Lunes 22.04.2019
SAN VICENTE DE LA BARQUERA-MEMORIA HISTÓRICA

Una consulta popular en la que cada persona podía votar hasta en cinco ocasiones

El proceso para cambiar de nombre las calles en San Vicente de la Barquera no tenía un control riguroso, y la página web permitía varias votaciones en cada ordenador.

Nueva calle Los Soportales de San Vicente
Nueva calle Los Soportales de San Vicente

La votación no era un referéndum legal. La intención del Ayuntamiento era, en un principio, ofrecer alternativas para “captar la opinión pública” acerca del cambio de nombre de dos lugares que todavía mantienen nombres de la Guerra Civil y del Franquismo. Pero la repercusión de la iniciativa llevada en San Vicente de la Barquera ha sido mayor de lo esperado. Por ello, el método utilizado para la votación parece haberse quedado, cuanto menos, pequeño.

El propio Ayuntamiento reconoce que la documentación para realizar el voto no era necesaria, ni para acceder al espacio habilitado en la página web del Consistorio ni para depositar la papeleta en la urna situada en la Oficina de Turismo. Pero además, y como ha podido saber eldiariocantabria.es, la web permitía hasta “cinco votantes por ordenador”, lo que ha limitado también la posibilidad de mantener un control riguroso en las votaciones presenciales.

El inconveniente que esto genera es, precisamente, que esos cinco votantes pueden convertirse en un único individuo que apoye una de las alternativas, o incluso que realice hasta cinco votaciones diferentes, desvirtuando el sentido inicial de la propuesta municipal de “captar la opinión pública”.

Como reconoce la concejala de Educación, Cultura, Deportes, Juventud, Turismo y Comercio, Belinda Franco, el Ayuntamiento no consideró la posibilidad de que vecinos de otras localidades fuesen a votar sobre el nombre de dos espacios de San Vicente de la Barquera. En cierto modo, ese es el motivo de no establecer un control sobre quién votaba.

“Alguna persona sí insistía” en querer votar en la Oficina de Turismo, a pesar de no ser vecino del municipio. El motivo es que “veraneaba mucho en San Vicente de la Barquera, y se consideraba con derecho como vecino”. Por ello, la Oficina recibió la orden de “dejar a la gente votar”, aunque vigilando que no se descontrolase.

Resultados muy nuestros

La propia concejala se ha sorprendido de la repercusión que ha tenido la iniciativa, tanto en los medios como en la sociedad, sobre todo en una época como el verano. A pesar de ello, se ha mostrado muy contenta por el resultado obtenido en la votación, pues son “resultados muy nuestros”, muy tradicionales de San Vicente de la Barquera.

De hecho, Los Soportales es el nombre que comúnmente se condecía a la Avenida Generalísimo. En cuanto a la Plaza José Antonio, que pasará a llamarse Mayor del Fuero, también se conocía como El Encuentro, precisamente una de las alternativas que más votos ha obtenido.

En concreto, Los Soportales recibió 1.872 votos, un 52% del total, mientras que Mayor del Fuero fue apoyado por 1.908 votos, que no personas, lo que supone un 53% de los 3.601 votos registrados entre la urna de la Oficina de Turismo (383 papeletas) e internet (3.218).

De este modo, San Vicente de la Barquera cumple con la Ley 52/2007 de 26 de Diciembre, la Ley de la Memoria Histórica, y cambiará el nombre de una de las principales avenidas del municipio y una de las plazas más visitadas. La intención del Ayuntamiento, como ha explicado la propia concejala, es llevar al próximo pleno municipal, a celebrar a finales de septiembre, el resultado de esta consulta de la opinión pública.

Comentarios