martes 10.12.2019
TERRITORIO

Denuncian “dejación de funciones” institucional a la hora de dar “carpetazo definitivo” al fracking

Protesta de la Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria
Protesta de la Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria

La Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria ha querido poner de relieve la “dejación de funciones” de las instituciones “a la hora de dar carpetazo definitivo a la amenaza del fracking”. La Asamblea ha denunciado este lunes en un comunicado que aunque los permisos de investigación Bezana-Bigüenzo (sur de Cantabria) y Luena (Valles Pasiegos) están caducados, “el Gobierno central no acaba de tramitar la extinción de los permisos publicando tal hecho en el BOE”, a pesar de los “reiterados requerimientos” de la Asamblea “para que esta tramitación se lleve a cabo”.

Según la Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria, el pozo de perforación en el municipio de Valderredible (Sestero 1), perteneciente al permiso Bezana-Bigüenzo, “sigue con el expediente abierto, en fase de que la empresa presente el Documento de Evaluación Ambiental, a pesar de que han vencido sus plazos y de haber sido solicitado cuando el permiso ya estaba caducado”. Así, han denunciado que la Administración central los deriva de una instancia a otra, sin darles respuestas concluyentes, e ignora sus solicitudes de información a pesar del portal de transparencia.

La Asamblea ha denunciado asimismo que “la clase política de Cantabria”, que en su momento aseguró que haría “lo que fuera” para que no se hiciera fracking en la comunidad autónoma, “no da los pasos correspondientes para solicitar la extinción de los permisos”. En este sentido, ha asegurado que el Ayuntamiento de Valderredible debería estar “cursando una serie de trámites de los que no tenemos constancia”, como exigir el archivo de los permisos caducados, solicitar los informes de los mismos o acudir al contencioso administrativo en caso de que no se cumpla la extinción.

La Asamblea contra la Fractura Hidráulica de Cantabria ha avanzado asimismo que el Gobierno autonómico “podría solicitar la extinción de los permisos, simplemente alegando que se cumpla la ley”, aunque “no parece que se estén acordando de esta problemática”. Así, la Asamblea ha recordado que el Gobierno autonómico habló de hacer una ley antifracking más garantista que la primera, que fue tumbada por el Tribunal Constitucional. “Salieron en los medios de comunicación, pugnando por demostrar quién estaba más en contra del fracking, pero a la hora de la verdad la ley queda en el cajón, y lo que está en sus manos hacer a día de hoy no lo hacen”, ha añadido.

“No nos olvidamos” y “no descansaremos hasta que no quede ni un solo permiso ni pozo vigente”, ha asegurado la Asamblea. “Queremos que la gente de Cantabria celebre la victoria que se merece por haberse levantado en bloque en contra de una amenaza tan terrible en nuestra tierra”, visibilizando así “la victoria de la unión, del trabajo bien hecho y del compromiso”, ha añadido, pero ha destacado que es algo que no puede celebrar aún “debido a la incomprensible actitud de la Administración pública y al olvido o desidia de los representantes políticos”. “Queremos un fin definitivo del fracking en Cantabria, y no pararemos hasta conseguirlo”, ha finalizado.