domingo 05.07.2020
SUCESOS

Desarticulado en Muriedas un grupo que distribuía cocaína en Camargo y Santander con tres detenidos

La Guardia Civil ha desarticulado un punto de distribución de cocaína con base en la localidad de Muriedas (Camargo), que operaba en los municipios de Camargo y Santander, y ha detenido a dos hombres de 31 y 40 años, que han ingresado en prisión, y a una mujer de 69, todos ellos naturales de Colombia. Se calcula que los detenidos podrían haber puesto en circulación unas 800 dosis de cocaína, tras la preparación de los casi 100 gramos de esta droga y cerca de 68 gramos de sustancia de corte intervenidos. Igualmente los agentes se han incautado de cerca de 800 euros y otros elementos que revelan el tráfico de estupefacientes, como báscula de precisión, recortes de plástico para las dosificaciones, recipientes con restos múltiples de cocaína, libretas con anotaciones de deudas, etcétera. La investigación también ha puesto al descubierto que no solo vendían cocaína a consumidores, sino que también lo realizaban a distribuidores al menudeo, según ha informado este miércoles la Guardia Civil.

Esta operación comenzó tras unas inspecciones realizadas en septiembre del año pasado en locales y lugares de ocio de Muriedas, detectando en un bar a un hombre (uno de los detenidos) que tenía en su poder varias dosis de cocaína que le fueron intervenidas y denunciado por su tenencia. Tras este hallazgo, y al sospechar que pudiera dedicarse al tráfico de estupefacientes, se inició una investigación sobre él y su entorno, verificando cortos encuentros en diferentes establecimientos de Muriedas y Maliaño (Camargo) en los que se supone podrían realizarse entregas. Paralelamente se tuvo conocimiento de un trasiego constante de personas que pudieran ser consumidores de estupefacientes en un edificio de Muriedas. De las indagaciones realizadas, se averigua la vivienda donde se podía producir el tráfico de drogas, coincidiendo sus moradores con las personas que eran objeto de investigación. La vivienda donde residían era alquilada y no se les conocía trabajo alguno. A raíz de estas nuevas informaciones, los agentes se centraron sobre este lugar y los movimientos que se registraban en el mismo, sospechando una distribución directa de cocaína en la vivienda, como en otros domicilios y en la vía pública, tanto de Camargo como de Santander. Finalmente, el pasado viernes por la mañana se entró en la vivienda y se detuvo a los tres acusados, interviniéndose la droga, sustancia de corte, dinero y diferentes utensilios para el tráfico de drogas. Por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Santander, los dos hombres detenidos ingresaron en prisión.