Martes 14.08.2018
CANTABRIA

Héroe por un día

Uno de los surfistas que rescató este domingo a un hombre en el rompeolas del muelle de San Vicente relata cómo vivió esos momentos y los riesgos que podían correr durante el rescate.

Ignacio Pérez es uno de los surferos que rescató al hombre en San Vicente de la Barquera. Foto: cedida
Ignacio Pérez es uno de los surferos que rescató al hombre en San Vicente de la Barquera. Foto: cedida

El pasado domingo 21 de enero dos surfistas rescataban a un hombre que había caído al mar en el rompeolas de San Vicente de la Barquera, una zona de rocas en la que la víctima resultó herida y quedó desorientada. Los dos jóvenes, que estaban cogiendo olas en el Pico, no dudaron en lanzarse al mar para auxiliar a este hombre en una acción que les convirtió en héroes por un día.

“Empezaron a gritar y hacernos señas, y al principio pensé que era por una ola grande”, ha explicado a eldiariocantabria Ignacio Pérez, uno de los surfistas que protagonizaron el rescate. El otro deportista fue el que le explicó que había un hombre que había caído por el rompeolas desde una altura “de unos tres metros”, quedando herido en una roca. “Estaba sangrando y un poco desorientado”, ha detallado el hombre, cuya mayor preocupación era, precisamente, los nervios que pudiera tener la víctima.

Y es que el nerviosismo del hombre herido podría haber provocado “que se agarrara a mí y me hundiera con él”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, pues “estaba un poco desorientado pero tranquilo”, por lo que los dos surfistas lograron que “se agarrara a las tablas” para, posteriormente, sacarlo del agua.

Rescate del hombre en San Vicente de la Barquera. Foto: Dacian MunteanRescate del hombre en San Vicente de la Barquera. Foto: Dacian Muntean

Respecto al miedo que ellos mismos pudieron pasar al acercarse a este rompeolas, Ignacio reconoce que el rescate “fue tranquilo”. De hecho, “no vi mucho peligro, solo que otra ola grande llegara” y pudiera golpearles, pues en ese momento la marea estaba subiendo. “Estamos acostumbrados al agua, sabíamos lo que hacíamos”, ha explicado el surfista, asegurando que “yo soy el primero que no va a lo loco. Todos los surfistas tenemos mucho respecto al mar”.

Los dos deportistas se encontraban en la salida de la ría cuando, en la otra parte del espigón, una pareja paseaba por el muelle de San Vicente de la Barquera hasta el final del espigón a pesar de las advertencias y de la barrera que estaba cerrando este espacio marítimo. Fue entonces cuando una ola golpeó al hombre y le arrastró, tirándole y cayendo a una roca.

Comentarios