miércoles 25/11/20
SUCESOS

Detenida por más de veinte delitos la misma pareja arrestada en octubre por otros trece

Coche
Coche

La Guardia Civil ha vuelto a detener como presuntos autores de 21 delitos a una pareja que ya fue arrestada el pasado mes de octubre por otras 13 infracciones. Se trata de un hombre y una mujer de 29 años y 30 años, originarios de Vizcaya y Burgos, respectivamente, que ahora han sido detenidos por la presunta comisión de veintiún delitos de robo con fuerza, hurto, receptación, sustracción de vehículo, usurpación de estado civil, daños, estafa y desobediencia grave a agente de la autoridad, cometidos en diversas localidades de la parte oriental de Cantabria, así como en la provincia de Vizcaya. El hombre fue detenido en el Centro Penitenciario de Basauri (Vizcaya) donde cumple condena desde el pasado 2 de diciembre por otros hechos delictivos, y la mujer en la localidad de Laredo.

Los delitos se cometieron en diversas localidades de la parte oriental de Cantabria y en Vizcaya

La investigación, en el marco de la operación 'SLK', comenzó el 13 de octubre, cuando un vehículo sospechoso al que dio el alto una patrulla de la Guardia Civil se dio a la fuga, envistiendo al coche policial y dañando ambos turismos. En ese momento no se pudo detener a los ocupantes, pero sí identificar al vehículo, que costaba como robado días antes de un concesionario de coches de Vizcaya. El 3 de noviembre agentes de la Guardia Civil localizaron aparcado en Limpias un turismo con daños en el exterior y en el interior que resultó ser el robado en Vizcaya.

De forma paralela, el 4 de diciembre, se interpuso una denuncia en la Guardia Civil por los daños causados por los inquilinos en un piso alquilado en Limpias, así como por el impago de facturas de luz y gas. Durante la inspección ocular tanto del inmueble como del garaje, los agentes localizaron varios objetos que provenían de diferentes hurtos y robos. El piso había sido alquilado a un hombre que no coincidía con la pareja que había estado viviendo en el piso. Esta persona, que reside fuera de Cantabria, facilitó su documentación personal bajo engaño a la ahora detenida, quien la utilizó para formalizar el contrato de alquiler. De esta manera, desde julio, los detenidos utilizaron este piso como su centro de operaciones. En él y en su garaje se dedicaban, por un lado, a almacenar los objetos y vehículos robados por ellos para luego distribuirlos, y por otro, a esconder vehículos robados por otros delincuentes.

Ambas investigaciones se entrelazaron al averiguar que los autores del robo del vehículo en Vizcaya, que se dio a la fuga y que fue recuperado, y los inquilinos del piso de Limpias eran las mismas personas. Los delincuentes, que no estaban especializados en un tipo de delito concreto, perpetraron al menos 21 hechos estando alojados en Limpias, entre ellos el hurto de material informático y electrónico en un hotel de Liérganes donde se alojaron utilizando la documentación de otra persona. También diferentes hurtos en interior de furgonetas, tanto de reparto como particulares, consistentes en la sustracción de paquetería, documentación personal, herramientas y otro tipo de objetos en Mioño, Ampuero y Colindres. Igualmente utilizaron la documentación sustraída para llevar a cabo diferentes compras en establecimientos de distintas localidades, y robaron sillas de montar en Hazas de Cesto.

En estos robos, llegaron a envenenar a dos perros que tuvieron que ser atendidos en instalaciones veterinarias. Tras una costosa investigación, se lograron recuperar y entregar a sus propietarios parte de los objetos y vehículos sustraídos.

La pareja fue detenida el 18 de octubre en Cantabria por trece presuntos delitos contra el patrimonio y usurpación de estado civil, cometidos en las localidades cántabras de Ramales de la Victoria, Castro Urdiales, Limpias y Colindres, así como en las alavesas de Medina de Pomar, Burgos y Artziniega. Esta operación ha sido llevada a cabo por el equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Laredo.

Comentarios