viernes 30/10/20
TORRELAVEGA

Cuando no puedes dormir porque tu vecino es un transformador

Los vecinos de un edificio de Torrelavega llevan una década sin poder dormir al tener este aparato eléctrico instalado en la planta baja, entre varias viviendas.

A pesar de los reveses, en las próximas semanas llevarán el caso ante los juzgados, y planean una protesta masiva.

Los vecinos de Lasaga Larreta viven con un transformador situado entre las viviendas
Los vecinos de Lasaga Larreta viven con un transformador situado entre las viviendas

Los vecinos de Lasaga Larreta 33, en Torrelavega, llevan una década sin poder conciliar el sueño por las noches. “Hace un tiempo tuve que empezar a tomar pastillas para dormir por las noches, y ahora también tengo que hacerlo durante el día”, asegura una de las propietarias.

El motivo es el transformador eléctrico que Viesgo tiene instalado en la planta baja del edificio. “Es imposible que durmamos tranquilos. Todos los días escuchamos cómo se queman transformadores en otros sitios. No es solo el ruido y la vibración que emite, es también el miedo a que en cualquier momento pueda suceder un accidente”.

Los representantes de esta comunidad de vecinos empezaron su pelea hace diez años. “Un buen día, meses después de haber adquirido el piso nos informaron de que nos iban a cortar la luz. Empezamos a escuchar muchos ruidos y en un primer momento nos dijeron que se trataba de una bomba de agua que estaban instalando en el edificio de al lado. La sorpresa fue ver que de repente teníamos un transformador debajo de casa”.

El Ayuntamiento aprobó una moción presentada por los vecinos, pero la situación no ha avanzado

Desde entonces la lucha por encontrar una solución ha sido constante. Amargamente reconocen que durante este tiempo han recibido buenas palabras, pero aún no se ha movido ficha para ofrecer una auténtica solución a este problema.

El Ayuntamiento aprobó una moción presentada por los vecinos, pero la situación no ha avanzado. “Nos sentimos muy desprotegidos. Creemos que la moción acabó guardada en un cajón y hasta ahora todos nos han dado largas. Hemos vivido gobiernos de distintos grupos políticos, pero la respuesta siempre ha sido la misma. Al Ayuntamiento le importa muy poco nuestra situación y deberían recordar que su puesto de trabajo se  lo hemos dado los vecinos de Torrelavega. Su obligación es velar por nuestra salud, y con esto se está haciendo lo contrario. Hasta ahora solo ACPT se ha volcado realmente con nosotros”, han asegurado. 

Varios de los vecinos del bloque se han enfrentado a problemas psicológicos por la falta de sueño. Los representantes de la asociación aseguran que ya se han registrado 10 casos de enfermedades raras, aunque no se han podido relacionar directamente con la presencia de este transformador.

A lo largo de este tiempo, los vecinos han llevado a cabo diferentes estudios que no coinciden con el presentado por Viesgo. “El Ayuntamiento no nos lo admite porque nadie se atreve a firmar esos informes”. Por su parte, la empresa se remite al que realizaron ellos mismos y que aseguraba que los ruidos se encuentran dentro de los límites de la legalidad. Además, manifiesta que sus trabajadores viven a diario bajo tendidos eléctricos de manera segura.

"Hasta ahora solo ACPT se ha volcado realmente con nosotros”, han asegurado los vecinos

En estos momentos se encuentran en contacto tanto con la empresa como con el Consistorio, y recientemente se reunieron con el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, para manifestarle su preocupación por la situación. “Sentimos que nos encontramos en una situación total de abandono. Y además, frente al portal tenemos una zona verde que no se limpia”.

“Nos choca mucho que si alguno de nosotros quiere montar un quiosco, necesitemos permisos para llevar a cabo esta actividad, pero que no sean necesarias licencias o permisos para instalar un transformador”. Las viviendas fueron adquiridas en 2005 por parte de los propietarios, y en ningún momento recibieron información acerca de la instalación de este transformador. Ahora, sus pisos apenas tienen valor en el mercado inmobiliario, y no poder descansar en su propia casa les ha llevado a una situación límite.

La localidad cuenta con una ordenanza que regula los ruidos permitidos, pero estos vecinos denuncian que no se cuenta con los aparatos necesarios para realizar estas mediciones de manera adecuada.

A lo largo de este tiempo han traslado su problema tanto al Gobierno regional, como al Parlamento nacional y europeo. La respuesta siempre ha sido la misma, que se trata de un asunto de competencia municipal.

“Hay noches en las que llamamos a Viesgo porque el ruido ya es insoportable. Su solución es venir al día siguiente y hacer alguna maniobra que baja el ruido durante un tiempo”, declaran. Además, la empresa les denunció después de manifestarse frente a sus instalaciones.

Pese a todos los reveses que se han encontrado van a seguir peleando por acabar con esta situación. En las próximas semanas llevarán la situación a los juzgados y además planean realizar una protesta masiva en las calles de Torrelavega. “Mantendremos la esperanza mientras nos corra la sangre por las venas. Seguiremos peleando. Parece que todo aquel que se manifiesta es un revolucionario, pero nosotros peleamos por lo que es justo”.

Comentarios