jueves 22/10/20
CANTABRIA

Condecoran a uno de los policías implicados en el caso #PreguntarNoEsDelito

Cantabria No Se Vende denuncia que se le ha impuesto la Medalla de la Orden del Mérito Civil la semana siguiente al fin del juicio, que varios movimientos han calificado de “montaje” y que, a juicio de CNSV, “confirma las motivaciones políticas de la persecución a los jóvenes”.

El policía condecorado aparta a jóvenes a los que se les impidió la entrada al acto 'Tengo una pregunta para usted'. Foto: CNSV
El policía condecorado aparta a jóvenes a los que se les impidió la entrada al acto 'Tengo una pregunta para usted'. Foto: CNSV

El pasado 1 de diciembre la Fiscalía retiraba la petición de un año de cárcel para uno de los jóvenes acusados por la “protesta pacífica”, como los acusados la han definido en todo momento, realizada en febrero de 2014 ante la Universidad de Cantabria durante un acto con el entonces presidente autonómico, Ignacio Diego. Una semana después, en vísperas del aniversario de la Constitución española, se impuso la Cruz de Plata de la Orden del Mérito Civil al policía nacional César Gómez. Ambos hechos están relacionados, según Cantabria No Se Vende (CNSV), porque el agente fue uno de los protagonistas en el caso #PreguntarNoEsDelito, testificando en el proceso judicial.

En nota de prensa, el movimiento ha denunciado que dicho policía, “cuyo testimonio goza de ‘presunción de veracidad’”, relató ante el juez que “en todo momento la gente que se encuentra en el lugar intentó agredir a la personalidad”, en referencia a Diego, golpeando “con patadas el vehículo policial e incluso que dos personas se subieron encima del coche intentando acceder”.

En sus declaraciones “el policía se ratificó” en su versión a pesar de los “vídeos aparecidos posteriormente” que contrastan con las declaraciones oficiales, según CNSV

CNSV ha recordado que durante el proceso judicial, “que decenas de movimientos sociales cántabros calificaron de ‘montaje’”, se ha ido “desmontando la acusación inicial”, que llegó a pedir hasta 42 años de cárcel en total para los nueve jóvenes que, ahora mismo, se enfrentan a una multa económica. En sus declaraciones “el policía se ratificó” en su versión a pesar de los “vídeos aparecidos posteriormente” que contrastan con las declaraciones oficiales.

Es por eso que, para este movimiento, la condecoración a este agente por su “afán por que los cántabros vivamos seguros y en paz, su vocación de servicio público y su compromiso con la Ley y con España”, en palabras del Delegado del Gobierno español en Cantabria, Samuel Ruiz, no se justifica públicamente más que en generalidades, por lo que “parece así un ‘premio’ o compensación por la exposición y los servicios prestados”.

“Conociendo a los protagonistas, resulta especialmente ‘grotesca’ la imagen de las condecoraciones”, afirma CNSV en el comunicado, recordando que el Delegado del Gobierno en Cantabria “ostenta de forma destacada el récord estatal de sanciones en aplicación de la ‘Ley Mordaza’ a la población”, mientras que el Jefe de la Policía Nacional en la región fue “indultado de una condena por tortura y detención ilegal”. Ambos han sido los encargados de condecodar en nombre de la “democracia ejemplar” a un policía “que presuntamente alteró la realidad de los hechos con sus declaraciones en sede judicial, y de cuyas palabras se podía derivar una incriminación grave contra unos jóvenes por unos actos que no cometieron”.

MOTIVACIONES POLÍTICAS

CNSV recuerda que cuatro días antes de esta condecoración, durante la fase final del proceso judicial a los jóvenes de #PreguntarNoEsDelito, el fiscal rechazó que hubiera alguna motivación que no fuera puramente jurídica. Con todo, durante su exposición “no pudo contenerse de emitir juicios de valor como que hubiera exceso de ‘permisividad’ con las protestas sociales, llegando incluso a aludir a la militancia política de algún acusado” y a justificar que no se les permitiera el acceso “por pertenecer a movimientos sociales como Cantabria No Se Vende”.

“Estas evidencias vienen a confirmar las motivaciones políticas de la persecución a los jóvenes de #PreguntarNoEsDelito, así como los graves déficits en igualdad y garantías que deja entrever cada vez más el sistema judicial español. Lejos de amedrentarnos, no hacen sino poner de manifiesto la necesidad de que nuestro pueblo se organice para cambiar esta y otras realidades, para lo que hemos convocado un concejo abierto el martes a las 20:00 horas en el centro social L’Asubiu de Santander”, concluye el movimiento.