martes 22.10.2019
SEGURIDAD

Denuncian que la Dirección de la Policía ha reducido de 5.200 a 3.860 los chalecos antibalas que había acordado comprar

Chaleco de la Policía Nacional
Chaleco de la Policía Nacional

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado este jueves que el expediente de compra de 5.200 chalecos antibalas que la Dirección General de Policía (DGP) inició en 2018 y que fue suspendido el pasado mayo ha sido sustituido por otro expediente con 3.860 unidades, una cifra que creen "muy reducida" para las necesidades policiales. De hecho, el sindicato señala que la falta de chalecos afecta a las plantillas de todas las comunidades autónomas, especialmente en Cantabria.

La organización sindical denunció el pasado 28 de mayo que la DGP había suspendido un expediente de compra de 5.200 chalecos antibalas que inició en 2018 por "problemas administrativos", y que aquella medida dejaba a los policías en formación desprovistos de protección. Ahora, la DGP ha sustituido este expediente por otro "a instancias del sindicato", pero el volumen total de chalecos solicitados "finalmente ha sido de tan solo 3.860 unidades", ha asegurado la organización en nota de prensa.

La DGP achaca esta reducción al aumento del coste por unidad de los chalecos una vez incorporadas las prestaciones de seguridad

El SUP ha asegurado que la DGP achaca esta reducción al aumento del coste por unidad de los chalecos una vez incorporadas las prestaciones de seguridad anticuchillo y antipunzón que el propio sindicato solicitó. Sin embargo, para los agentes sindicados, la necesidad de estas protecciones "ha quedado constatada" a la luz, por ejemplo, de los hechos protagonizados este verano por una agente en prácticas que portaba un chaleco pagado por ella y que le salvó la vida frente a un ataque con arma blanca.

COMUNIDADES

Junto a Cantabria, las comunidades más afectadas por la falta de chalecos antibalas son Cataluña, Castilla y León, Castilla la Mancha, Extremadura y Madrid, según asegura el SUP con datos proporcionados por la DGP. Los agentes sindicatos consideran este déficit un "desprecio" a la normativa que regula la prevención de riesgos laborales en el Cuerpo Nacional de Policía. Además, han destacado que "un alto porcentaje" de los chalecos antibalas disponibles ya han superado su vida útil, y que también faltan chalecos femeninos ergonómicamente adaptados a la fisionomía de las policías mujeres.

El sindicato ya presentó una denuncia ante la Comisión de Seguridad y Salud Policial, órgano que vela por el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales en el Cuerpo. También presentó un escrito en todos los Comités Territoriales de Seguridad y Salud Laboral Policial de España -estructura periférica que aborda la problemática específica de cada plantilla en ese ámbito- solicitando la lista actualizada de funcionarios que carecen chaleco.

Comentarios