viernes 18.10.2019
NATURALEZA

La FOP asegura que el oso ‘Beato’ vuelve a acercarse a las casas y pide “medidas de disuasión” porque “ya tiene más de dos años”

Imagen del oso ‘Beato’ distribuida por el Gobierno de Cantabria
Imagen del oso ‘Beato’ distribuida por el Gobierno de Cantabria

La FOP (Fundación Oso Pardo) ha recordado hoy que un comunicado de la Consejería del Medio Rural del Gobierno de Cantabria emitido el pasado lunes “comunicaba la buena noticia de la reinserción del oso Beato al medio natural, acompañada de un breve video demostrativo”, pero ha advertido de que la FOP “ha podido comprobar que la reinserción de Beato no es tan completa como todos desearíamos”, y “así lo atestiguan los testimonios recogidos y los indicios encontrados, además de varios videos facilitados a la FOP por vecinos de Liébana en los que puede apreciarse cómo en los últimos días Beato se alimenta de desperdicios a escasos metros de una casa, lo que indica que vuelve a presentar inclinación hacia su antiguo comportamiento familiar”, ha asegurado la FOP en un comunicado.

La FOP insistió entonces ante la Consejería “en la necesidad de capturarle de manera inmediata para curarle y evitar la familiarización del oso”

Beato se hizo famoso en las Navidades de 2017, “cuando estuvo merodeando durante más de dos meses por varios pueblos de Liébana buscando comida fácil debido a la lesión que sufría en la mano anterior izquierda”, ha señalado la FOP, que entonces “insistió ante la Consejería en la necesidad de capturarle de manera inmediata para curarle y evitar la familiarización del oso, que entonces tenía en torno a un año de edad”. Finalmente su captura se produjo en enero de 2018 mediante un operativo en el que intervinieron tramperos del entonces Ministerio de Agricultura y Pesca y Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), y el oso fue trasladado para su curación y rehabilitación al Centro de Recuperación para la Fauna Silvestre de Villaescusa –dependiente del Gobierno de Cantabria–, donde permaneció hasta su liberación en abril de 2018.

“Con las nuevas noticias, el temor a que se reproduzca su comportamiento recomienda aplicar medidas de disuasión como petardos, disparos con balas de goma, voces fuertes, etc. cuando el ejemplar se encuentre junto a las viviendas”, ha manifestado la FOP, que ha admitido que “es cierto que en estos meses Beato parece haberse adaptado bien al medio natural y que se muestra huidizo ante la presencia humana”, pero ha advertido de que “su tendencia a volver a los puntos de alimentación cercanos a los humanos obliga a actuar”. “No podemos olvidar que ahora se trata de un animal de más de dos años de edad”, ha añadido la FOP, que el año pasado determinó –en un estudio genético realizado en colaboración con la Universidad de Oviedo y el CIBIO de la Universidad de Oporto– el origen de Beato, estableciendo que “seguramente nació en una recóndita osera de algún monte lebaniego en enero de 2017 y al sufrir las lesiones en su mano izquierda no pudo seguir a su familia, compuesta por su madre y un hermano, a los que la FOP pudo localizar en varias ocasiones en los mismos montes lebaniegos que a Beato”.

Comentarios