Miércoles 26.09.2018
LABORAL

Una franquiciada de Carrefour Express demanda a UGT por su “campaña de acoso” tras las denuncias del sindicato

UGT había llevado a la Fiscalía de Cantabria sus “vulneraciones de convenio” y “aperturas dominicales ilegales”.

Protesta de UGT en Cantabria ante uno de los establecimientos franquiciados de Carrefour Express en Santander
Protesta de UGT en Cantabria ante uno de los establecimientos franquiciados de Carrefour Express en Santander

La empresa franquiciada de Carrefour Express Aner Energía S.L. ha presentado una demanda "en defensa de su honor e imagen pública" contra UGT en Cantabria y la secretaria del Sector de Comercio del sindicato, Mercedes Perona, a quienes solicita una indemnización solidaria de 20.000 euros por los actos de protesta convocados ante unos de sus establecimientos, ubicado en Santander, y las declaraciones realizadas con tal motivo.

La empresa cusa al sindicato de haber llevado a cabo "un escrache supuestamente ilegal frente a un establecimiento de su titularidad"

La franquiciada de Carrefour Express ha asegurado este jueves que se considera víctima de una "campaña de acoso" en la que la UGT ha pretendido "perjudicar expresamente a esta pequeña empresa, agrediendo injustamente la imagen pública de la mercantil, poniendo en riesgo su actividad y los puestos de trabajo de sus empleados, con unas actuaciones especialmente graves, mediante un escrache supuestamente ilegal frente a un establecimiento de su titularidad, y presuntas injurias e insinuaciones vertidas de forma pública y torticera y a sabiendas de su inexactitud". En su demanda, la empresa pide que el órgano judicial competente declare que las declaraciones, acusaciones y "referencias ignominiosas" contra la demandante, "recogidas en numerosos documentos probatorios que se han aportado al juzgado", constituyen una intromisión ilegítima en el derecho fundamental al honor y a la propia imagen de la empresa afectada, solicitando se recoja en sentencia expresamente la falsedad de éstas. Asimismo, solicita una indemnización solidaria de 20.000 euros, cuantía que, según señala en un comunicado de prensa, "se desprende del perjuicio económico acreditado en el texto de la demanda, producido directamente por la campaña de acoso por parte de UGT y la señora Perona Rivas". También pide que los demandados publiquen a su costa copia íntegra de la sentencia en las páginas web y otros medios donde hayan aparecido las declaraciones contra la empresa, "con expresión clara de la falsedad de las acusaciones relativas a la ilegalidad de las medidas adoptadas por la mercantil: estar vulnerando los derechos de los trabajadores, haber sido sancionados por estos hechos y a cuantas falsas declaraciones fueron realizadas frente la empresa y que se han expuesto ante el juzgado". Finalmente, la franquiciada de Carrefour Express ha señalado que "seguiremos respetando la Ley de Comercio, la normativa laboral y el convenio de aplicación", así como "protegiendo el buen nombre de nuestra empresa y los puestos de trabajo".

El representante legal de la mercantil franquiciada de Carrefour Express en Cantabria, titular de varios supermercados en la comunidad autónoma, Manuel Blanco, ya señaló el pasado 11 de junio que la empresa "cumple escrupulosamente la normativa, tanto la laboral como la de apertura en domingos y festivos", y añadió que la UGT "miente en todo". El sindicato convocó el pasado 10 de junio una concentración ante uno de los supermercados de esta franquicia y anunció que trasladaría a la Fiscalía sus "reiteradas infracciones legales".

En un comunicado, el representante legal de la franquiciada de Carrefour Express señaló que abren los domingos y festivos al amparo de lo establecido en la normativa estatal, la cual habilita legalmente las aperturas. "Esta franquiciada de Carrefour Express es una pequeña empresa que no pertenece al Grupo Carrefour ni sus salas de ventas exceden los 300 metros cuadrados. Tampoco pertenecemos a ninguna gran cadena regional de Cantabria, somos pequeños empresarios y trabajadores unidos en un mismo proyecto", afirmó. Asimismo, Blanco aseguró que por acuerdo "con el 100% de los trabajadores, se ha reforzado esa voluntad compartida de plantilla y Dirección mediante la no aplicación voluntaria de lo establecido en el Convenio de Detallistas de Alimentación de Cantabria en materia de aperturas dominicales y en festivos".

"Nos consta que la Inspección de Trabajo sanciona una y otra vez a la empresa; lo que no evita que siga en las mismas"

La UGT había anunciado la víspera que trasladaría a la Fiscalía de Cantabria las "reiteradas infracciones legales" de los cuatro establecimientos de la franquicia comercial Carrefour Express en Santander, tras haberla denunciado ya al Juzgado de lo Social por incumplir el convenio colectivo autonómico del sector de supermercados (Detallistas de Alimentación) y a la Dirección General de Comercio del Gobierno cántabro por sus "continuas aperturas dominicales ilegales". Así lo ha aseguró el pasado 10 de junio la responsable autonómica del Sector de Comercio de UGT, Mercedes Perona, en una concentración de protesta convocada por el sindicato ante el establecimiento de Carrefour Express en la calle Nicolás Salmerón "para mostrar nuestro rechazo a una de las empresas campeonas en Cantabria en incumplir la legalidad vigente". "Llevamos denunciando a Carrefour Express desde el año 2013 y nos consta que la Inspección de Trabajo sanciona una y otra vez a la empresa; lo que no evita que siga en las mismas, haciendo lo que quiere, abriendo cuando quiere y aplicando su propia normativa laboral al margen del convenio colectivo del sector", subrayó Perona, que instó a la Dirección General de Comercio "a adoptar medidas de una vez por todas". La sindicalista agregó que "algo tendrá que hacer la Dirección de Comercio, porque no es admisible que una empresa actúe con tanta impunidad, generando una competencia absolutamente desleal en relación a la gran mayoría de los supermercados de la región, que cumplen el convenio colectivo y abren aquellos domingos autorizados legalmente". "Tenemos que ir más allá para frenar a una empresa que no respeta ni la conciliación laboral y familiar de sus empleados, en su gran mayoría mujeres y con cargas familiares que no pueden levantar la voz porque las despiden", ha denunciado Perona, tras reiterar que "la asesoría jurídica del sindicato consultará a la Fiscalía el alcance legal de los atropellos de Carrefour Express y luego actuaremos en consecuencia". UGT denunció en un comunicado de prensa que, al margen de vulnerar el convenio colectivo de Detallistas de Alimentación, Carrefour Express abre sus establecimientos todos los domingos, lo que incumple la Ley de Comercio de Cantabria, que sólo lo autoriza en los diez domingos o festivos decretados por el Gobierno autonómico cada año, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre en las zonas de gran afluencia turística y en los casos de aquellos comercios de menos de 300 metros cuadrados no vinculados a firmas comerciales y en las que el servicio lo preste un trabajador autónomo, no los asalariados.

Comentarios