jueves 12.12.2019
CANTABRIA

Educación y padres de alumnos alcanzan un acuerdo para facilitar la conciliación en el nuevo calendario escolar

FAPA ha incidido en que solo ha criticado “el proceso, no la filosofía”, y ha anunciado la apertura de un proceso negociador para ajustar los horarios de los centros.

El consejero de Educación, Ramón Ruiz (centro), junto a representantes de FAPA Cantabria
El consejero de Educación, Ramón Ruiz (centro), junto a representantes de FAPA Cantabria

En un intento por frenar la polémica generada en torno al nuevo calendario escolar de Cantabria, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha mantenido este jueves un encuentro con la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de alumnos (FAPA) para alcanzar un principio de acuerdo que calme los ánimos encendidos hace unos días, cuando se anunció esta medida sin, en principio, haber contado con los padres. Y a tenor de las palabras de Ruiz y de la presidenta de la federación, Leticia Cardenal, se ha logrado, lo que no implica necesariamente que la polémica remita.

El encuentro, cuya expectación ha llenado de periodistas la Sala de Juntas de la Consejería y ha provocado la sorpresa del consejero, ha servido para firmar el acuerdo que permitirá “ahondar” en las medidas de conciliación en los centros públicos “que veníamos haciendo conjuntamente”, ampliándolo a todos los periodos no lectivos, que hay que recordar se producen cada dos meses.

Según ha explicado FAPA, entre estas medidas se encuentra la ampliación del servicio de comedor y la "jornada lúdica" en horario de 9:00 a 12:00 horas que se ha ofertado en algunos centros públicos en Navidad y Semana Santa, y que se ha programado también para julio y agosto.

“Alrededor de la Educación hay toda una comunidad, pero el norte que nos debe guiar es el bienestar del alumno”, ha afirmado Ruiz

Ruiz ha explicado que esta oferta de actividades se hará en los centros que ya están abriendo sus comedores escolares, y se irá ampliando en función de la demanda. En cuanto a los colegios concertados, Ruiz ha dicho que si la patronal CONCAPA tiene interés, se sentarán a dialogar.

Para este verano la Consejería cuenta con una partida de 50.000 euros. Además, para la semana de vacaciones de noviembre, Educación está barajando la posibilidad de ofertar actividades de ocio y tiempo libre en los albergues.

Importancia pedagógica

Para el consejero de Educación el nuevo calendario laboral tiene una “importancia pedagógica” porque permite una distribución “más equilibrada y racional”. Según ha explicado, actualmente los niños cántabros tienen 270 minutos diarios de clase más deberes, por lo que “llegan cansados”.

“Alrededor de la Educación hay toda una comunidad”, ha afirmado Ruiz, “pero el norte que nos debe guiar es el bienestar del alumno”, y este calendario, a su juicio, “racionaliza los esfuerzos y es beneficioso”.

Por su parte, FAPA ha explicado que “critica el proceso, no la filosofía” del nuevo calendario, y ha reconocido que los padres se sorprendieron de que “no haya habido diálogo” cuando la Consejería siempre ha mantenido contacto desde que llegó al Gobierno el bipartito PRC-PSOE.

FAPA ha explicado que “critica el proceso, no la filosofía” del nuevo calendario

En este punto, Cardenal ha explicado que el acuerdo consta fundamentalmente de cuatro puntos que abordan tanto el diálogo como la asignación de becas. Así, se creará un grupo de trabajo en el seno del Consejo Escolar que en el primer trimestre del curso 2016-2017 elaborará y entregará a la Consejería una propuesta de actuación y organización de tiempos escolares.

Por otro lado, la FAPA ha pedido que las becas de comedor se extiendan a junio y septiembre, y que en ambos meses el horario lectivo en los centros con jornada continua, que ahora termina a las 12:30 horas, se prolongue hasta las 14:00 horas.

Esta última medida será objeto de un proceso de negociación entre la FAPA, los sindicatos y los directores de los centros con jornada continua para "ajustar el horario". En este sentido, y a petición de la FAPA, Ruiz explicará a las familias los cambios en el calendario y lo que suponen.

Indefensas a las familias

Por su parte, el sindicato CSI-F considera que el nuevo calendario "deja indefensas" a las familias, y ha opinado que es un calendario "demagógico", que "ni es nuevo, ni está justificado por ninguna parte", y que "ha conseguido tristemente ser portada de la prensa nacional por su ocurrencia y temeridad".

CSI-F afirma en una nota de prensa que este calendario se ha elaborado "de espaldas a los docentes y de espaldas a las familias y a los alumnos". "Es sorprendente que quien aboga por el consenso y el acuerdo, tome estas decisiones tan trascendentales sin contar con los elementos más sensibles de la Educación, y tan a la ligera", reprocha el sindicato a Ramón Ruiz.

CSI-F "no entiende" que sindicatos como ANPE y STEC "entren a este trapo, siendo su función principal la defensa de los derechos de los docentes". "Sus afiliados y votantes sabrán", apostilla.

CSI-F "sugiere" al consejero "que deshaga el embrollo, que reinicie el proceso y empiece la casa por los cimientos"

Por otro lado, se pregunta "dónde queda la conciliación familiar, quién y cómo se va a ocupar de los alumnos durante los periodos no lectivos -una semana cada dos meses-, cómo van a participar las instituciones y qué recursos económicos y personales va a necesitar esta iniciativa".

Se pregunta también "qué va a pasar con los interinos, que hasta ahora cobraban durante el verano, cuando los exámenes de septiembre pasen a junio y se termine el curso". CSI-F teme que "finalizarán su contrato y se quedarán sin trabajo y sin cobrar".

CSI-F "sugiere" al consejero "que deshaga el embrollo, que reinicie el proceso y empiece la casa por los cimientos: que haga una propuesta razonable y razonada, que se explique claramente a las familias y a los docentes y se recabe su opinión y, si al final hay acuerdo, que éste se lleve a efecto, en los términos que corresponda".

"Todo lo que sea distinto a esta forma de tratar la cuestión nos parece antidemocrático y lesivo para toda la comunidad educativa", concluye.

No es rupturista

También el sindicato ANPE ha salido al paso y ha defendido que el nuevo calendario escolar para el curso 2016-17, que ha generado "cierto revuelo" tras su aprobación en Mesa Sectorial, "animado por algunos representantes de asociaciones de padres", "no es rupturista ni presenta enormes diferencias con el modelo anterior".

De hecho, destaca que se mantiene exactamente las mismas jornadas lectivas, el 96% de los días de clase coinciden en ambos calendarios y tan sólo se ha variado la situación de cinco jornadas. ANPE Cantabria apuesta por este modelo, "pensando exclusivamente -dice- en la mejora de los resultados académicos de los alumnos".

Por ello, no comparte que algunos representantes de asociaciones de padres hablen "de más vacaciones, de calendario a la medida de los docentes o de imposibilidad de conciliar este calendario con el trabajo de los padres".

Comentarios