lunes 30.03.2020
INNOVACIÓN

Un consejo asesor impulsará la digitalización y la competitividad de Cantabria

El Gobierno creará este órgano formado por “profesionales relevantes” para debatir sobre los retos sociales y económicos.

La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, durante el encuentro de la UIMP
La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, durante el encuentro de la UIMP

Cantabria constituirá en las próximas semanas un consejo asesor para impulsar la digitalización y la competitividad regional, un órgano que estará formado por "profesionales relevantes" y que debatirá, en el marco de un Foro para la Modernización de Cantabria, sobre los retos sociales y económicos de la Comunidad Autónoma para hacer frente al desarrollo de un ecosistema digital.

La vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, así lo ha anunciado este lunes durante la inauguración de la jornada 'Impulso a la modernización de Cantabria a través de la digitalización' que se celebra en el marco de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

"Conscientes del potencial asociado al adecuado desarrollo del ecosistema digital y de los retos socieconómicos a los que tiene que hacer frente la sociedad, pretendemos fomentar el incremento del nivel de la digitalización de la sociedad y economía de Cantabria, así como mejorar el tejido empresarial regional como elementos esenciales para promover nuestra modernización", ha señalado.

La vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno de Cantabria persigue el impulso de nuevas iniciativas que "pongan en valor las capacidades regionales"

Por este motivo, la vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno de Cantabria persigue el impulso de nuevas iniciativas que "pongan en valor las capacidades regionales" para aprovechar las oportunidades que brinda este proceso, y para ello, se pretende involucrar a la administración regional, municipios y ciudadanos en general.

Asimismo, Díaz Tezanos ha manifestado que "cualquier proceso de modernización pasa necesariamente por la digitalización" y, por ello, la ha considerado como "elemento clave" a la hora incrementar la competitividad.

A su juicio, la digitalización representa una "revolución" desde el punto de vista económico, tecnológico y social y ha añadido que aprovechando su potencial se crearán las condiciones necesarias para "un crecimiento económico más inteligente, sostenible e integrador". "El crecimiento debe apoyarse en estrategias que ayuden a mejorar la competitividad, lo que va a redundar en más empleo y de mayor calidad", ha enfatizado.

Tierra de oportunidades

Para la vicepresidenta, Cantabria es "una tierra de oportunidades" y el Ejecutivo está convencido de "las ventajas competitivas" de la comunidad. Por ello y a pesar de las limitaciones que supone la actual situación económica, Díaz Tezanos ha opinado que el avance en materia de digitalización es "clave" para favorecer "el desarrollo y la mejora de su economía y el bienestar de la ciudadanía de Cantabria".

En su repaso de las fortalezas de la economía de la Comunidad Autónoma, Díaz Tezanos ha puesto de relieve la "amplia y moderna" dotación de infraestructuras de transporte con las que cuenta; y el capital humano "ampliamente cualificado", avalado con la financiación por la Unión Europea, en el seno de la Universidad.

Además, ha destacado el valor del patrimonio histórico y ambiental como elementos que favorecen el desarrollo de un sector turístico orientado hacia una oferta de servicios basada en la calidad, y ha apelado a una "valiosa herencia industrial" como fuente de riqueza y empleo.

Díaz Tezanos ha opinado que el avance en materia de digitalización es "clave" para favorecer "el desarrollo y la mejora de su economía y el bienestar de la ciudadanía de Cantabria"

Díaz Tezanos ha recordado que a todos ellos hay que sumar una apuesta por la digitalización para "no perder el tren de la sociedad del conocimiento y salir de la crisis de forma competitiva".

Para ello, ha abogado por movilizar ideas, personas y recursos con el fin de captar proyectos estratégicos que permitan avanzar en un posicionamiento estratégico en la localización de actividades empresariales y ha enfatizado que la apuesta por la creación de puestos de trabajo basados en el conocimiento supondrá la mejora del bienestar general de los ciudadanos.

Díaz Tezanos ha señalado que estas propuestas "ambiciosas y realistas" han de sustentarse mediante incentivos al tejido empresarial, por parte del Gobierno de Cantabria, y deberán contar, además, con el sector financiero, sin olvidar al Banco Europeo de Inversiones.

También ha sostenido que será necesario apostar por la complicidad de todos los agentes territoriales, instituciones, empresas y ciudadanos. "La digitalización debe de concebirse desde una óptica transversal y todos los agentes deben de registrar avances en esta materia" ha comentado.

Para ello, desde el Gobierno de Cantabria, se trabaja para conseguir avances que permitan reducir la brecha digital, especialmente en el ámbito rural, así como en la creación de programas que permitan superar las restricciones derivadas de la reducida dimensión de nuestras empresas.

En el acto también han intervenido el director de la jornada, Emilio Ontiveros; la directora general de Universidades e Investigación, Marta Domingo; y los rectores de la UC y la UIMP, Ángel Pazos y César Nombela, respectivamente.

El encuentro ha servido para analizar la digitalización y sus impactos económicos, así como la incidencia de la revolución digital en el territorio.

El encargado de clausurarlo unas horas después ha sido el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, quien ha opinado que "apostar por la competitividad no es un lujo ni un capricho" sino que supone "apostar por el futuro" y, por ello, ha abogado por desarrollar la economía digital de forma urgente, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

Sota ha señalado que uno de los aspectos fundamentales para conseguir este impulso de la modernización de la economía regional es elevar su grado de digitalización

Asimismo, Sota ha señalado, según esta misma fuente, que uno de los aspectos fundamentales para conseguir este impulso de la modernización de la economía regional es elevar su grado de digitalización.

En su opinión, la apuesta por la digitalización, junto con al recuperación del diálogo social, "constituyen las bases para trabajar en el diseño de estrategias que sienten las bases para crear un nuevo patrón de crecimiento en la región".

En este sentido, ha asegurado que el Ejecutivo regional ya ha dado los primeros pasos con la creación de una Mesa para el Cambio de Patrón de Crecimiento, que, según ha apuntado, está trabajando en esa estrategia para crear un empleo de calidad, a través del consenso.

Sota ha opinado que internet se ha convertido en el sector "clave" para todas las economías avanzadas del mundo y "un revulsivo para la actividad económica que está impulsando el desarrollo de nuevos modelos en muchos países".

Asimismo, ha asegurado que la aportación de Internet al PIB crece de forma exponencial y es, en su opinión, fundamental en la innovación competitiva y globalización de las sociedades "ya que elimina barreras y genera muchas oportunidades".

Además, ha advertido de que la digitalización de la economía está siendo un proceso "particularmente rápido" en muchos de los países del entorno y ha afirmado que en España también está en marcha pero "más lento.

Y como prueba, ha señalado que la economía digital representa un 2,5% del PIB en España mientras que, de media, en la UE está en cerca del 4% del PIB.

Sota también ha llamado la atención sobre el hecho de que la economía española ocupe el puesto número 13 en el mundo por volumen del PIB y, en cambio, se sitúe en el puesto 45 en lo que respecta al desarrollo de la digitalización. Ante este contexto, ha apostado por "cerrar esa brecha cuanto antes".

Para poner de relieve la importancia del avance tecnológico el consejero del Economía ha aludido a un estudio de SIEMENS sobre Digitalización en la empresa española que asegura que implicaría un incremento en España de 120.000 millones de euros sobre el Valor Añadido Bruto, en 2025, en los sectores económicos más relevantes como las telecomunicaciones e Internet; turismo, servicios financieros; transporte; infraestructuras; farmacia; salud; energía e industria. Por lo que ha apostado por el desarrollo de las nuevas tecnologías para poder "coger el tren del futuro".

Comentarios