martes 23.07.2019
POLÍTICA

Cs Cantabria sigue intentando pescar en las aguas revueltas del PP

Ildefonso Calderón (de espaldas) y Rubén Gómez comparten mesa en un bar de Torrelavega
Ildefonso Calderón (de espaldas) y Rubén Gómez comparten mesa en un bar de Torrelavega

Ciudadanos Cantabria sigue intentando pescar en las aguas revueltas del PP de Cantabria, un partido dividido y enfrentado tras la ruptura entre su actual presidenta, María José Sáenz de Buruaga, con su antecesor, Ignacio Diego, y tras la imposición, por parte de la Dirección estatal, de Ruth Beitia como cabeza de lista del PP de Cantabria a las autonómicas del próximo 26 de mayo, aunque Beitia acabó abandonando el partido, dejando vía libre, y la cabeza de la lista a las autonómicas, a la propia Buruaga.

La foto de Gómez y Calderón compartiendo mesa en un establecimiento de Torrelavega revoluciona las redes sociales

En ese intento de Cs Cantabria de pescar en las aguas revueltas del PP se enmarca la foto que ha revolucionado hoy las redes sociales: la del único parlamentario de Cs en el Parlamento de Cantabria, Rubén Gómez, e Ildefonso Calderón compartiendo mesa ellos solos en un céntrico establecimiento hostelero de Torrelavega. Y es que hace quince días que Calderón –afín a Buruaga, al menos hasta entonces– confirmó su decisión de abandonar tanto sus cargos de parlamentario autonómico y concejal en Torrelavega como su carnet del PP, según dijo por su “profundo malestar y disgusto” por la decisión de la Dirección estatal del partido de imponer a Beitia como candidata autonómica.

Anoche mismo se conoció también la decisión del concejal del PP en Torrelavega Miguel Remón –afín a Calderón–, que ha manifestado en un comunicado que esta misma semana presentará su dimisión como edil por motivos “estrictamente personales”, una decisión que ya habría anunciado en la Junta Local del PP de Torrelavega. Y en medios políticos se especula con que Calderón o incluso el propio Remón podrían encabezar la lista de Cs a las municipales del próximo 26 de mayo en Torrelavega.

Las tensiones entre Cs y el PP también se están dejando sentir en la propia formación naranja

Las tensiones entre Cs y el PP también se están dejando sentir en la propia formación naranja, al borde de la implosión en parte por los intentos de la Dirección de Cs Cantabria, encabezada por Félix Álvarez Felisuco –con Rubén Gómez como uno de sus principales hombres de confianza–, de pescar en las aguas revueltas del PP. El último capítulo ha sido la reciente dimisión en pleno de toda la Junta Directiva de la Agrupación de Los Corrales de Buelna ante los intentos de la Dirección de Cs Cantabria de que la parlamentaria autonómica del PP Mercedes Toribio –afín a Ignacio Diego y enfrentada a Buruaga– encabece la lista municipal de la formación naranja en Los Corrales, algo que no obstante Toribio negó anoche que tuviera intención de hacer.

De entre los muchos exmilitantes del PP de Cantabria que han acabado en Ciudadanos destacan dos afines a Diego: Joaquín Solanas, ex director general de Cultura del Gobierno autonómico, y Javier Fernández Soberón, expresidente de Nuevas Generaciones del PP de Cantabria y actual concejal tránsfuga en el Ayuntamiento de Astillero, pues ha abandonado el PP –partido por cuyas listas accedió al acta– pero no su asiento de edil.

Comentarios