viernes 03.04.2020
EDUCACIÓN

Comienza el debate sobre la posibilidad de implantar el MIR en el profesorado

El ministro de Educación propuso hace un par de semanas impulsar "un MIR educativo de dos años" de duración
El ministro de Educación propuso hace un par de semanas impulsar "un MIR educativo de dos años" de duración

El Centro Internacional de Encuentros Matemáticos (CIEM) de Castro Urdiales reunirá del 2 al 4 de marzo a profesores y matemáticos de toda España en el Seminario sobre formación inicial del profesorado de matemáticas de Educación Secundaria, en el que se discutirá sobre la posibilidad de implantar un MIR para profesores.

El encuentro está coordinado por la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) y cuenta con la colaboración del Comité Español de Matemáticas (CEMAT), el CIEM y la Universidad de Cantabria.

El seminario contará con conferencias plenarias y debates en grupo, durante tres sesiones de trabajo, todo en torno a las luces y sombras del modelo Máster de Formación para Profesorado y las luces y sombras del modelo MIR y cuáles son las alternativas que se pueden plantear, ha informado la organización en nota de prensa

La problemática de la formación de los profesores de Secundaria es un tema de interés y actualidad para toda la comunidad educativa desde la implantación en los años 70 de la Ley Villar Palasí, cuando se estableció el modelo de formación concurrente. El debate actual se centra en si el modelo existente cumple con las expectativas que despertó en un inicio, o si por el contrario ha llegado el momento de modificarlo.

Méndez de Vigo defendió que el objetivo es "estudiar un cambio en el modelo de acceso

En este sentido, y hace un par de semanas, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, propuso impulsar un programa de formación práctica tutorizada para acceder y "prestigiar" la labor docente, "un MIR educativo de dos años" de duración en el que se trabajen "todas y cada una de las funciones asociadas" a la labor del profesorado.

Méndez de Vigo defendió que el objetivo es "estudiar un cambio en el modelo de acceso" en el que se evalúen tanto los conocimientos como las aptitudes docentes una vez superada una fase de formación práctica".

Con tal finalidad, una vez superada la formación inicial -grado y máster de profesorado-, ve necesario establecer "una primera prueba selectiva" que, "de forma objetiva, evalúe los conocimientos de la especialidad, así como otros aspectos relacionados con la organización curricular y escolar, la gestión de centros educativos y la administración y legislación educativa.

La propuesta que ha puesto sobre la mesa incluye que será una vez finalizada esta fase de formación práctica, y siempre que se haya obtenido una evaluación positiva en la misma, cuando se establezca "una segunda prueba práctica" -la oposición- que tendrá como finalidad comprobar la aptitud pedagógica.

Antes que el ministro, varios profesores habían abogado ya por sistemas similares. Uno de ellos fue José del Tejo, quien en julio de 2016 escribía en eldiariocantabria un artículo titulado ‘¡MIR docente ya!’ en el que defendía “poner en marcha un mecanismo parecido al MIR que filtrara inicialmente a los candidatos por su dominio de la materia y que evaluara finalmente su desempeño tras un periodo de tres años en los centros. En una evaluación de estas características, con un número de aprobados final limitado, por ejemplo, a la mitad de los que superen la primera fase, el empuje, el dinamismo y la frescura de las nuevas generaciones daría sin duda ninguna un impulso importante a la educación pública”.

Por su parte, el sindicato ANPE se mostraba de acuerdo con la propuesta puesta en marcha, aunque opinaba que "hay que buscar un equilibrio entre experiencia docente y formación académica y reforzar el proceso de selección previa y el periodo de prácticas de los aspirantes, con una duración uniforme para todo el territorio nacional". 

Para la Federación de Enseñanza de CCOO, el anuncio de Méndez de Vigo "sin ningún tipo de propuesta en firme" supone, a su juicio, "un acto de propaganda política, además de desconocimiento del procedimiento de acceso a la docencia no universitaria". 

Esta organización cree que con la propuesta de dos años de prácticas el Gobierno busca "precarizar" al profesorado introduciendo la figura de 'docente en prácticas'. "Detrás de esta iniciativa se esconden más temporalidad y menos salarios para el personal docente y más rotación en los centros", advierte.

De esta manera, los sindicatos han considerado que la propuesta debe ser negociada antes con los representantes de estas organizaciones en la Mesa Sectorial.