Sábado 20.10.2018
SANIDAD

Valdecilla se colapsa por la gripe ante la “recurrente” falta de previsión en Urgencias

El sindicato de Enfermería Satse critica que las Comunidades Autónomas no sean previsoras y lamentan que deban esperar a que los servicios se colapsen para tomar decisiones al respecto.

La organización sindical destaca el Hospital de Valdecilla como uno de los centros con mayores saturaciones.

Piden a los responsables sanitarios que dejen de lado intereses puramente económicos y prioricen ofrecer una óptima atención a los ciudadanos.

Entrada de Urgencias de Valdecilla
Entrada de Urgencias de Valdecilla

El sindicato de Enfermería Satse ha denunciado la "recurrente" falta de previsión de las comunidades autónomas ante el incremento de la incidencia de la gripe, que está causando el colapso y la saturación de los servicios de Urgencias de, prácticamente, todo el país.

Esta situación, según critica esta organización sindical, hace que los profesionales sanitarios estén "absolutamente desbordados", mientras que en los centros hay "pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas de resultados superiores a las 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos que ofrezcan cierta intimidad".

Aunque estas situaciones son generalizadas, Satse ha destacado las saturaciones que se están viviendo en el Hospital Marqués de Valdecilla, además de en el Hospital de Mérida; el Hospital Vall d'Hebrón, el Complejo Asistencial de Segovia el Hospital Miguel Servet y el Hospital de Alicante.

Satse denuncia que esto demuestra “una clara pasividad por parte de los distintos servicios de salud ante una situación que se repite año tras año". Además, el sindicato critica que las comunidades no sean previsoras y lamentan que deban esperar a que los servicios se colapsen para tomar decisiones al respecto, con "parches temporales", el refuerzo puntual de las plantillas o la apertura de nuevas camas.

Por ello, piden a los responsables sanitarios que dejen de lado intereses puramente económicos, vinculados al ahorro de gasto, y prioricen ofrecer una óptima atención a los ciudadanos, reforzando los hospitales pero también los equipos de los centros de salud, donde a su juicio se puede incidir de manera notable en un uso racional de los recursos sanitarios.