miércoles 21/10/20
CANTABRIA

Los constructores esperan que 2018 sea “el año de la recuperación”

La Asociación de Constructores y Promotores (ACP) han mostrado una “moderada alegría” ante la “pequeña mejoría” registrada durante este año.

La Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria ha analizado el ejercicio de 2017
La Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria ha analizado el ejercicio de 2017

Los constructores cántabros confían en continuar la "senda" en la que se encuentran, marcada por la "mejoría" -aunque "ligera"- experimentada este 2017, y que el próximo 2018 sea "el año de la recuperación" del sector, el único que "lleva parado diez años", es decir, desde que comenzó la crisis.

"El ver que hay alguna que otra grúa nos hace ilusión", ha admitido Gervasio Pinta, presidente de la Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Cantabria, tras la reunión de la Junta Directiva celebrada este miércoles para analizar el ejercicio que termina y abordar las perspectivas de cara al que está a punto de comenzar.

El empresario ha mostrado "moderada alegría" ante la "pequeña mejoría" registrada en esta actividad, ya que se partía de "índices muy bajos", por lo que como ha precisado aún "queda mucho" por recuperar.

Pinta ha asegurado que "existe" demanda de viviendas y que "sigue subiendo", y que el problema que había de acceso a créditos se está "mejorando"

Así, el líder de los constructores y promotores de la región, -que ha recordado que "tardamos en caer más que los demás" y "subimos más tarde que otros"-, cree que a partir de enero proseguirá esa "ligera mejoría" y continuarán "aguantando", con la esperanza de que 2018 sea "el año de la recuperación".

DEMANDA, PERO NO STOCK

En declaraciones a los periodistas al terminar el encuentro, Pinta ha señalado que la mayor parte de la actividad en este ámbito en la Comunidad Autónoma se está registrando en las viviendas de segunda mano, entre las que hay "bastantes" transacciones, mientras que los indicadores entre los promotores "siguen siendo muy bajos".

En este sentido, ha detallado que el 90% de las operaciones inmobiliarias se realizan entre particulares, y ha agregado, en relación al stock disponible, que de vivienda nueva "no hay" -porque tampoco se están construyendo- mientras que de pisos que quedaron sin ocupar tras las crisis es "prácticamente nulo".

Al hilo de lo anterior, Pinta ha asegurado que "existe" demanda de viviendas y que "sigue subiendo", y que el problema que había de acceso a créditos (sobre todo por parte de promotoras) se está "mejorando".

PGOUS

El presidente de la asociación, que aglutina en la actualidad en torno a un centenar de constructores y promotores tras haber "caído demasiadas empresas", ha destacado por municipios que Santander, la capital cántabra, es el que mejor va.

"Dentro de lo poquito que se está haciendo, vemos alguna que otra grúa, aunque no muchas, y se pueden contar casi con los dedos de la mano", ha comentado al respecto.

En este punto, ha aclarado que se están construyendo viviendas en aquellos suelos de la ciudad que cumplen la normativa del anterior plan urbanístico, tras la anulación judicial, hace un año, del que estaba en vigor.

A este respecto, Pinta se ha referido a otro de los problemas a los que se enfrenta el gremio de constructores y promotores, que es la "alarmante" ausencia de terreno para edificar debido, a su vez, a que los planes generales de ordenación urbana de los municipios "brillan por su ausencia", ya que están suspendidos o paralizados, y no se sabe -ha dicho- cuándo se van a aprobar.

Esto "perjudica mucho al sector, porque nos vamos quedando sin suelo", ha advertido el empresario constructor, que ha recordado en este punto que cuando hay más suelo disponible, la competencia es mayor y bajan los precios. En caso contrario, suben y acaban repercutiendo en el montante final de la vivienda.

Sobre esta cuestión, y en pisos de nueva construcción, Pinta ha alertado de la posibilidad de que nos acostumbremos -ha dicho- a que "ni tan siquiera tengan el precio de lo que cuestan los ladrillos", y ha confiado al respecto en que vayan subiendo "poco a poco", para reflejar el incremento del 2% de los costes acordado en el convenio de la construcción que se acaba de firmar. "Esperemos que no se disparen", ha remachado.

OBRA PÚBLICA

Finalmente, en la parcela de la obra pública, el responsable de Construcciones Pinta ha manifestado que continúa en niveles de años anteriores.

"Se necesita más obra pública y dinero", ha reclamado, aunque ha admitido que si bien han subido partidas presupuestarias, se precisa mayor actividad en el sector para poder mantener los puestos de trabajo, de los que antes de la crisis se generaban más de tres por cada vivienda que se construía, según ha señalado a modo de ejemplo para concluir.