algún "resquicio" legal para no dar vía libre a las licencias en curso. "Es cuestión de voluntad política", sostienen. "No queremos bajo ningún concepto un salón de juegos aquí", ha señalado en declaraciones a los medios uno de los vecinos que ha participado en la protesta de Torres Quevedo, a lo que otra joven añadía que la problemática del juego se está convirtiendo en una "lacra" y que "no es compatible con un ocio saludable". "Es una situación que no se puede mantener, menos tan cerca de colegios, con niños tan pequeños", ha declarado otra vecina.

"No queremos casas de apuestas cerca de los colegios de nuestros hijos y no vamos a consentir que se abra ni una sola más"

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres (FAPA) de Cantabria y estatal, Leticia Cardenal, ha criticado que el Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de Cantabria se "echan la piedra al tejado" el uno al otro y ha pedido a las administraciones que busquen todas las posibilidades para impedir la apertura de estos locales. "No queremos casas de apuestas en nuestros barrios, no queremos casas de apuestas cerca de los colegios de nuestros hijos y no vamos a consentir que se abra ni una sola mas", ha advertido Cardenal, quien ha añadido que "seguro que hay un resquicio jurídico para impedir que estas casas de apuestas se abran tan cerca de los centros educativos". "Vamos a llegar hasta el final", ha asegurado la portavoz de la FAPA, tras explicar que ya están programando las acciones de la semana siguiente y "mientras no tengamos respuesta ni por parte del Gobierno de Cantabria ni del Ayuntamiento de Santander marcaremos un calendario de movilizaciones y lo llevaremos a cabo hasta el final". A la vez, ha pedido a los propietarios que hagan "un ejercicio de responsabilidad" y no alquilen sus locales para este tipo de negocios. "Entendemos que les vendrá bien alquilarlo, pero hay que poner sobre la balanza el daño que va a hacer a la sociedad", ha concluido.

Comentarios