lunes 06.04.2020
SUCESOS

El hombre que robó las medallas olímpicas las tenía expuestas en su habitación sin intención de venderlas

Medallas olímpicas robadas del Museo del Deporte de Santander
Medallas olímpicas robadas del Museo del Deporte de Santander

El hombre de 45 años residente en Burgos que el pasado sábado robó dos medallas olímpicas del Museo del Palacio de los Deportes de Santander las tenía expuestas en su habitación y no tenía intención de venderlas.

Así lo han asegurado este jueves en rueda de prensa los agentes que participaron en su detención en Burgos este miércoles, quienes han explicado que el hombre, con antecedentes penales "muy antiguos" no relacionados con delitos contra la propiedad, no planeó sustraer las medallas sino que "vio la oportunidad de robarlas y lo hizo".

El sujeto, R.A.M., llegó el sábado a Santander acompañando a un familiar que tenía que realizar unas gestiones. Mientras tanto, él visitó el Palacio de Deportes, vio las medallas, le gustaron y las "coge sin más". "Las tenía colgando en su habitación, una de un reloj de pared y la otra de una balda", ha relatado el inspector jefe de Burgos, Alfredo Rodríguez. "Las tenía colgadas para disfrutarlas", ha asegurado, descartando que tuviera "ánimo de lucro".

También ha indicado que el hombre vive con su hermana en un piso en Burgos y fue localizado por la policía en su trabajo, en el polígono industrial de Villalonquéjar. Cuando los agentes le preguntaron por su viaje a Santander, reconoció los hechos, les acompañó a su casa y les entregó los trofeos que exhibía en su habitación.

Sin embargo, tanto la policía como el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, han insistido en la importancia de haber identificado y localizado al autor del robo con rapidez, para impedir que los objetos hubiera acabado en el mercado negro o en manos de algún comprador que desconocía su procedencia ilícita.

"Trabajaremos para que no vuelva a suceder algo así", ha asegurado la regidora

Ruiz ha destacado que la "colaboración" entre policías ha permitido el rápido esclarecimiento del robo de unos objetos de valor "sentimental" para la ciudad de Santander.

En el mismo sentido, el jefe superior de Policía Nacional en Cantabria, Héctor Moreno, ha resaltado la "reacción inmediata" de los agentes en un escenario "abierto al público y con vestigios del paso de muchas personas".

Sin embargo, la labor de investigación y de la policía científica permitió identificar rápidamente al autor de los hechos como una persona residente en Burgos, "sin ningún vínculo con Santander ni con el acto que se celebraba en el Palacio de los Deportes", ha enfatizado, en referencia al torneo de baloncesto de veteranos.

Un aspecto en el que ha insistido la alcaldesa, Gema Igual, quien ha agradecido la colaboración de los organizadores de un torneo "maravilloso" y quienes no han tenido "nada que ver" con el suceso.

También ha calificado de "maravillosa" la respuesta policial, "rápida y coordinada", que ha permitido recuperar las medallas. "Trabajaremos para que no vuelva a suceder algo así", ha asegurado la regidora, que ha reconocido que la seguridad en el Palacio de los Deportes es responsabilidad del Ayuntamiento, que deberá reforzar las vitrinas. "No es fácil abrirlas, pero lo hizo", ha sentenciado.

El hombre ha sido acusado de un presunto delito de robo con fuerza.

Por su parte, los policías han entregado a la alcaldesa las medallas que obtuvieron en los Juegos de Barcelona 92 Vicente Miera, entonces entrenador de la Selección Española de Fútbol, y Pablo Galán, que era jefe de equipo de la Selección Femenina de Hockey Hierba. Las distinciones volverán en breve a su lugar en el Museo del Palacio de Deportes.

ROBO

El 3 de junio, el director del Instituto Municipal de Deportes de Santander denunció a la Policía Nacional la sustracción. Tras la denuncia, la Policía activó el protocolo de actuación ante este tipo delictivo, personándose efectivos de la Policía Científica y Judicial, en el lugar del hecho para realizar la inspección ocular de la Policía Científica, en la que se consiguió la fijación de los vestigios y la identificación del presunto autor del hecho.

La investigación de la Policía Judicial de Santander llevó a su localización, concretamente en Burgos, donde la colaboración prestada por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de esa ciudad consiguió su pronta detención y la recuperación de las medallas.