domingo 26.01.2020
EMERGENCIAS

Se derrumba un parking subterráneo en Nueva Montaña sin causar víctimas pero sí cuantiosos daños materiales

Vista general de la zona afectada | edc
Vista general de la zona afectada | edc

Un parque infantil se ha hundido esta madrugada sobre el parking subterráneo de un conjunto residencial situado en la calle Tomás y Valiente del barrio santanderino de Nueva Montaña, sin que se hayan producido daños personales aunque sí cuantiosos daños materiales, como se aprecia en este vídeo de la zona afectada. Se trata de un garaje comunitario de unas 500 plazas –de las que un centenar se habrían visto afectadas–, promovido por la empresa pública del Gobierno de Cantabria Gesvican entre 2004 y 2006. El derrumbe se ha producido sobre las 06:20 horas. “Gracias a Dios ha sido a esa hora, si no, habría sido una catástrofe tremenda”, han destacado los vecinos.

El peso de la tierra del parque infantil podría ser la causa del hundimiento, aunque deberán ser técnicos del Ayuntamiento y del Gobierno los que determinen las causas del derrumbe

El peso de la tierra del parque infantil podría ser la causa del hundimiento, aunque deberán ser técnicos del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno autonómico los que determinen las causas del derrumbe. Así lo han explicado el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que ha señalado que las viviendas de la zona no correrían peligro aunque también es algo que deben determinar los informes técnicos. Ambos han asegurado que su prioridad es "dar una solución al problema" y que los vecinos recuperen su entorno "lo más pronto posible". Los Bomberos de Santander están apuntalando la zona afectada.

El presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla; el vicepresidente, Pablo Zuloaga, y la consejera de Presidencia e Interior, Paula Fernández, responsable del área de Protección Civil, también se han acercado hasta el lugar de los hechos para comprobar el alcance del suceso. Los responsables del Gobierno autonómico también han tranquilizado a los vecinos, que no tendrán que abandonar sus viviendas porque, según los técnicos, y a falta de confirmación oficial, la cimentación no presenta alteraciones y no hay riesgo de derrumbe. "Nos ponemos manos a la obra para atender a todo el mundo, no nos vamos a esconder y lo primero va a ser dar una solución a este problema desde el Gobierno", ha señalado Gochicoa. A falta de la confirmación técnica, el consejero ha apuntado como posible causa del hundimiento a una "sobrecarga" en la placa del forjado debido al peso de la tierra humedecida. "En teoría eso tendría que estar calculado para estos menesteres y es lo que vamos a comprobar", ha añadido.

Gochicoa asegura que ninguno de los diferentes peritajes realizados para solucionar el problema de filtraciones existente en los garajes alertaba de la existencia de un "riesgo estructural"

El Gobierno autonómico, que trabaja en coordinación con el Ayuntamiento de Santander, ya se ha puesto en contacto con una empresa para proceder a la extracción de los materiales y también con los adjudicatarios del proyecto, la UTE Dragados-Ascan. Asimismo, y sin perjuicio de los informes que realicen los técnicos, el Ejecutivo ha encargado una valoración independiente que ayude a esclarecer lo ocurrido. Gochicoa ha incidido en que, antes de iniciar la investigación, la prioridad en estos momentos es asegurar la zona y confirmar que no se han producido daños personales. Sobre la reparación de daños, ha explicado que ésta corresponde al promotor, en este caso la empresa Gesvican, pero, si se demuestra que el colapso se ha producido como consecuencia de un fallo en el proyecto inicial o en la ejecución del mismo, la Administración puede exigir las responsabilidades oportunas. Finalmente, el titular de Obras Públicas ha asegurado que ninguno de los diferentes peritajes realizados para solucionar el problema de filtraciones existente en los garajes, que motivó una reclamación judicial de los vecinos y cuyas obras estaban a punto de adjudicarse, alertaba de la existencia de un "riesgo estructural".

Según los primeros cálculos, la zona afectada por el hundimiento tiene una extensión cercana a los 1.800 metros cuadrados y el número de plazas de aparcamiento que han resultado damnificadas, a falta de concretar el número de vehículos que se encontraban estacionados en el momento del derrumbe, ronda el centenar.

La alcaldesa acudió al lugar sobre las 06:45 horas, tras ser avisada del siniestro por la presidenta de la asociación de vecinos y por la Policía Local. Para comprobar si había víctimas, se pidió a los residentes que hicieran una "criba" por todos los portales "y que nos dijeran si echaban de menos a alguien". El resultado ha sido negativo, aunque Igual ha apelado a la "prudencia" en espera de un método más riguroso para comprobarlo.

parkingnm

parkingob1

parkingob2

bomberos

plano

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad