Jueves 16.08.2018
VIOLENCIA DE GÉNERO

“Disculpen las molestias pero nos están asesinando”

Los manifestantes han pegado la pancarta sobre el letrero de la Delegación del Gobierno en Cantabria
Los manifestantes han pegado la pancarta sobre el letrero de la Delegación del Gobierno en Cantabria

Unos centenares de personas han secundado la concentración convocada este jueves en Santander por la Plataforma Feminista de Cantabria para reclamar al Gobierno del Estado el cumplimiento del presupuesto del Pacto Nacional contra la Violencia de Género.

La movilización, convocada simultáneamente en decenas de ciudades españolas, se ha desarrollado bajo el lema 'Compromiso=Presupuesto' y a ella han asistido decenas de personas, entre ellas representantes sindicales, de los partidos políticos PRC, PSOE y Podemos e institucionales como la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos.

La concentración ha tenido lugar frente a la Delegación del Gobierno en Cantabria, en cuya fachada el colectivo feminista ha colgado una pancarta con el lema "Contra las violencias machistas, compromiso=presupuesto. Asamblea Feminista Abierta de Cantabria".

Los manifestantes han pegado la pancarta sobre el letrero de la Delegación del Gobierno en Cantabria Un instante de la concentración frente a la Delegación del Gobierno

Durante la movilización, se ha dado lectura a las esquelas de las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en este 2018 y todas han comenzado con la misma frase: "disculpen las molestias pero nos están asesinando".

La Plataforma Feminista ha convocado esta concentración para protestar por los "incumplimientos" del Gobierno de España con el Pacto Nacional contra la violencia machista suscrito hace unos meses.

Unos incumplimiento que, para los convocantes, se confirman con el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, donde el Ejecutivo del PP "ha reducido a sólo 80 millones de euros la partida presupuestaria inicial de 200 millones de euros prevista desarrollar el acuerdo".

El pacto rubricado por el Parlamento contempla un presupuesto de 1.000 millones de euros en cinco años, es decir, 200 millones de euros anuales a partir de 2018. De ellos, 80 corresponderían a la Administración Central, 100 a las comunidades autónomas y 20 a los municipios.