miércoles 01.04.2020
EMERGENCIAS

“Gracias a Dios ha sido a esa hora, si no, habría sido una catástrofe tremenda”, dicen los vecinos

coches
coches

Los vecinos del barrio santanderino de Nueva Montaña, donde hoy lunes se ha hundido un parque y una pista deportiva sobre el aparcamiento subterráneo de sus pisos, coinciden en que "gracias a Dios" el siniestro se produjo a las seis de la mañana, porque si no, habría sido "una catástrofe tremenda", como puede apreciarse en este vídeo del interior del parking. Los vecinos también han explicado a los medios de comunicación que desde hace tiempo habían observado importantes filtraciones en sus garajes. "Estaba todo inundado y había partes verdes", subrayan. La presidenta de la asociación de vecinos de la zona, María Eugenia Fernández, ha señalado que, de hecho, se iban a hacer unas obras de impermeabilización que aún no habían comenzado.

El hundimiento se produjo muy pronto, pasadas las seis de la mañana, y todos los vecinos destacan que si hubiera ocurrido entrado el día, las consecuencias "serían otras", porque en el parque "siempre hay muchísimos niños". "No quiero ni pensar lo que hubiera pasado si hubiera sido a otra hora", ha señalado Fernández, que compara el ruido que notó con "una galerna de mucho aire", de las que "hacen temblar los cristales".

El forjado de un aparcamiento privado de la calle Tomás y Valiente, en el barrio santanderino de Nueva Montaña, frente al centro comercial Bahía de Santander (El Corte Inglés), se ha desplomado esta madrugada.

"Y casualidad que hoy no trabaja por la mañana, trabaja por la tarde, le habían cambiado el turno"

En declaraciones a Europa Press, Beatriz, una de las vecinas, ha asegurado que el hecho de que no haya que lamentar víctimas en este derrumbe que se ha producido sobre las 06:20 horas es un milagro. "La verdad que sí, bastante además, porque es mucha gente. Somos 500 vecinos los que vivimos aquí y todos tienen debajo su garaje. Y que no haya pasado nada, pues es un milagro". En este sentido, ha comentado que su cuñada suele coger el coche a las 06:30 horas para ir a trabajar y llevar al niño a la guardería. "Y casualidad que hoy no trabaja por la mañana, trabaja por la tarde, le habían cambiado el turno". Beatriz también ha visto a un ciclista que iba a entrar al parking, "y con las mismas salió corriendo por la puerta arriba, por la cuesta que hay para entrar a los garajes. (Fue) un momento todo muy confuso; no se sabía nada de lo que había pasado, si nos iban a desalojar, sino no; no se sabía lo que pasaba", ha comentado. Además, ha relatado que en un principio se pensó que había alguien en el garaje. "La Policía dijo por un altavoz que los jefes de portal de todos los edificios se juntaran en el centro cultural, a ver si se echaba en falta alguien, porque en un primer momento parecía que un señor que no aparecía, pero resultó que estaba en el trabajo". La vecina ha explicado que sobre las 06:30 horas se ha oído un estruendo muy fuerte, que al principio pensaron que se debía al viento. "No se veía nada. Todo estaba oscuras, era de noche". Entonces, un vecino gritó que se había caído el parking. "Cuando empezó a hacerse un poco más de día vimos que salía mucho humo, polvo, y que se había hundido todo el parque", ha indicado. Beatriz también tiene una plaza en el parking siniestrado, y ayer domingo, sobre las 20:00 horas, vio humedades al lado de su furgoneta. "Había días, hacía tiempo, que se veía caer goteras, pero tampoco le das más importancia; lo habían arreglado, una chapucilla habían hecho, y parecía que se había quitado, pero no. Ayer salió algo, unos charcos, y ha pasado esto", ha comentado.

Por su parte, Javier, otro vecino, estaba a las 06:20 horas en su trastero cuando notó "como un movimiento de viento" y al salir vio que la puerta del garaje había salido despedida hasta el parque. "Entramos dentro a ver si había alguna persona y estaba todo derrumbado", ha referido, apuntando también la confusión que ha generado la oscuridad. "A primera hora no se sabía nada, estaba todo oscuro". Javier se ha congratulado de que no haya habido daños personales y solo materiales. "Ahora, a ver qué dicen que ha sido el motivo".

"Miramos y había humareda; pensábamos que era la neblina de la noche, luego ya vimos que estaba todo reventado, que se había hundido, y volvimos a casa a despertar al resto de los vecinos"

Mientras, Verónica estaba durmiendo cuando sonó una explosión "muy grande a la vez un tambaleo. Me desperté en la cama y era como un vaivén. Abrí la persiana, miré porque tenemos una furgoneta aparcada y dije está afectada. Bajamos y vimos que estaba la puerta reventada y las lamas por ahí". Al regresar, los vecinos le dijeron que se había hundido el techo de los garajes. "Miramos y había humareda; pensábamos que era la neblina de la noche, luego ya vimos que estaba todo reventado, que se había hundido, y volvimos a casa a despertar al resto de los vecinos, a avisarles". Verónica afirma que está "tranquila" porque todos los vecinos están bien y, sobre la causa del suceso, apunta que se "especulan varias cosas". "Se dice que si había una pequeña explosión o que si ha sido porque hay temas de inundaciones y es tema del agua entonces".

Comentarios