lunes 13.07.2020
LOS PUEBLOS MENOS POBLADOS

La despoblación rural, uno de los problemas “graves” de Cantabria

Los municipios cántabros de Tresviso y Pesquera cuentan con menos de 100 habitantes.

Tresviso, situado en la comarca de Liébana
Tresviso, situado en la comarca de Liébana

Uno de los inconvenientes que tiene Cantabria es la despoblación rural en las zonas de alta montaña, un problema estructural “grave” que afecta a 82 municipios de los 102 que tiene la región, es decir, el 80%.

Sobre este asunto, el PSOE ha elaborado un informe de la Comisión del Senado sobre despoblación en zonas de montaña, que dieron a conocer hace unos días, y que el Pleno de la Cámara aprobó el pasado 9 de julio por unanimidad.

Cantabria, que en el año 2014 (últimos datos que se conocen) tenía 588.656 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuenta con dos municipios por debajo de los 100 habitantes.

Tresviso tenía censados en 2014 a 69 habitantes, una cifra que ha ido en descenso en los últimos años. En 2010 eran 78 los vecinos de este municipio.

Y no sólo es pequeño en población, sino también en su extensión, ya que tiene una superficie de 16,23 kilómetros cuadrados. Tresviso está situado a 907 metros sobre el nivel del mar.

El siguiente municipio menos poblado es Pesquera, con 74 habitantes en 2014. La cifra se ha mantenido en los últimos cinco años, ya que oscilaban entre los 71 y 72, siendo el pico más alto en el año 2011 con 89 vecinos.

Ubicada dentro de la comarca de Campoo-Los Valles, tiene una superficie aún inferior al anterior municipio, con 8,93 kilómetros cuadrados y se sitúa a 621 metros sobre el nivel del mar.

Seguidos de cerca y en la barrera entre los 100 y los 200 habitantes se sitúan otros dos municipios.

El primero de ellos es Tudanca, con 148 vecinos en el año 2014. Este municipio ha ido perdiendo población con el paso de los años, contando en 2010 con 185 habitantes.

Tudanca está en la zona occidental de Cantabria, en el valle del Nansa, con una altitud de 450 metros y cuenta con una superficie de 52,44 kilómetros cuadrados.

Por último y con 174 habitantes está San Miguel de Aguayo, que ha ganado habitantes desde el año 2010, siendo 159 vecinos los que vivieron en este municipio durante ese año.

San Miguel de Aguayo está situado a 830 metros sobre el nivel del mar y tiene una superficie de 36 kilómetros cuadrados, además, pertenece a la comarca de Campoo-Los Valles.

El número de municipios con una población reducida es muy elevado, por ejemplo, siguiendo a los nombrados anteriormente se sitúan: Polaciones, con 236 habitantes; Las Rozas de Valdearroyo, con 281; Santiurde de Reinosa, con 285; y Lamasón, con 294 vecinos.

Pero no sólo los municipios pequeños y de montaña se encuentran con el problema de que sus vecinos acuden a otros lugares a vivir, sino que los más poblados de Cantabria, como son Santander y Torrelavega, han sufrido un descenso de población desde el año 2010.

Para incentivar que haya más población en estos municipios de montaña, González Vega destacó la “gran oportunidad” que supone la globalización y las nuevas tecnologías para las zonas de montaña siempre que se garantice la calidad del servicio digital y la de vida.

Por ello, el senador abogó por adaptar “con imaginación” los servicios públicos a este tipo de territorios, ya que las zonas de montaña no destacan solamente por la agricultura y la ganadería, sino que pueden ser una fuente de turismo y de empleo verde, además de contar con energías alternativas.

Comentarios