martes 10.12.2019
INFRAESTRUCTURAS

Fomento aprueba el proyecto de la segunda fase del Desfiladero de La Hermida, con un presupuesto de 96,5 millones de euros

Desfiladero de La Hermida
Desfiladero de La Hermida

El Ministerio de Fomento ha aprobado el proyecto de las obras de la segunda fase del Desfiladero de la Hermida, entre Castro Cillorigo y Panes, de 17,2 kilómetros de longitud, que saldrá a licitación con un presupuesto estimado de 96,5 millones de euros. El objetivo de esta actuación es "resolver y garantizar la accesibilidad en la zona, además de asegurar la continuidad de la circulación y mejorar la seguridad vial, todo ello salvaguardando los altos valores ambientales del entorno", ha informado el Ministerio de Fomento en UNA nota de prensa. El proyecto se denomina Mejora de la plataforma y tratamiento ambiental de la carretera N-621 de León a Santander por Potes. Tramo: Castro Cillorigo-Panes. Desfiladero de la Hermida, en Asturias y Cantabria.

La carretera N-621 es la única vía de acceso desde la cornisa cantábrica hacia los valles de Camaleño, Liébana y Picos de Europa. A partir de la localidad de Potes la carretera encara el puerto de San Glorio, a través del cual se accede a la provincia de León. Tiene un tráfico medio de 2.500 vehículos diarios, llegando a triplicarse en puntas durante los meses de verano debido al alto interés natural y paisajístico de la zona. El proyecto consiste en la mejora e integración ambiental de la N-621 entre Castro Cillorigo (p.k. 154,5) y Panes (p.k. 174,5), en una longitud de 17,2 kilómetros que corresponden al paso por el desfiladero de La Hermida, por donde también discurre el río Deva. Se sitúa entre las comunidades autónomas de Cantabria (11 kilómetros) y Asturias (9 km). El proyecto afecta a los términos municipales de Cillorigo de Liébana, Peñarrubia, Tresviso y Peñamellera Baja. La carretera actual cuenta con 174 curvas de radio menor a 100 m, de las cuales 11 tienen incluso menos de 25 m. Con esta actuación se pretende ampliar la plataforma para aumentar la seguridad y comodidad de los usuarios, dotándola de dos carriles de tres metros con arcenes de un metro en la mayor parte del trazado. Para ello será necesaria la construcción de muros de contención en 7.500 metros y estructuras en voladizo de la carretera sobre el río en 3.900 metros. También se reforzarán los sistemas de protección de la calzada contra desprendimientos de rocas de las laderas del desfiladero, se mejorarán los sistemas de contención contra la caída de vehículos al río, y se crearán nuevas zonas de estacionamiento y descanso.

Todas estas actuaciones complementarán las obras que actualmente tiene en marcha el Ministerio de Fomento en la N-621, consistentes en el ensanche y mejora de su trazado en varios tramos, incluyendo los cuatro puentes que existen sobre el río Deva, hasta ahora ortogonales al cauce del río. Desde Fomento aseguran que todas las actuaciones se han proyectado teniendo en cuenta el singular entorno natural atravesado, procurando la adecuada integración paisajística y ambiental del proyecto.

Comentarios