sábado 20.07.2019
SANTANDER

Colectivos ecologistas y cívicos exigen que la Mesa de la Bahía “se abra” a las organizaciones sociales

Bahía de Santander
Bahía de Santander

Plataformas ciudadanas y ecologistas han valorado positivamente la propuesta del Instituto de Hidráulica Ambiental (IHCantabria) de crear una Mesa de Gestión Integral de la Bahía de Santander, pero exigen a la administración autonómica que esta mesa "se abra" a las organizaciones sociales. En una nota de prensa conjunta, la Plataforma en Defensa de la Bahía DEBA –integrada por ARCA, Ecologistas en Acción Cantabria, Cantabria Nuestra, Tajamar y Amigos del Casetón– y el Concejo Abierto de Santander consideran que "no es admisible" que la mesa "se componga únicamente de cargos institucionales" ni que corresponda a una empresa privada, como el IHCantabria, "establecer y desarrollar" la misma. En este sentido, advierten de que la "exclusiva composición de cargos instituciones, garantiza la repetición de los enfoques y errores que desde siempre se han venido aplicando en la bahía y el encubrimiento de los ya cometidos en el pasado". Entre estos últimos, citan la "visión parcial y unilateral de cada Administración, predominio de las actuaciones que pretenden beneficios cortoplacistas, incapacidad crónica de coordinarse entre ellas, y una falta absoluta de visión de conjunto de las demandas actuales que la sociedad hace de la bahía, destinadas a armonizar los usos y conflictos que se producen en su entorno, de tipo ecológico, portuario, industrial, urbanístico, marisquero, paisajístico, residencial y turístico".

"Se constata un creciente malestar y desasosiego entre la población, cuando no abierta desconfianza, hacia una empresa privada como el IHCantabria"

Los colectivos expresan en su "respeto y reconocimiento a los cualificados profesionales" de diversos campos que trabajan en el IHCantabria, pero señalan que no pueden "decir lo mismo de la preocupante orientación y tendencia" que, a su juicio, este instituto "ha venido adoptando en los últimos años en la gestión costera en Cantabria: gigantesco dique de abrigo el puerto deportivo de Laredo, escolleras de la Magdalena… y lo que esté pendiente de ser propuesto en proyectos que continúan en esta misma línea", detallan. A este respecto, según dicen, "se constata un creciente malestar y desasosiego entre la población, cuando no abierta desconfianza, hacia una empresa privada como el IHCantabria, que amparándose en la imagen de los premios y reconocimientos obtenidos, y utilizando hábilmente la amplia red de contactos institucionales y políticos de todo tipo, lo que acaban haciendo es ingeniería clásica pura y dura sin la menor consideración de los efectos sobre el ecosistema y paisaje". "Comprendemos que toda empresa privada ha de buscar ocasiones de negocio", añaden, y que en el caso de la Mesa de Gestión de la Bahía, el IHCantabria, "reuniendo a quienes gestionan el presupuesto público, tiene como objetivo prioritario captar financiación pública para colocar sus proyectos desde la pretendida posición de técnicos exclusivos e incuestionables".

Para las plataformas, sin embargo, al ser la bahía el ámbito en el que se concentra la mayor parte de la población de Cantabria y cuya gestión afecta en múltiples aspectos a la vida cotidiana de todos los ciudadanos, "la iniciativa lógica para formar y convocar la mesa le corresponde a la Administración regional" y "no a un instituto privado, por muy prestigioso que sea". En su opinión, una gestión "transparente y democrática" no es posible sin la participación activa de los ciudadanos a través de las asociaciones y movimientos sociales, porque la experiencia y las sentencias de los tribunales han demostrado que las administraciones públicas "no siempre actúan en defensa de los intereses generales de la población y con criterios de desarrollo sostenible y equilibrado". Por ello, exigen a la Administración autonómica que la Mesa para la Gestión de la Bahía de Santander "se abra" a las organizaciones sociales, "en congruencia" con la existencia legal de procesos de información y participación pública, y de la acción popular ante los tribunales en materia de medio ambiente y urbanismo por normativa europea. "Estamos a la expectativa de que se nos convoque a las organizaciones sociales, para participar y ser escuchados", concluyen.

Comentarios