Miércoles 26.09.2018
EDUCACIÓN

La Consejería dice que el Gobierno de Cantabria mantendrá el calendario escolar impuesto para el curso 2018/19

La Junta de Personal Docente denuncia el “caos” en Educación, cuestiona “quién toma las decisiones” y dice que la decisión “aboca al conflicto” a los sindicatos, que mantienen la huelga de septiembre.

Francisco Fernández Mañanes
Francisco Fernández Mañanes

La Consejería de Educación, que dirige Francisco Fernández Mañanes (PSOE), ha manifestado que el Gobierno de Cantabria (PRC/PSOE) mantendrá "por responsabilidad" el calendario escolar impuesto para el próximo curso 2018/19, que recorta las jornadas reducidas en junio y septiembre y establece tres días lectivos más, hasta los 178. No obstante, reconoce que el anuncio de la ministra de Educación, Isabel Celaá, de revertir el Real Decreto Ley 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, que la Administración educativa autonómica ha tomado como base para introducir los cambios en el calendario –que suscitan la oposición de los sindicatos docentes–, plantea un "nuevo escenario" y "abre posibilidades" de cara a futuros cursos.

El calendario se aprobó sin el apoyo de la Junta de Personal Docente en la Mesa Sectorial de Educación del pasado 12 de junio

Fuentes de la Consejería han confirmado a Europa Press que el calendario no se modificará pese a confirmar ayer miércoles Celaá la intención del Gobierno español de revertir el Real Decreto Ley 14/2012. Aunque la Consejería anunciaba el martes su decisión de aplazar hasta la próxima semana la reunión de la Mesa Sectorial de Educación sobre el currículo de Primaria para recabar información más precisa sobre el alcance del anuncio de la ministra, hoy jueves ha confirmado que se mantendrá el calendario que se aprobó sin el apoyo de la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, CCOO y UGT) en la Mesa Sectorial de Educación del pasado 12 de junio. "El calendario ya tendría que estar aprobado y no queremos que llegue agosto sin que lo esté", han indicado fuentes de la Consejería, que han insistido en que "por responsabilidad" Cantabria no puede estar sin calendario a dos meses del inicio del nuevo curso. No obstante, las mismas fuentes han reconocido que el anuncio realizado el miércoles por la ministra plantea "un nuevo escenario" que "abre posibilidades a este aspecto y otros muchos", que se podrán abordar de cara a futuros cursos lectivos en la mesa sectorial prevista para la próxima semana. Así, el nuevo modelo de calendario podría aplicarse sólo el curso 2018/19, ya que la derogación del decreto permitiría volver al actual de 175 días y con jornada reducida en junio y septiembre. En este sentido, el decreto que quiere derogar el Gobierno español mantiene vigentes medidas como la posibilidad de elevación de las ratios de alumnos por aula hasta un 20%, el incremento de la jornada lectiva del personal docente hasta las 25 horas en educación infantil y 20 horas en las restantes enseñanzas y el aumento del plazo de sustitución de profesores hasta los diez días.

De este modo, la Consejería cierra definitivamente el debate sobre el calendario 2018/19, que todavía no se ha publicado en el BOC (Boletín Oficial de Cantabria) y que contempla un incremento de tres días lectivos (de 175 a 178), y una semana de jornada reducida junio y dos en septiembre, en lugar de las seis actuales, rechazando, de este modo, la propuesta de la Junta de Personal de considerar lectiva cualquier actividad que hagan los maestros con los alumnos, lo que permitiría la pervivencia del actual calendario. Un calendario cuya implantación anunció la Consejería a los centros educativos a través de una carta el pasado 28 de junio y antes de que calendario sea oficial, es decir, antes de haber sido publicado en el BOC. De este modo, el calendario escolar 2018/19 mantiene tres semanas de jornada reducida, las dos primeras en septiembre, para favorecer las tareas de planificación y organización, y la última semana de junio, para facilitar las tareas de evaluación y el mayor bienestar del alumnado, explica la carta de la Consejería. Igualmente señala que "en congruencia" con el informe de la Asesoría Jurídica de la Consejería se han añadido tres días lectivos para compensar las horas de reducción. Así, el inicio del curso se adelanta en un día, comenzando el 7 de septiembre en lugar del 10, y que serán lectivos dos días que en la anterior propuesta de calendario figuraban como vacaciones de Carnaval. En el caso de Secundaria se han añadido dos días lectivos, dado que la Consejería ha decidido llevar las pruebas extraordinarias de septiembre al mes de junio, lo que afectará a Bachillerato y primer curso de los Ciclos Formativos.

Por su parte, la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, CCOO y UGT) ha emitido este jueves un comunicado, tras conocer que la Consejería de Educación mantendrá el calendario escolar, en el que denuncia que el "enésimo cambio" de esta Administración en torno al mismo tema "pone en cuestión quién toma las decisiones en Educación", además de "dejar en evidencia el caos que preside sus actuaciones".

"¿Está actuando la directora general de Innovación como comisaria política?"

En su comunicado, la Junta, que dice verse abocada a continuar con el "conflicto" escolar y la huelga en septiembre, ha recordado que el pasado martes 10 de julio, a petición sindical, se pospuso la Mesa Sectorial para, según dijo la Administración, tomar en consideración la modificación del Real Decreto de 2012 que este miércoles confirmó en el Congreso la ministra de Educación, Isabel Celaá. Sin embargo, también este miércoles, mientras la ministra anunciaba que los cambios tendrán carácter "urgente", la directora general de Innovación Educativa y de Centros Educativos de Cantabria, Isabel Fernández, anunciaba –"en contra de lo que su propio departamento en nota de prensa había afirmado el día anterior"– que el calendario se mantenía. Los sindicatos han explicado que la gestión en la Mesa Sectorial del martes, vía consulta telefónica, para aplazar la decisión, la realizó el director general de Personal, César de Cos. Sin embargo, el cambio de rumbo lo anunció "la persona que también ostenta un cargo en el partido político que sustenta la Consejería de Educación", en relación a Fernández, secretaria de Política Institucional del PSC-PSOE. "¿Quién está tomando las decisiones educativas? ¿Está actuando la directora general de Innovación como comisaria política? ¿Sabe el consejero que la ley establece con claridad meridiana quién está capacitado para negociar el calendario escolar? ¿Está dejando que agentes externos tomen decisiones o interfieran en un proceso en el que no debieran inmiscuirse?", se ha preguntado la Junta de Personal Docente.

Comentarios