martes 20/10/20
SUCESOS

Desmantelan una banda especializada en robos en viviendas unifamiliares que actuaba en País Vasco y Cantabria

Agentes de la Ertzaintza
Agentes de la Ertzaintza

La Ertzaintza ha desmantelado una banda especializada en robos en viviendas unifamiliares, afincada en la comarca vizcaína Margen Izquierda, aunque ha actuado en zonas rurales de Álava, Vizcaya y Cantabria, en este último caso, en los municipios de Penagos y Escobedo de Camargo. Cuatro de sus integrantes han sido detenidos y tres de ellos han ingresado en prisión, mientras que el cuarto pasará a disposición judicial en próximos días, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Agentes de la Ertzaintza iniciaron la investigación tras haberse detectado un incremento de robos con fuerza, en concreto cometidos en chalets y casas unifamiliares ubicadas en zonas rurales del territorio alavés. En función de las investigaciones y seguimientos realizados, se pudo determinar que se trataba de una banda itinerante integrada por varones de nacionalidad extranjera afincados en Vizcaya, concretamente en localidades de la Margen Izquierda. Sus miembros constituían un grupo organizado de carácter criminal, jerarquizado y con una clara definición de tareas y roles, han explicado desde el Departamento de Seguridad.

Las indagaciones se vieron dificultadas por la movilidad de la banda, su carácter itinerante y por los protocolos de seguridad adoptados, como medidas de precaución para detectar la posible presencia policial antes incluso de hacer uso de los vehículos para cometer los robos, así como las prácticas de contravigilancia puestas en marcha durante sus desplazamientos para evitar los seguimientos policiales. Una vez seleccionados los objetivos, casas individuales ubicadas en zonas rurales, los autores accedían a los inmuebles a través de sus puntos más vulnerables mediante maniobras de apalancamiento. Tras los asaltos a las viviendas, los coches utilizados eran abandonados. La investigación ha permitido constatar el uso de cuatro turismos en menos de tres semanas, todos ellos con documentación legal pero a nombre de ciudadanos sin relación alguna con la banda, lo que ha dificultado las labores de identificación.

A través de este 'modus operandi', el grupo ha podido cometer numerosos robos cuya autoría trata de determinar la investigación, ha indicado la Consejería. Hasta la fecha, fruto de los dispositivos de control y seguimiento efectuados por el equipo investigador de la Ertzaintza, se atribuye a la banda el robo cometido el pasado viernes día 13 en una casa unifamiliar situada en la demarcación alavesa de Murgia. También queda acreditada su participación en el robo de dos viviendas en la localidad vizcaína de Mungia durante el pasado puente de la Inmaculada y se tiene constancia de otros dos robos en las mismas fechas en los municipios cántabros de Penagos y Escobedo de Camargo.

Los seguimientos realizados han dejado constancia del carácter itinerante del grupo tanto en zonas rurales de Vizcaya como de Álava y, de hecho, el pasado día 13, horas antes del robo cometido en Murgia, el grupo se desplazó en coche y estudió diversos objetivos en Foronda, Apodaka, Arangiz y Mendiguren, entre otras localidades cercanas a la capital alavesa. La víspera, y a bordo del mismo turismo, la banda fue detectada en zonas diseminadas de Arrankudiaga y de Amurrio.

CUATRO DETENIDOS

Sobre las once de la noche del pasado viernes, tres de los componentes de la banda fueron arrestados en las inmediaciones del peaje de Altube, cuando circulaban en sentido hacia Bilbao. Antes de ser interceptados, sus ocupantes arrojaron varios objetos, entre ellos dos destornilladores, dos pares de guantes y un gorro.

Durante la mañana de este pasado lunes, ha sido arrestado un cuatro integrante del grupo, que pasará ante el juez en los próximos días. Los demás, con edades comprendidas entre los 23 y los 32 años de edad, han sido puestos ya a disposición de la autoridad judicial, quien ha decretado ingreso en prisión.

Comentarios