martes 07.04.2020
URBANISMO

El Gobierno actualizará el Plan de Derribos en “dos o tres meses” para dar solución a los afectados en esta legislatura

Reunión del consejero de Obras Públicas con el presidente del TSJC
Reunión del consejero de Obras Públicas con el presidente del TSJC

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria se ha comprometido a actualizar el Plan de Derribos en un plazo de "dos o tres meses", y ha considerado que esta legislatura tiene que ser la "definitiva" para dar solución a todos los problemas de las viviendas afectadas. Así se lo ha trasladado el consejero, José Luis Gochicoa, al presidente del Tribunal Superior Justicia de Cantabria (TSJC), José Luis López del Moral, con quien se ha reunido este jueves para abordar la problemática de los derribos.

En declaraciones a la prensa posteriores a la reunión, Gochicoa ha señalado que el TSJC ha visto "con buenos ojos" el planteamiento de la Consejería, basado en establecer una nueva planificación temporal en esta legislatura para abordar los problemas "de forma realista", ya que el Plan de Derribos actual ha quedado "desfasado". Así, ha insistido en que desde la Consejería están "totalmente volcados" para dar en esta legislatura una solución "real y definitiva" a este problema, ya sea mediante indemnizaciones, ofreciendo viviendas de sustitución o legalizando alguna vivienda si es posible.

Desde la Consejería están "totalmente volcados" para dar en esta legislatura una solución "real y definitiva" a este problema

En este sentido, ha dicho que están haciendo "todo el esfuerzo posible" y que han mantenido varias reuniones con los afectados y con los Ayuntamientos implicados, fruto de las cuales "parece que se va a aprobar hoy mismo" el Plan de Argoños, que incluye las correcciones a cuestiones que creían que "no eran correctas" para actuar con "la mayor brevedad posible. No obstante, ha destacado que es necesario actuar conforme a la legislación y que en el ámbito urbanístico es "muy complicado" aprobar los planes, aunque ha confiado en que el próximo año podría haber ya viviendas derribándose.

FONDO DE 4,6 MILLONES

A preguntas de la prensa por la hoja de ruta que marcan en torno a este asunto los Presupuestos de 2019, Gochicoa ha explicado que cuentan con un fondo de 6,4 millones de euros, del que se han gastado unos 4 millones porque "no ha sido posible ejecutar más". Así, el dinero restante del fondo -que contemplaba actuaciones en las zonas afectadas, como Escalante, Arnuero, Cerrias y el Alto del Cuco- se derivará a años sucesivos.

El consejero ha considerado que la cantidad gastada "no está mal" y ha indicado que se ha utilizado para acciones como la restauración del Alto del Cuco, un fondo para Gesvican para la redacción del proyecto, los estudios y un anticipo de las obras en Arnuero, o la adquisición de algunas viviendas afectadas y que ya están en poder de la administración autonómica para poder efectuar su derribo "cuando se desee".

En cuanto a Cerrias, Gochicoa ha manifestado que existen dos autos diferentes y que las 17 viviendas que están más próximas a la costa no son las primeras en derribar, un aspecto que la Consejería entiende que es necesario modificar y que planteará en el nuevo Plan de Derribos para llevar al proceso de mediación.

Por otro lado, el consejero y el presidente del TSJC han abordado en la reunión el tema de la mediación, una medida "positiva" que, tal y como ha dicho Gochicoa, podrá definir la forma en la que se van a ir ejecutando las sentencias, bajo la supervisión de los jueces, intentando comenzar por aquellos terrenos afectados que no sean susceptibles de edificación.

Comentarios