lunes 17.02.2020
MEDIO RURAL

Gobierno y conservacionistas refuerzan su colaboración para impulsar el desarrollo de los espacios naturales y las especies amenazadas e invasoras

Se trata del primer protocolo de estas características que se firma en Cantabria
Paisaje cántabro
Paisaje cántabro

El Gobierno de Cantabria y las principales organizaciones conservacionistas de la región se han comprometido a reforzar sus vías de colaboración y comunicación para impulsar el desarrollo y aplicación de los instrumentos de planificación y gestión de los espacios de la Red Natura 2000, de las especies catalogadas como amenazadas y de las especies exóticas invasoras. Para ello, el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha firmado un protocolo de colaboración, con vigencia hasta el final de la presente legislatura, en 2023, con los presidentes de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, y la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz. Se trata del primer protocolo de estas características que se firma en Cantabria y, a diferencia de otro tipo de colaboraciones, no supone obligación económica alguna para las partes firmantes. Según el acuerdo, tanto el Gobierno como las organizaciones se comprometen a celebrar dos reuniones de trabajo al año y también cuando las circunstancias lo aconsejen.

Se comprometen a celebrar dos reuniones de trabajo al año y también cuando las circunstancias lo aconsejen

Los firmantes impulsarán la gobernanza ambiental con el fin de facilitar la participación y la colaboración de las organizaciones en el desarrollo de los instrumentos de planificación y gestión, así como en los planes o estrategias que la Consejería desarrolle en materia de adaptación, mitigación y lucha contra el cambio climático, la economía circular, la bioeconomía y la recuperación ambiental de zonas degradadas.

De igual forma, colaborarán en el planteamiento y debate de ideas y estrategias innovadoras, útiles, eficientes y rentables que persigan el desarrollo sostenible de las zonas rurales incluidas en la Red Natura 2000, el mantenimiento de la población y la mejora de sus condiciones de vida mediante la creación y la consolidación de empleo a través de la puesta en valor y de la conservación de la biodiversidad.

El protocolo también compromete a las partes a aunar esfuerzos para favorecer cambios de actitud entre la sociedad en materias relacionadas con la conservación de la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático y las buenas prácticas ambientales, impulsando las actividades de educación ambiental, formación y voluntariado ambiental.

DESPOBLAMIENTO

Tras la firma del protocolo, el consejero ha destacado la importancia de la información y la participación de los ciudadanos en el diseño y ejecución de las políticas públicas, en particular, para lograr las metas ambientales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, además de promocionar la información, la sensibilización y el voluntariado ambiental.

Tras agradecer a las cuatro agrupaciones su implicación en la elaboración de este protocolo, Blanco ha subrayado la necesidad que tiene la Administración regional de contar el apoyo de las organizaciones conservacionistas a la hora de impulsar la conservación del medio ambiente en Cantabria y la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos. Para lograrlo, se ha mostrado partidario de impulsar la lucha contra el despoblamiento de las zonas rurales con la generación de empleo vinculado a las actividades que se desarrollan en ellas y transmitir a la sociedad los beneficios que generan la vuelta de las personas a los pueblos. "Tenemos que devolver a las gentes a las zonas rurales porque los verdaderos cuidadores del paisaje son los que viven allí", ha remarcado.

Finalmente, ha afirmado que este protocolo servirá para afianzar la importante labor que desempeñan estas cuatro organizaciones conservacionistas en el Consejo Asesor del Medio Ambiente de Cantabria (CAMAC).

"ES UN PASO DE GIGANTE"

Por su parte, la directora ejecutiva de la Fundación SEO/BirdLife ha valorado que la firma de este protocolo es "un paso de gigante" porque, además de reconocer la labor de las organizaciones conservacionistas en la defensa de la naturaleza de Cantabria, contribuye a difundir la idea de la naturaleza como una garantía del bienestar y el progreso económico de la sociedad. Asimismo, se ha mostrado partidaria de hacer extensivo este modelo de colaboración entre la Administración y las organizaciones conservacionistas a otras comunidades autónomas, así como mantener un diálogo activo y permanente con el que lograr que los ciudadanos cántabros gocen de una mejor calidad de vida y progreso.

En el mismo sentido, el presidente de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos ha considerado que Cantabria da un paso al frente al seguir el modelo europeo de participación activa de la sociedad civil como vectores de transformación de la información que generan los productores de biodiversidad en proyectos medioambientales.

El presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre ha indicado que con este protocolo se abre la posibilidad de trabajar juntos, Administración, organizaciones y ciudadanos, en la búsqueda de soluciones a los problemas medioambientales.

Finalmente, el presidente de la Fundación Oso Pardo ha defendido la puesta en marcha de este protocolo, al que se ha referido como el escenario ideal para conservar la biodiversidad y ponerla en valor para que se perciba, "no como un problema asociado al vaciamiento del medio rural, sino en una parte de la solución". En la firma del protocolo también han estado presentes el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio; el director del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Agustín Ibáñez, y el delegado en Cantabria de SEO/BirdLife, Felipe González.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad