sábado 14.12.2019
SANTANDER

Una constructora sancionada por la CNMV es adjudicataria gracias a una baja temeraria

La adjudicación a Senor, por un importe de 139.046 euros, se ha realizado por la controvertida técnica de la baja temeraria, habitual para esta empresa.

Avenida de la Reina Victoria
Avenida de la Reina Victoria

La mesa de contratación ha propuesto adjudicar a la empresa cántabra Senor, por importe de 139.046 euros, las obras de asfaltado de la avenida de Reina Victoria, que se espera que puedan comenzar antes de que acabe el año.

Esta adjudicación se ha realizado por la controvertida técnica de la baja temeraria, que consiste en la rebaja en las condiciones establecidas por el Ayuntamiento, el licitador en este caso. Se trata de un método polémico dentro del sector por la disminución de la calidad que suele conllevar, porque suele ir ligada a sobrecostes económicos, y por la competencia que supone para otras empresas.

En este caso, las obras se licitaron en 236.191 euros y el Consistorio ha propuesto la adjudicación por 139.046 euros, casi la mitad.

Estos trabajos se suman a los que se van a acometer también en la calle Antonio López y en la avenida de Los Castros, tres actuaciones que, en conjunto, conllevan una inversión municipal de casi 410.000 euros.

Las obras supondrán, en opinión de César Díaz, concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, una mejora importante de las condiciones de estos tres viales, que soportan diariamente un elevado volumen de tráfico, y representa a la vez una nueva inversión productiva en la ciudad que contribuye a la generación de actividad y a la creación y mantenimiento de empleo.

Los trabajos previstos en el caso de la avenida de Reina Victoria afectarán al espacio comprendido entre la curva de la Magdalena y los Jardines de Piquío, en ambos sentidos de circulación. Se trata de un tramo de un kilómetro de longitud con una superficie de 12.000 metros cuadrados.

Las obras consistirán en el fresado del pavimento en las zonas deterioradas, la reparación de blandones, el reperfilado y refuerzo del firme, la nivelación de tapas de arquetas, el cruce de servicios, la extensión de una capa de rodadura de 5 centímetros y la señalización horizontal.

El concejal ha resaltado que con estos trabajos el equipo de gobierno sigue renovando el asfaltado de algunos de los viales de la ciudad por los que más vehículos circulan cada día, "mejorándolos y haciendo que la circulación en ellos sea más cómoda y segura".

Son intervenciones que se abordan de forma continua por toda la ciudad, entre las que se incluyen también las realizadas en San Fernando o General Dávila, en los barrios de Cueto, Monte, San Román y Peñacastillo, así como en la plaza de Manuel Llano y las calles Luis Vicente de Velasco y Cardenal Herrera Oria, en Cazoña.

Díaz ha subrayado el compromiso de seguir trabajando en esta línea y, en este sentido, ha recordado que para el próximo año se prepara un nuevo plan de asfaltados en los barrios para atender propuestas de los vecinos.

Comentarios