sábado 07.12.2019
LABORAL

El comité de empresa de Draka llega a un acuerdo con la dirección, que cancela el ERTE

El acuerdo supone el fin de las movilizaciones tras un año “muy difícil” de despidos y sanciones, y en el que la relación con la empresa “ha sido muy poca o inexistente”.

Concentración de los trabajadores de Draka frente a la fábrica de Maliaño
Concentración de los trabajadores de Draka frente a la fábrica de Maliaño

Draka Comteq ha cancelado el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en el que estaba inmersa toda la plantilla desde el pasado mes de febrero, y ha recibido cuatro nuevas máquinas que van a permitir a la factoría de Maliaño fabricar un nuevo tipo de cable de fibra óptica y con ello, introducirse en nuevos mercados.

Así lo ha explicado este miércoles el presidente del comité, Víctor Solana (CCOO), en una rueda de prensa en la que ha dado cuenta del acuerdo firmado la semana pasada por la dirección y el comité para "desbloquear" la situación. El acuerdo supone el fin de las movilizaciones tras un año "muy difícil" de despidos, sanciones, etc., en el que la relación con la empresa ha sido "muy poca o inexistente" y los "problemas internos" han acabado en los juzgados.

Solana ha explicado que ha habido "cambios estructurales" en la dirección que han permitido el acuerdo, al que también ha contribuido la llegada de nuevos pedidos y la incorporación de 25 trabajadores eventuales que se suman a los 175 operarios en plantilla para dar salida a la carga de trabajo.

Según ha señalado el presidente del comité, la empresa les ha trasladado que el primer trimestre del año va a ser "bueno", con "bastante carga de trabajo" y buena perspectiva "a corto y medio plazo".

No obstante, el sindicalista se ha mostrado prudente porque el mercado de la fibra óptica "fluctúa mucho". El acuerdo "no nos exime de problemas que pueden llegar en cualquier momento", ha dicho en alusión al temor a la deslocalización que mostraron el pasado verano.

En todo caso, Solana ha recalcado que "es un buen acuerdo para los trabajadores y para la empresa" tras un ERTE que la parte social consideraba "injustificado" y la negativa de la compañía a "sentarse" a negociar. Además, los trabajadores se quejaban de la pérdida de autonomía de la fábrica de Maliaño, en la que ya "sólo quedaba la producción" y las decisiones "se tomaban desde Barcelona".

Ahora "están cambiando las cosas", ha comentado al respecto el presidente del comité. Según ha explicado, también han conseguido cerrar el convenio de 2015, aunque "quedan algunos flecos", y el "siguiente paso" será firmar un nuevo convenio "que nos dé más estabilidad y nos permita ser más competitivos".

Comentarios