martes 29/9/20
CORONAVIRUS

La falta de mascarillas condiciona la vuelta a la actividad en sectores no esenciales

La falta de mascarillas ha dificultado la vuelta a la actividad de algunas pymes
La falta de mascarillas ha dificultado la vuelta a la actividad de algunas pymes

La vuelta a la actividad laboral este martes en Cantabria tras el cese decretado por el Gobierno en sectores no esenciales se ha producido "con relativa normalidad" y sin incidencias destacables, si bien la jornada ha estado marcada por la dificultad de las empresas, especialmente las pymes, para acceder a mascarillas. Con el fin de la paralización de actividades no esenciales y tras el festivo de este lunes en Cantabria, las empresas afectadas por el cese temporal han vuelto este martes a la situación existente hace dos semanas, haciendo hincapié en las medidas de prevención recomendadas por las autoridades sanitarias.

Algunos se quejan de que el Gobierno ha levantado el cese temporal de actividades no esenciales sin garantizar los medios

Según las fuentes consultadas por Europa Press, las empresas grandes lo han tenido más fácil, ya que casi todas disponen de mascarillas; en algunas incluso se toma la temperatura a los trabajadores, como es el caso de Ferroatlántica o Sidenor Forgings & Castings; disponen de protocolos preventivos y no tienen problemas de espacio ni organizativos para garantizar la distancia interpersonal.

Más difícil lo tienen las empresas pequeñas, que encuentran muchos problemas para acceder a material de protección e incluso para garantizar la distancia recomendada entre trabajadores. Los sindicatos han reforzado su vigilancia para garantizar el cumplimiento de las condiciones de salud y seguridad en todos los centros de trabajo, y algunos se quejan de que el Gobierno ha levantado el cese temporal de actividades no esenciales sin garantizar los medios.

Mientras se mantiene el teletrabajo en los casos en los que se puede, y el Gobierno reparte mascarillas para los trabajadores que acuden a sus puestos en transporte público, algunas empresas han empezado a negociar con los sindicatos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para poder contar con la flexibilidad necesaria para adaptarse a la coyuntura de las próximas semanas, ante la prórroga del estado de alarma por la epidemia de coronavirus más allá del 26 de abril.

Comentarios