Domingo 21.10.2018
SUCESOS

Detenidos cuatro jóvenes por intentar robar en una vivienda de Valdenoja

Dinero y efectos intervenidos a los detenidos
Dinero y efectos intervenidos a los detenidos

La Policía Nacional detuvo el pasado 29 de diciembre a cuatro jóvenes, de entre 18 y 21 años, procedentes de países del este y sur de Europa, por un intento de robo en una vivienda de la zona de Valdenoja, en Santander. A los detenidos se les intervinieron guantes, destornilladores de grandes dimensiones y 360 euros en efectivo. A los detenidos, dos de ellos con antecedentes por delitos similares en Francia y Gerona, y que tienen 18, 20 y 21 años, se les considera autores de un delito de robo con fuerza en domicilio en grado de tentativa.

Según han informado este miércoles fuentes policiales, sobre las 20 horas del pasado viernes un ciudadano avisó al 091 de la presencia sospechosa de cuatro individuos que merodeaban cerca de una casa en la zona de Valdenoja, pudiendo observar que uno de ellos se ponía unos guantes y los otros tres le esperaban en un coche. El testigo pudo anotar únicamente unos números de la matrícula de origen francés. Al lugar se desplazaron varias dotaciones de la Brigada de Seguridad Ciudadana, que localizaron un vehículo francés ocupado por cuatro personas, alejándose de la zona a gran velocidad. Se inició entonces una persecución que finalizó en un callejón sin salida en la calle San Pedro del Mar, donde los sospechoso abandonaron el vehículo para intentar huir a pie, momento en que fueron detenidos. Posteriormente se comprobó que la puerta del domicilio donde fueron vistos por el testigo presentaba marcas de forzamiento, aunque sin haberlo conseguido.

Según la Policía, con la detención de estas cuatro personas se ha erradicado una célula de un grupo itinerante procedente del sur de Francia y sin domicilio en España. Los detenidos aprovechan la movilidad geográfica para así evitar la actuación policial y eludir la acción de la justicia. Estos grupos procedentes de la extinta República de Yugoslavia, de vida nómada, y que no permanecen largos periodos de tiempo en las zonas donde se asientan, han hecho de este tipo de delito su modus vivendi, con tal grado de profesionalización, según la Policía, que si no son detectados a la salida de los edificios o deambulando en la búsqueda de lugares para actuar, es prácticamente imposible concluir una investigación con éxito. Con esta actuación se rompe la continuidad en sus acciones, según la Policía, que considera que los detenidos, de no haberlo sido, hubieran intentado cometer más hechos delictivos similares en Cantabria.