miércoles 23.10.2019
PREHISTORIA

Halladas en la Cueva del Pendo varias piezas de 60.000 años de antigüedad

Investigadores en la cueva del Pendo
Investigadores en la cueva del Pendo

El equipo del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) de la Universidad de Cantabria está llevando a cabo a lo largo de esta semana la cuarta campaña de sus investigaciones en la Cueva del Pendo, en Camargo, y ya han hallado varias pieza con 60.000 años de antigüedad. Se trata de puntas de flecha, además de otras herramientas como arpones para la pesca y huesos decorados con figuras de animales, junto a restos de huesos de diversas especies que dan idea de la dieta que siguieron, dientes de varias especies animales que habitaron la zona como colmillos de hienas, etc, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de Camargo. Las numerosas piezas que se están recogiendo en esta campaña científica, en la que colabora el Ayuntamiento de Camargo, se estudiarán a lo largo de los próximos meses en los laboratorios de la Universidad de Cantabria, de tal forma que se pueda seguir analizando las formas de vida del Homo sapiens durante el Paleolítico superior, y la del Homo neanderthalensis durante en el Paleolítico medio. Estas campañas de investigación en la cueva camarguesa, incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, tienen como objetivo seguir encontrando pistas que permitan analizar de manera cronológica la evolución de nuestra especie desde sus orígenes hasta alcanzar el pensamiento simbólico y abstracto.

Los trabajos están siendo dirigidos por los investigadores Edgard Camarós y Marián Cueto

El primer teniente de alcalde, Héctor Lavín, el concejal de Patrimonio Cultural, José Salmón, el concejal de Turismo, Eugenio Gómez, y la concejala de Juntas Vecinales, Marián Vía, han visitado el desarrollo de estos trabajos que están siendo dirigidos por los investigadores Edgard Camarós y Marián Cueto, y que este año están centrados tanto en la zona donde realizó sus excavaciones Julio Martínez Santaolalla como en el área que hace décadas investigó Jesús Carballo.

Lavín ha destacado el "excelente trabajo que se está llevando a cabo para potenciar el valor científico que tiene El Pendo a la hora de erigirse como lugar clave para comprender la evolución de nuestra especie" dado que en ella se contabilizan "cientos de miles de restos dejados por las cientos de miles de personas que pudieron pasar por allí a lo largo de tantos periodos gracias al uso que tuvo la cueva durante miles de años" como lugar de reunión en el que se compartió conocimiento, mientras que Salmón ha recordado que la cavidad "constituye nuestro principal activo a la hora de poner en valor el patrimonio cultural de Camargo".

Vía destaca el "orgullo" que supone para el municipio de Camargo el contar con esta cavidad

Por su parte, Gómez ha subrayado que desde el Ayuntamiento de Camargo se están llevando a cabo desde hace cinco años "importantes acciones encaminadas a promocionar la Cueva del Pendo y a potenciar su importancia arqueológica y turística tanto dentro como fuera del municipio" a través de iniciativas como talleres divulgativos para niños y adolescentes, cursos como los que se han llevado a cabo en verano a través de la UC, acciones de promoción en ferias turísticas y en citas culturales y deportivas, etc., mientras que Vía ha destacado el "orgullo" que supone para el municipio de Camargo el contar con esta cavidad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008 y Patrimonio Rupestre Europeo por el Consejo de Europa Caminos de Arte Rupestre Prehistórico en 2017. También en 2017 Camargo se sumó al convenio suscrito entre el Gobierno de Cantabria y el Consejo Departamental de La Dordoña (Francia) destinado a potenciar la colaboración en torno al patrimonio prehistórico de ambas zonas, para favorecer que la Cueva del Pendo sea conocida más allá de nuestras fronteras.

El Pendo es una cueva que cuenta con muchos yacimientos dentro de una misma cavidad, lo que supone una importante diferencia con respecto a otras cuevas, ya que fue un área ocupada intensamente desde hace 85.000 años hasta la Edad del Bronce. La Cueva cuenta además con el Friso de las Pinturas descubierto en 1997 cuyas imágenes destacan, entre otros aspectos, por ser más antiguas que las de Altamira y por el empleo en su confección de la perspectiva. Esta cavidad se encuentra a sólo unos minutos de una de las principales vías de llegada de turistas a la comunidad autónoma como es el Aeropuerto de Parayas, así como cerca de los principales nudos de comunicación por carretera, ferrocarril, y barco. Además, la zona en la que se ubica está declarada como Área Natural de Especial Interés, que permite también asegurar la conservación de este entorno por su interés botánico, faunístico, ecológico, paisajístico y geológico. Por ello, en las inmediaciones de la cavidad se cuenta con una senda turística pedestre habilitada por el Ayuntamiento de Camargo, que permite conocer en profundidad la riqueza arqueológica y paisajística del lugar. Esta ruta cuenta además con paneles informativos en los que se ofrece información sobre la forma de vida de quienes habitaron la zona en la prehistoria, y en la que se pueden contemplar los dibujos de tres ciervas descubiertas en la cueva mediante análisis multiespectrales de la luz que permiten detectar pigmentos que son invisibles al ojo humano.

Comentarios