lunes 28/9/20
LGTB

Elena, madre de una menor trans: “Hubo otro caso en el colegio y la directora debió pensar que la transexualidad se contagiaba como un catarro”

Natalia ha narrado el sufrimiento de su novia cuando su tutor de estudios le obligó a leer un libro para curar la homosexualidad. Su pareja lo revivió en ese mismo instante: “Yo era adolescente y aún estaba un poco confusa… hecha un lío. Imaginad lo terrible que fue para mí que un profesor me hiciese leer aquello durante la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), en torno a 2006”

ALEGA (Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria)
ALEGA (Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria)

El artículo 14 de la Constitución, que conforma uno de los pilares básicos del ordenamiento jurídico nacional en materia de Derechos Humanos, establece que: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Este principio reconocido internacionalmente prohíbe la adopción de decretos-leyes que vulneren la igualdad de derechos entre los ciudadanos del país. Hasta el 1 de julio de 2005, fecha en que se implantó la Ley del Matrimonio Igualitario, las parejas homosexuales no podían contraer matrimonio ni adoptar conjuntamente a sus hijos en España. Hasta el 15 de marzo de 2007, con la puesta en marcha de la Ley de Identidad de Género, las personas transexuales no podían modificar su DNI ni su pasaporte sin someterse a una operación genital o un arduo proceso judicial. Conmemorando la aprobación de ese texto legal y para visibilizar al colectivo, este jueves se ha celebrado el “Día de la Visibilidad Trans”. Al analizar el sendero lleno de obstáculos que han flanqueado algunos sectores sociales, cualquiera podría llegar a cuestionarse si el artículo 14 de la Constitución Española es una evidencia tangible o si aún se trata de un idílico texto teórico. 

Existen cuarenta y cuatro asociaciones en España que luchan por los derechos del colectivo en todo el territorio nacional

Según la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) existen cuarenta y cuatro asociaciones en España que luchan por los derechos del colectivo en todo el territorio nacional. Cantabria únicamente cuenta con ALEGA (Asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Cantabria) cuyo espíritu se ha mantenido muy vivo desde 1994. Han apostado por inculcar el valor de la diversidad con asambleas abiertas el primer y tercer jueves de cada mes en el local que comparten con el Centro Cultural Europeo “Eureka” situado en la calle San Simón número 8 de Santander. En su web: http://www.alega.org/ puede consultarse el calendario de reuniones.

El reciente suicidio de Ekai, un adolescente transexual, en Ondarroa conmocionaba a gran parte de la ciudadanía y ponía de manifiesto la problemática a la que se enfrentan los menores que pasan por estas circunstancias. En la asamblea del jueves 15 marzo, coincidiendo con el “Día de la Visibilidad Trans”, Teresa, abuela de una menor transexual, explicaba que su nieta le repetía rotundamente en muchas ocasiones: “yo soy una niña”. Teresa considera de vital importancia informar dejando de lado las ideas preconcebidas: “La ignorancia que existe en estos temas es lo peor de todo. Nadie medianamente inteligente puede pensar que los transexuales pueden elegir su condición. Ni ellos ni sus familias pasarían por tantas dificultades si pudiesen escoger evitarlo”, ha argumentado Teresa. “Algunas personas te llegan a decir que no debes hacer caso de lo que es evidente”, ha manifestado la abuela de la pequeña. “Por suerte, mi nieta sabe perfectamente quién es”.

La madre de la menor ha recordado cómo se desarrolló el proceso de aceptación en el colegio: “La jefa de estudios y la directora del centro no nos lo pusieron nada fácil a diferencia de los demás padres y alumnos que se portaron fenomenal”. Elena ha rememorado aquellos días con sentimientos encontrados: “Veinte días antes, hubo otra menor trans en el colegio de mi hija y la directora debió pensar que la transexualidad se pegaba como un catarro”. A pesar de ello, ha querido mirar al futuro con esperanza: “Por suerte, la gente va comprendiendo la situación y los centros sanitarios nos apoyan en la medida de sus posibilidades”.

Más de dos millones de asistentes participaron en los diversos eventos de la semana del Orgullo 2017, conocido también como World Pride. Sin embargo, más allá de las  grandes capitales españolas el colectivo LGTBI debe derribar los muros de la intolerancia. Kevin lo sabe por experiencia: “La nueva pareja de mi madre es homófobo. Insulta a las parejas gais que ve en la televisión en mi presencia. Tengo que callarme porque él está en su casa… A pesar de que sus comentarios me duelen”. El joven ha aclarado que, en ocasiones, el tipo de cultura que tenga cada uno influye más que su edad u otros parámetros: “Mi abuela me entiende aunque mi madre no lo haga”. Kiara, presidenta de ALEGA ha puntualizado: “Se nos ha etiquetado de heterosexuales desde el nacimiento y tenemos que esforzarnos por romper esa etiqueta”.

Natalia ha narrado el sufrimiento de su novia cuando su tutor de estudios le obligó a leer un libro para curar la homosexualidad. Su pareja lo revivió en ese mismo instante: “Yo era adolescente y aún estaba un poco confusa… hecha un lío. Imaginad lo terrible que fue para mí que un profesor me hiciese leer aquello durante la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), en torno a 2006”. Kiara todavía tenía muy presente aquel libro: “Hace tan sólo cinco años que desde la asociación de estudiantes quisimos retirar ese libro de la biblioteca de una universidad pública y fue muy duro”. En los colegios concertados, a veces, la situación se agrava aún más. “La directora nos dejó claro a mi primera chica y a mí que no podíamos abrazarnos en el colegio”, ha asegurado una de las mujeres presentes en la sala. “Para pasar a primero de ESO tuve que leerme la Biblia y confirmarme”, ha recordado otra de las jóvenes del grupo. “Me vieron besarme con mi chica e intentaron ver si se me pasaba”. Por su parte, Natalia ha afirmado que todo sería más sencillo si las personas se aceptasen sin censurarse mutuamente.

Doscientas personas se manifestaron en contra de “HazteOír” en las calles de Santander

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, presentaba en mayo de 2017 un anteproyecto de ley que permitiría a los menores transexuales acceder al tratamiento para bloqueo hormonal y al tratamiento hormonal cruzado que se les prescriba médicamente. Además, la norma incluye medidas para la normalización de la transexualidad en centros educativos, instalaciones sanitarias, deportivas, etc. También, posibilita la reproducción asistida, en igualdad de condiciones, para mujeres lesbianas y bisexuales así como pone en marcha estrategias de salud específicas para el colectivo LGTBI. Con este nuevo texto en la mano, el Gobierno de Cantabria dispondrá de una legislación que le permita penalizar a las entidades que practiquen la discriminación sexual a la hora de optar a subvenciones institucionales. “Lejos de estar vacía de contenido, es una ley muy completa y esperamos que los grupos políticos apoyen la norma unánimemente”, ha declarado Kiara. “En mayo hará un año que el texto se presentó y queremos que llegue pronto al Parlamento cántabro porque muchas personas necesitan su aprobación”. El anteproyecto generó la oposición del grupo cántabro ultraderechista Vox y de la organización ultracatólica “Hazte Oír” que se trasladó con su autobús naranja para presionar a las instituciones en contra del texto. Doscientas personas se manifestaron en contra de “HazteOír” en las calles de Santander. Las alegaciones a la norma quedaron superadas en noviembre de 2017 cuando fue aprobada por el gobierno en coalición del PRC-PSOE. Sus 64 artículos esperan el trámite parlamentario.

ALEGA se ha mantenido activa desde su fundación. Imparte charlas en los centros educativos y organismos regionales que deseen obtener información. Por otra parte, asesora e intenta ayudar a quienes particularmente les comentan su caso. Sus miembros realizan una continua labor informativa con reuniones inclusivas con la ciudadanía de la zona, excursiones de fin de semana, etc. Además, organizan eventos reivindicativos  a nivel regional como el “Día de la Visibilidad Lésbica” que se celebrará el próximo 26 de abril o el “Día del Orgullo” en el cual colaboran también a nivel estatal. Actualmente, están poniendo en marcha una sección juvenil que emprenda otras actividades informativas y de concienciación. La asociación tiene la esperanza puesta en la aprobación del anteproyecto LGTBI en Cantabria. Un país civilizado debería contar con una sociedad REALMENTE IGUALITARIA. Las palabras de la Constitución Española no se verán aplicadas hasta que se normalicen muchas circunstancias que algunos ciudadanos han de vivir con dolor o silencio a causa de la falta de legislación que garantice sus derechos y acabe con la intolerancia de parte de sus semejantes.

Comentarios