martes 17.09.2019
SOCIEDAD

Exigir regeneración cuando un alcalde es al tiempo tesorero de la Asociación de Periodistas, cuyos estatutos lo prohíben

Santiago Rego lleva tres meses resistiéndose  a dimitir: ¿por qué?.

El tesorero de la APC, Santiago Rego
El tesorero de la APC, Santiago Rego

La crisis ha puesto a prueba a la profesión periodística, y es mucho el sacrificio hecho por medios de comunicación y no pocos periodistas que han perdido su puesto de trabajo durante los últimos años. Si algo ha marcado este negro periodo económico es la aparición al tiempo de casos de corrupción política y económica, de malos comportamientos y de una falta total de ética profesional en asuntos relacionados con entidades financieras, políticas y sociales. No es de extrañar así la reivindicación desde el periodismo serio y comprometido de una regeneración real dentro y fuera de la política. Todo esto choca frontalmente con el caso del alcalde de Liérganes, Santiago Rego, que se mantiene al tiempo aferrado a su cargo desde hace casi 3 meses de tesorero de la Asociación de la Prensa de Cantabria, pese a que los Estatutos de esta asociación expresan claramente la incompatibilidad del político-periodista.

En efecto, el artículo 4 de los Estatutos de la Asociacion de la Prensa de Cantabria (APC) es categórico al respecto de la situación anómala de su tesorero: “Los asociados quedarán clasificados en las siguientes categorías: ejercientes y no ejercientes. Serán no ejercientes los asociados que pasen a ejercer cargos públicos electos”. Santiago Rego es alcalde de Liérganes, donde cobra por media jornada de trabajo alrededor de 1.300 euros mensuales. Se trata de un pésimo ejemplo político que no atiende a renovación alguna (¿renovación de la nada?), pero al tiempo deja en muy mal lugar a la profesión periodística, que debe ser la primea en dar ejemplo de que sabe cumplir sus normas internas, y no se utiliza la ley del embudo ancho para uno y estrecho para los demás, como se desprende de la actitud de Santiago Rego.

Pero el artículo cuatro no es el único de los Estatutos de la APC que imposibilitan a Rego para seguir en su puesto de tesorero mientras es alcalde, ya polémico, de Liérganes. Ni siquiera puede votar en unas elecciones a la APC, ya que su artículo 7 lo especifica claramente: “Los asociados no ejercientes no tendrán derecho a voto”.

Santiago Rego incumple flagrantemente las normas mediante las que fue elegido, pero lo peor es su actitud con los asociados de la APC a quienes no informa de su situación irregular, como establecen también los Estatutos. Dicen al respecto: “Los miembros de la Asociación de la Prensa de Cantabria tienen el deber de comunicar cualquier cambio de condición profesional”. A lo que se ve, el alcalde de Liérganes, a la vez que tesorero de la APC, no se siente señalado por esta norma expresa. Cabe esperar que no haga lo mismo con el reglamento de funcionamiento del ayuntamiento que regenta.

Comentarios