lunes 21.10.2019
MEMORIA HISTÓRICA

Descubierto un nuevo refugio antiaéreo de la Guerra Civil en Santander

Imagen del refugio encontrado
Imagen del refugio encontrado

Las obras que se llevan a cabo en las naves de Gamazo, junto a la calle del mismo nombre, en Santander, han dejado al descubierto la entrada a uno de los refugios antiaéreos construidos en la ciudad durante la Guerra Civil. Se trata, presumiblemente, del acceso occidental al refugio de tipo túnel de San Martín de Abajo, un abrigo en galería que atravesaba el promontorio de lado a lado, con capacidad para 400 personas e iluminación eléctrica y que fue excavado en otoño de 1936 por orden de las autoridades republicanas para servir de protección frente a los bombardeos de la aviación sublevada y la de sus aliados alemanes e italianos. Es uno de los numerosos refugios antiaéreos que se construyeron por toda la ciudad en aquellas fechas y aparece recogido tanto en las listas publicadas en la prensa de la época como en el libro de J.M. Puente Fernández “Una ciudad bajo las bombas” (Librucos, 2014), la obra de referencia para ese tipo de elementos del patrimonio construido de la Guerra Civil en Santander.

La entrada, que parece haber estado enterrada durante décadas, se sitúa a una cota más baja que el nivel del suelo actual y está protegida por gruesos muros laterales. Tiene forma de arco de medio punto y presenta un característico saliente de hormigón en su lado izquierdo -y con toda seguridad otro idéntico en el derecho, ya dentro, creando un paso en esviaje- destinado a evitar la proyección de metralla al interior en caso de que una bomba explotase en sus inmediaciones.

Imagen del refugio encontrado

Imagen del refugio encontrado 

El Grupo “Frente de Santander” para el estudio de los restos de la Guerra Civil en Cantabria, Palencia y Burgos solicita a las autoridades autonómicas y municipales la documentación y catalogación del refugio, así como la toma de todas las medidas necesarias destinadas a su protección y conservación: seguimiento arqueológico de las obras e inclusión del hallazgo en el Inventario Arqueológico de Cantabria (INVAC) y en el Catálogo de Patrimonio del Ayuntamiento de Santander. Desde este colectivo se destaca que la ciudad cuenta con un importante conjunto de restos de la Guerra Civil -refugios antiaéreos, baterías de costa, nidos de ametralladoras, blocaos, trincheras, puestos de observación, edificios históricos con un papel destacado durante la contienda, etc.- muy poco o nada conocido por la ciudadanía y en una situación de casi total abandono por parte de las instituciones, con la única y honrosa excepción del refugio antiaéreo -musealizado y visitable- de la Plaza del Príncipe. Y que el estudio, la catalogación y la puesta en valor de los elementos más destacados de ese patrimonio contribuiría al aumento de la oferta cultural y turística de la ciudad en un sector, el de los restos materiales de la guerra de 1936-1939, en alza en los últimos años en todo el país.


 

Comentarios