martes 24/11/20
CANTABRIA

La Consejería de Educación también incumple los compromisos a los que llegó con los profesores

ANPE “tiene constancia” de que medidas como el horario de 19 horas o profesores a tiempo completo en aulas de dos años no se han llevado a cabo.

Hace menos de una semana la FAPA denunciaba el incumplimiento de las promesas hechas a los padres de alumnos por el departamento de Ramón Ruiz.

Cantabria se suma a las comunidades autónomas que piden al Ministerio que prorrogue un año la Selectividad.

ANPE critica que no se ha cumplido el compromiso de profesores a tiempo completo en aulas de dos años
ANPE critica que no se ha cumplido el compromiso de profesores a tiempo completo en aulas de dos años

El sindicato independiente de docentes ANPE Cantabria ha denunciado este viernes lo que considera “desidia y apatía” por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte dirigida por Ramón Ruiz, lo que ha provocado “varios incumplimientos” del acuerdo sindical que se firmó el 7 de junio.

En nota de prensa el sindicato ha señalado que “tiene constancia de que no se están cumpliendo los términos del acuerdo” en lo que se refiere a los profesores. Concretamente, en la “presencia de maestros a tiempo completo en las aulas de dos años”, la “implantación de apoyos en las aulas de educación infantil” o la “generalización de horario lectivo de 19 horas en el profesorado de enseñanzas medias”.

Es por ello que ANPE Cantabria ha exigido una “reunión urgente” de la comisión de seguimiento de dicho acuerdo sindical para “revisar y contrastar estas informaciones” y lograr el impulso de la aplicación de “todas y cada una de las medidas” que se recogen en el documento.

"¿Dónde queda el reiterado compromiso del presidente de Cantabria, gritando a los cuatro vientos que la educación pública es una prioridad para su gobierno? ¿Acaso no vale nada la firma del consejero de educación?"

ANPE, que también señala el incumplimiento de “apoyos y desdobles en los ciclos formativos de formación profesional”, ha revelado que ha requerido a la Consejería en varias ocasiones que facilite información a las organizaciones sindicales, “con el fin de conocer la verdadera implantación del acuerdo”. Ante esto, según han explicado, “la Consejería de Educación hace oídos sordos y da largas constantemente a estas peticiones”.

“Esto lleva a pensar que no se está poniendo toda la carne en el asador para mejorar el servicio prestado a los alumnos y las condiciones de trabajo de los docentes de la enseñanza pública en Cantabria”, ha criticado el sindicato, que se pregunta “¿dónde queda el reiterado compromiso del presidente de Cantabria, gritando a los cuatro vientos que la educación pública es una prioridad para su gobierno? ¿Acaso no vale nada la firma del consejero de educación?”

La denuncia de ANPE se suma a la que padres y madres de alumnos ya realizaron el pasado 4 de octubre. En rueda de prensa FAPA aseguró que la Consejería dirigida por Ramón Ruiz había incumplido tres de los cuatro compromisos a los que llegó en relación al nuevo calendario escolar, es decir, el 75%. Asimismo, criticaron la falta de información de Educación de cara a la semana no lectiva de noviembre.

Mantener la selectividad

En otro orden de cosas, Cantabria se ha sumado al grupo de Comunidades Autónomas que han acordado, durante una reunión el pasado martes en Valladolid, solicitar al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el mantenimiento de la actual Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) durante el curso académico 2016/2017.

Además, las autonomías en un escrito común instan al Gobierno de España a que garantice la viabilidad económica para la realización de la prueba de Evaluación Final de Bachillerato (EFB) "no solo en el presente curso académico sino también en el futuro", ha informado el Gobierno de Cantabria en nota de prensa.

Los directores generales de Universidades consideran que, ya que la implantación de la EFB se va a realizar avanzado el curso académico, "resulta preferible prorrogar el actual sistema de PAU", al menos para este curso.

La prueba de acceso a la universidad que establece la LOMCE, durante este curso académico, "no tiene efectos académicos para obtener el título de Bachillerato"

Además, recuerdan que la prueba de acceso a la universidad que establece la LOMCE, durante este curso académico, "no tiene efectos académicos para obtener el título de Bachillerato", por lo que solicitan al Ministerio que busque una fórmula que posibilite la prórroga de la actual PAU.

Los responsables de Universidades autonómicos proponen que, en caso de que no se prorrogue la actual prueba de acceso, "la EFB se asemeje lo más posible a la PAU en cuanto a estructura y organización" y proponen al Ministerio que "avance en esta línea".

También, piden al Ministerio que "quede explícito que se trata de una prueba obligatoria exclusivamente para el acceso a la universidad" y que, por tanto, todo estudiante de Bachillerato que no quiera continuar sus estudios en la universidad "tiene la posibilidad de no presentarse".

Sobre la financiación necesaria para el desarrollo de la prueba, las Comunidades Autónomas instan al Gobierno de España a que "garantice la viabilidad económica no solo en el presente curso académico sino también en el futuro".

"Deseamos subrayar que con el nuevo Bachillerato, la prueba de acceso complica su logística y encarece su coste, que además recae exclusivamente sobre las Comunidades Autónomas, sin que el Ministerio haya previsto la debida financiación", aseguran en el documento, en el que además reconocen que "sin la garantía de este soporte financiero difícilmente las Comunidades Autónomas podrán hacer frente a la organización de la prueba".

Además, los directores de Universidades instan al Ministerio a que convoque a las CCAA para explicar el desarrollo y otros aspectos técnicos de la EFB, ya que éstas son "las responsables de implantarla y las encargadas de negociar con las universidades, las familias y la comunidad educativa, y las que deben afrontar las dificultades que se han expresado en este documento".

Comentarios