viernes 03.07.2020
CANTABRIA

“Se ha intentado convertir la protección de Chiloeches en algo político para obtener rentabilidad electoral”

El Gobierno publica la delimitación del entorno de protección de este BIC, que obliga a que cualquier proyecto en este espacio tenga que contar con el visto bueno de Cultura pero que no impide que “se pueda hacer una actuación urbanística”, como recuerda el alcalde de Santoña.

Palacio de Chiloeches, en Santoña
Palacio de Chiloeches, en Santoña

La Ley del Patrimonio de Cantabria de 1998 obliga a delimitar el entorno de protección de todo edificio considera Bien de Interés Cultural (BIC). Sin embargo, el Palacio de Chiloeches de Santoña, a pesar de tener esta declaración, no había sido delimitado hasta este martes 21 de febrero, cuando el Gobierno de Cantabria ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) los límites de la protección que ya tiene este Monumento Histórico-Artístico, y que fueron acordados en el Consejo de Gobierno el pasado 9 de febrero.

En concreto, el BOC señala que se incluye “la anchura total de los tres viales (Norte, Este y Oeste) y no únicamente hasta su eje como se contemplaba en la incoación del procedimiento”. De este modo, el Consejo de Gobierno da el visto bueno a la propuesta de la dirección general de Cultura, que incoó el expediente en febrero de 2016.

Asimismo, en la delimitación se incluye la Plaza de Abastos “para permitir una mejor y más completa percepción de la Casa-Palacio y una mejor conservación de la configuración histórica de la zona”. El Gobierno justifica su decisión en que estos límites ahora establecidos permiten “la comprensión del bien, asegurando las visuales” del Palacio de Chiloeches.

En la delimitación se incluye la Plaza de Abastos “para permitir una mejor y más completa percepción de la Casa-Palacio y una mejor conservación de la configuración histórica de la zona”

La decisión del Gobierno implica que “cualquier actuación urbanística que se va a desarrollar” en este entorno protegido deberá contar con “la aprobación de la Consejería de Cultura, incluidos cambios de uso”. Pero eso no significa, ni mucho menos, “que no se pueda hacer una actuación urbanística” o “que todo se tenga que conservar”. De hecho, la diferencia que marca el entorno de protección es que las obras dentro de ese espacio requieren de un informe favorable en base a una serie de parámetros, “incluso para el asfaltado”, mientras que el resto se pueden realizar de forma más inmediata.

Así lo ha explicado a este medio el alcalde de Santoña, Sergio Abascal, quien ha recordado además que desde hacía tiempo el Ayuntamiento requería el visto bueno de Cultura para cualquier actuación en la zona. “En este tiempo, aunque no existía la delimitación del entorno, se han remitido todas las actuaciones”, ha asegurado, poniendo el ejemplo de la Plaza de Abastos, cuyo expediente se mandó a Cultura, que “nos mandó recomendaciones”.

Abascal ha aclarado además que ha sido el propio Ayuntamiento el que ha pedido la delimitación del entorno de protección, y ha diferenciado entre la protección patrimonial y la delimitación que ahora se ha aprobado. A su juicio, es una “absoluta barbaridad que algunos digan que no se puede actuar”.

“Ahora con el Palacio de Chiloeches se ha intentado confundir a la sociedad, y algo que es técnico se ha convertido en político para conseguir votos”, ha opinado el alcalde, quien ha defendido que el Ayuntamiento siempre ha sido el más proteccionista.

Plano publicado en el BOC con la zona delimitada por el entorno de protección

El BOC recoge que “el entorno que se delimita comienza en el cruce de la calle General Salinas con la calle Abad. Discurre hasta la plaza de abastos, incluyendo la calzada completa de la vía. En este punto gira hacia el este hasta la confluencia de las calles Rentería y Marqués de Robrero. Incluyendo, nuevamente, la totalidad de la calzada, asciende por la calle Rentería hasta el cruce con la calle General Salinas, donde torna hacia el Oeste, hasta el punto de inicio, incluyendo también, por completo, la calzada de la calle General Salinas”.

Abascal ha asegurado que esta declaración “no para ni es incompatible” con los pasos dados hasta ahora en relación al Palacio de Chiloeches

Polémica

Asimismo, Abascal ha asegurado que esta declaración “no para ni es incompatible” con los pasos dados hasta ahora en relación al Palacio de Chiloeches. En este sentido, ha recordado que el ala oeste de la Casa-Palacio sigue sin estar incluida en la declaración de BIC que sí tiene el resto del edificio. “Nunca lo ha sido”, ha incidido Abascal, reconociendo además que ampliar dicha declaración al ala oeste o realizar una nueva para esta parte del edificio “supera mis competencias, y no soy quien para valorarlo”.

A este respecto, ha apuntado “presiones políticas para que el Gobierno plantee una nueva protección cultural del ala oeste” de Chiloeches, algo que de producirse finalmente obligará a “cada uno a asumir su responsabilidad” al declarar ahora algo “contrario a lo que se ha defendido”.

Para Abascal, se ha querido una “polémica diciendo que algo es BIC cuando no lo era, y luego reclamando que se declare como tal”, lo que a su juicio “sería una barbaridad”, pues existen informes técnicos que avalan que “el Palacio debe quedar al aire por sus cuatro costados”, y “ni uno aconseja avalar la conservación” del ala oeste.

En cualquier caso, “seguiremos los pasos”, y si finalmente se decide incluir el ala oeste dentro de un BIC “el Ayuntamiento no va a asumir la implicación” que esta decisión supone, y “mucho menos adquirir una hipoteca de siete millones de euros”

Comentarios