sábado 21.09.2019
NATURALEZA

Denuncian que tres lobos y un cachorro de siete kilos han sido abatidos este mes de agosto en Cantabria

Lobo ibérico | Público
Lobo ibérico | Público

Tres lobos y un cachorro de lobo han resultado muertos este mes de agosto en Cantabria, abatidos por personal de la Administración. Según un informe del Ejecutivo al que ha tenido acceso eldiariocantabria, se trata de una hembra de 25 kilos muerta el día 4 en Peñarrubia, otra hembra de 40 kilos muerta el día 10 en Lamasón, un cachorro macho de siete kilos muerto el día 14 en Campoo de Suso y otro macho de 35 kilos muerto el día 24 en San Vicente de la Barquera. El Gobierno de Cantabria estableció en 34 los lobos que podrán abatirse en la comunidad autónoma durante la temporada 2019/20, que empezó el pasado 1 de agosto y acabará el 31 de julio de 2020. De los 34, 28 podrán ser abatidos por cazadores durante las batidas de jabalí celebradas en la temporada cinegética ordinaria, mientras que los seis restantes podrán ser abatidos por personal de la Administración por “control poblacional”, en unos casos por aguardo y en otros por batida extraordinaria. Cuatro de estos seis ya lo han sido este mes de agosto: por aguardo la loba muerta en Peñarrubia y el cachorro muerto en Campoo de Suso y por batida extraordinaria la loba muerta en Lamasón y el lobo muerto en San Vicente de la Barquera.

“No existen precedentes de matar lobos en agosto”, pues es “época reproductora”

“En menos de un mes ya han acabado con el 80% del cupo de controles para todo el año”, han denunciado a eldiariocantabria a la vista de estos datos fuentes de ASCEL (Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico) –una de las organizaciones que participaron en el proceso abierto el pasado mes de enero por el Gobierno de Cantabria para aprobar el Plan de Gestión del Lobo vigente desde el pasado mes de abril–, que han asegurado que “no existen precedentes de matar lobos en agosto”, pues es “época reproductora”. “Lo que está haciendo el Gobierno de Cantabria no obedece a una gestión del siglo XXI y no lo ha hecho ninguna Administración en España”, han insistido. Sobre las hembras muertas el día 4 en Peñarrubia y el día 10 en Lamasón, las fuentes de ASCEL han manifestado que “si eran reproductoras, es probable que abatiéndolas se hayan cargado el grupo”. Sobre el macho de siete kilos muerto el día 14 en Campoo de Suso, se han preguntado: “¿Qué tipo de conflictividad con la ganadería podía estar ocasionando un cachorro de dos o tres meses?”.

ASCEL ha anunciado hoy martes en su perfil de Facebook que sigue “sin descanso en la ardua batalla legal” para que el Ejecutivo “suspenda cuanto antes la indecencia y crueldad que supone matar lobos en Cantabria”, incluidos “cachorros de tres meses”, en referencia al ejemplar de siete kilos abatido el día 14 en Campoo de Suso.  La asociación presentó contra la Orden que aprobó el Plan de Gestión del Lobo en Cantabria un recurso contencioso administrativo que el TSJC (Tribunal Superior de Justicia de Cantabria) ha admitido a trámite. El TSJC ha dado a ASCEL “hasta principios de septiembre” para presentar demanda. “Estamos en plazo para presentar demanda y vamos a hacerlo, vamos a acudir a los tribunales”, han avanzado fuentes de la asociación.

Comentarios