miércoles 20.11.2019
PRESUPUESTOS

La dotación para Medio Rural sube un 17%, con más inversiones y ayudas a la industria agroalimentaria

El Presupuesto incluye 3,4 millones para el Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales.

Oria y su equipo posan antes de presentar el presupuesto de la Consejería
Oria y su equipo posan antes de presentar el presupuesto de la Consejería

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación tendrá en 2017 un presupuesto un 17% mayor que en 2016, hasta los 82,5 millones, del que "casi un 40%" irán a inversión, en el que crecen un 80,5% las ayudas para la industria agroalimentaria y que cuenta con una dotación de casi 3,4 millones para el Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales negociado en la denominada 'mesa del fuego'. Dentro de esta dotación para la prevención y lucha de los incendios forestales se incluye un incremento de 2,2 millones para cumplir con el compromiso alcanzado el pasado verano con los sindicatos sobre el pago de las guardias a los agentes y cuadrillas forestales; el aumento de plantilla del servicio de extinción de incendios forestales y la mejora de las dotaciones y herramientas con las que cuentan, un acuerdo que sirvió para poner fin a la huelga que llevaron a cabo estos efectivos.

Así lo ha explicado este lunes el consejero de esta área, el regionalista Jesús Oria, que ha presentado este lunes en rueda de prensa, acompañado de su equipo, unas cuentas para 2017 que, según ha dicho, quieren servir como "elemento de dinamización y transformación del sector rural".

Entre los objetivos que se persiguen con este presupuesto figuran la mejora de la competitividad y diversificación de la actividad agraria y pesquera; la mejora de las condiciones de vida en el medio rural para evitar el despoblamiento, reduciendo la desigualdad con las que disfrutan en los núcleos urbanos; el aumento de la renta a los profesionales del sector primario y de transformación, y el apoyo a los sectores lácteo, pesquero y cárnico, y el fomento de las razas autóctonas. Se quiere también dar un impulso a aquellos sectores con más capacidad de generación de empleo pueden tener, como, según Oria, pueden ser el sector agroalimentario, para el que se prevén ayudas por valor de 4 millones, o el asociado con el medio natural.

En todos los departamentos que conforman la estructura de la Consejería habrá incremento presupuestario en 2017, el mayor de ellos en la Dirección General de Pesca y Alimentación, que contará con 12,8 millones, casi un 36% respecto a 2016. Dentro de esta Dirección General se han reforzado las actuaciones de la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), que contará en 2017, con casi 1,3 millones de euros (un 17% más que en 2016), de los que 261.400 irán a inversiones reales. Esto supone un incremento de las inversiones reales en la ODECA de más del 1000% si se comparan esos 261.400 euros con los 26.000 que se destinaron en 2016 a este concepto dentro de la Oficina. Estas inversiones se destinarán a nuevos proyectos, como el Plan de Promoción de la carne tudanca y otros productos de las razas autóctonas, a lo que se prevé destinar unos 180.000 euros. También hay 30.000 para el plan de dinamización de Valderredible o 15.000 euros para la realización de un estudio sobre la ampliación de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) 'Carne de Cantabria'. Precisamente, el incremento de las inversiones ha sido uno de los aspectos que más ha destacado Oria del Presupuesto de 2017 de su Consejería. Y es que, según ha dicho, 32 de los 82,5 millones del Presupuesto, "casi un 40%" del mismo, está destinado a inversiones reales (+17%) y transferencias de capital (22%). Dentro de la misma Dirección General, en materia de pesca se quiere dar un impulso de las actuaciones financiadas con el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, para lo que se destinarán casi 3,8 millones. En este presupuesto también se han dispuesto 150.000 euros para el Plan de Recuperación del Sector del Marisqueo.

El segundo mayor incremento presupuestario dentro de la Consejería se da en la Dirección General del Medio Natural, que 32 millones este año, seis más que el año pasado, lo que supone un incremento del entorno del 23%. Dentro de él, crecen casi un 19% la dotación de la política forestal (3,4 millones) y hay 300.000 euros para el desarrollo de la Estrategia de especies invasoras y el Plan de Acción contra el Plumero. También hay más de 800.000 euros para el Plan de Gestión del Lobo que se aprobará este año, así como un incremento del 50% en las inversiones dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, incluyendo los 600.000 euros que se han previsto para la puesta en marcha de los planes de gestión de la Red Natura 2000.

Por su parte, la Dirección General de Ganadería contará este año con un presupuesto de 15,2 millones, casi 1,5 más que en 2016, en el que se incluyen 1,5 millones para el fomento de los seguros agrarios; 700.000 euros para el programa de control de rendimiento lechero y de calidad de leche cruda; 370.000 euros para el fomento del asociacionismo de criadores de ganado y mejora de las razas autóctonas y 65.000 para el programa de vigilancia y control del avispón asiático, que cuenta "por primera vez", según Oria, con una partida presupuestaria específica. El presupuesto de esta Dirección general prevé, además, un incremento del 147% de las ayudas para compensar las pérdidas económicas derivadas de los programas nacionales de erradicación de enfermedades como la tuberculosis y la brucelosis bovina, de sacrificio obligatorio y de las medidas de prevención y control, a lo que se destinarán 2.350.000 euros.

Y es que tanto el consejero como la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, han reconocido que Cantabria, al igual que otras comunidades, ha registrado un incremento de la prevalencia de la tuberculosis. Así, Fernández ha explicado que la tasa de prevalencia en Cantabria ha pasado del 0,7 en 2014, al 1,38 en 2015, nivel en el que se prevé que se sitúe la de 2016, que aún se desconoce. Por ello, ha reconocido que es un aspecto que no se puede "descuidar" y hay que mantener las medidas de vigilancia y control.

Completan la estructura de la Consejería los Servicios Generales, con un presupuesto de 9,5 millones para 2017 (+2,8%), y la Dirección General de Desarrollo Rural, con poco más de 13 (+7,8%). En el presupuesto de esta última Dirección General se han incluido 1,2 millones de euros para el desarrollo de las cinco estrategias de desarrollo local participativo gestionada por los grupos Leader y 1 para el pago a los ganaderos de lo adeudado por el impago de la prima nacional complementaria de la vaca nodriza correspondiente a 2009. Oria ha señalado que el anterior Gobierno del PP tampoco hizo frente a este impago y ha afirmado que con la inclusión de este millón de euros el Gobierno actual (PRC-PSOE) da cumplimiento a un acuerdo en esta materia al que llegó el Parlamento de Cantabria. También se adeuda a los ganaderos otra cantidad, por este mismo concepto, correspondiente a la prima de 2010, a la que, según ha anunciado, se hará frente con el Presupuesto del año que viene.

El departamento que dirige Oria, además de gestionar sus 82,5 millones de Presupuesto, hará lo propio con lo proveniente de fondos comunitarios como el de Garantía Agraria (FEAGA), el de Desarrollo Rural (FEADER) y FEMP (Fondo Europeo de Pesca), con una cantidad aún por concretarse. Sin embargo, las previsiones de la Consejería están en que, sumando el Presupuesto propio y estos fondos europeos, se podrían gestionar unos 144 millones de euros.

Comentarios