miércoles 13.11.2019
SUCESOS

Detenidos por invadir todos carriles de la autovía, la acera y circular en sentido contrario por el centro de Los Corrales de Buelna en una furgoneta robada

Material intervenido a los detenidos
Material intervenido a los detenidos

La Policía Nacional ha detenido a dos varones de 36 y 32 años de edad como presuntos autores de delitos de robo de vehículo, contra la seguridad vial y de atentado a agente de la autoridad. Ambos hombres emprendieron la huida en la furgoneta robada en la que circulaban, al percatarse de la presencia policial, invadieron todos los carriles de la autovía y la acera, y circularon en dirección contraria por el centro de la localidad cántabra de Los Corrales de Buelna, en una accidentada huida que acabó con cuatro agentes heridos.

El conductor de la furgoneta invadió la acera para esquivarlo y sufrió un reventón en una de las ruedas delanteras

Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado miércoles, 29 de mayo. Cuando la patrulla estaba prestando servicio en el Polígono de los Ochos (Torrelavega), observó una furgoneta que, al percatarse de la presencia policial, emprendió la huida, incorporándose de forma violenta a la autovía A-67 con dirección a Los Corrales. Ante dicha maniobra, los agentes activaron los destellos luminosos y la sirena acústica para que el vehículo se detuviera, lo que no hizo, por lo que iniciaron su persecución. La Guardia Civil fue alertada de lo que estaba sucediendo. En la autovía, la furgoneta realizó una conducción errática, con movimientos en zigzag, invadiendo los tres carriles para que los policías no pudiesen adelantarla, incluso llegaron a intentar echarles de la vía en reiteradas ocasiones. Tomó la salida número 172 hacia el Polígono de Barros, donde se unió a la persecución un vehículo de la Guardia Civil. El conductor de la furgoneta invadió la acera para esquivarlo y sufrió un reventón en una de las ruedas delanteras. Aun así, continuó la huida sin neumático por el centro del casco urbano de Corrales, callejeando durante varios minutos en sentido contrario de forma temeraria. En uno de los badenes sobredimensionados, la furgoneta se golpeó el bajo y comenzó a perder aceite, pero continuó hacia Somahoz por una pista sin asfaltar hacia el monte. Varios cientos de metros después el vehículo se detuvo y los dos ocupantes lo abandonaron, saliendo por la puerta del copiloto. Intentaron saltar un cercado y en ese momento los agentes consiguieron interceptar al hombre de 36 años, quien ofreció una fuerte resistencia, causando lesiones a los agentes que finalmente consiguieron detenerlo. Mientras, un cuarto agente emprendió la persecución a pie tras el de 32 años, quien salió corriendo a través del bosque. Apoyado por otro policía, lograron darle alcance y detenerlo, tras reducirlo utilizando "la mínima fuerza imprescindible ante la gran resistencia que oponía", ha informado la Policía.

Los cuatro agentes de policía heridos durante la intervención acudieron para ser asistidos al centro médico de Mompía. Todos resultaron con politraumatismos, uno de ellos con una mano fracturada. Por su parte, los detenidos fueron trasladados hasta el Hospital Valdecilla para ser atendidos, aunque ninguna de sus lesiones revestía gravedad. En el transcurso de la detención, les fue intervenida la furgoneta, así como diversas herramientas y un pasamontañas localizados en su interior. El pasado 20 de mayo se había denunciado en el puesto de la Guardia Civil de Camargo el robo del vehículo utilizado por los detenidos, que carecían de permisos de conducción B y tenían numerosos antecedentes.

Comentarios