lunes 28/9/20
8M

La Intersindical Cántabra convoca una concentración para este domingo en Torrelavega: “La alianza patriarcado-capital se ve de manera clara en el mundo del trabajo”

Representantes de la Intersindical Cántabra, este martes en Torrelavega
Representantes de la Intersindical Cántabra, este martes en Torrelavega

La Intersindical Cántabra –integrada por SUC (Sindicato Unitario de Cantabria), SF (Sindicato Ferroviario), SCAT (Sindicato Cántabro de Asalariados del Trasporte) y STEC (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria)– celebrará el 8 de Marzo reivindicando el Día Internacional de la Mujer Trabajadora con una concentración y lectura de manifiesto convocada para las 12:00 horas de este domingo en la Plaza Mayor de Torrelavega.

“No hay fin del patriarcado y de las violencias contra las mujeres sin acabar con el capitalismo que nos explota como clase en general y a nosotras las mujeres en particular”

“La celebración del 8 de Marzo existe porque en 1910 lo propuso Clara Zekin en la II Conferencia de Mujeres Socialistas, para conmemorar la lucha de las obreras de la Cottom en Nueva York, asesinadas por sus patrones”, pues “fueron quemadas vivas dentro de la fábrica en la que trabajaban, por atreverse a reclamar jornadas laborales de diez horas y el derecho a descansar los domingos”, ha explicado hoy en un comunicado la Intersindical, que asegura que “la lucha feminista no puede ir separada de la lucha de clases, y por tanto está ligada a la destrucción de este sistema”. “No hay fin del patriarcado y de las violencias contra las mujeres –de los que los asesinatos y las violaciones son sólo la cúspide, pero que se materializa en múltiples caras– sin acabar con el capitalismo que nos explota como clase en general y a nosotras las mujeres en particular”, ha añadido.

La Intersindical ha destacado que la “alianza patriarcado-capital” se ve “de manera clara en el mundo del trabajo”, en cuestiones como la temporalidad, la destrucción de empleo, el trabajo a tiempo parcial o la brecha salarial.

“La temporalidad es una característica del trabajo feminizado”, pues “el 72% de los trabajos temporales son ocupados por mujeres”, y “el patriarcado juega aquí un papel fundamental, porque una gran culpa de esta desproporcionada temporalidad se debe a que seguimos siendo nosotras, las mujeres, quienes realizamos los trabajos de cuidados, un trabajo invisibilizado pero elemental para perpetuar este sistema de explotación”. “Esta tasa de temporalidad provoca además que en el futuro, y como pasa hoy en día, seamos también las mujeres las que cobraremos las pensiones más bajas, siendo la diferencia mucho mayor en el caso de las pensiones no contributivas”. “La destrucción de empleo, ligada también a esta temporalidad, es superior en el caso de las mujeres y además sube en mayor proporción cuando mayor es la tasa de paro”. “La pobreza tiene, pues, rostro de mujer”, ha denunciado la Intersindical.

“Encuestas realizadas a trabajadoras a tiempo parcial arrojan datos estremecedores sobre la vigencia del patriarcado en pleno siglo XXI”

“El 74% de los trabajos a tiempo parcial son a menudo ocupados también por mujeres, acompañados además en la mayoría de los casos por precariedad y temporalidad”. Se trata de “trabajos de pocas horas, con sueldos de miseria, en muchos casos no elegidos por las trabajadoras”, como es el caso del “sector del telemarketing, donde los datos estadísticos aseguran que un trabajador da su máxima productividad en jornadas no superiores a seis horas diarias”. En los casos en que está jornada sí es elegida por la trabajadora, “sigue siendo porque somos nosotras las que además cuidamos a nuestras hijas e hijos y a nuestros mayores dependientes”, ha denunciado la Intersindical. “Encuestas realizadas a trabajadoras a tiempo parcial arrojan datos estremecedores sobre la vigencia del patriarcado en pleno siglo XXI”, y “aunque formaciones de derecha y ultraderecha nieguen esta realidad, la mayoría de los hombres que trabajan a tiempo parcial utilizan el tiempo fuera del trabajo para mejorar su currículum y poder optar así a un puesto mejor, mientras que la mayoría de las mujeres con trabajos a tiempo parcial utilizan el tiempo libre para los cuidados”, una situación que “coloca a la mujer trabajadora en una tela de araña de la que es muy difícil salir y coloca la brecha salarial entre hombres y mujeres en niveles de vergüenza”. “Estas diferencias salariales entre hombres y mujeres” en el Estado español “se sitúan entre el 20% y el 25%”, una brecha salarial que “equivaldría a decir que las mujeres españolas trabajamos gratis desde el 8 de noviembre hasta fin de año”.

Por todo ello, “las mujeres trabajadoras no podemos permitirnos desvestir al feminismo de su carácter de clase de cara al 8 de Marzo”, pues “nuestra lucha es contra el paro, la precariedad y la sobreexplotación”. En este sentido, este 8 de Marzo la Intersindical llama a “la organización” en “cada barrio”, en “cada centro de trabajo” y en “las distintas organizaciones de clase”, porque “para dar la batalla al capitalismo y al patriarcado nosotras las mujeres somos una parte fundamental”. “El trabajo feminizado, con la sobreexplotación y la discriminación que nos conlleva, les produce unas ganancias a las grandes empresas que superan los 42.000 millones de euros sólo en lo referido a la brecha salarial”, ha manifestado la Intersindical. “Las mujeres trabajadoras tenemos que ser la vanguardia en esta lucha, exigiendo empleos dignos e iguales a los de los hombres, y educación, sanidad y servicios públicos y gratuitos”, ha finalizado.

Comentarios